Los centros de salud de Madrid vuelven a alzar la voz por la falta de médicos: «No aguantamos más»

El sindicato Amyts ha convocado una huelga indefinida entre los facultativos de Atención Primaria desde el 10 de marzo.

“Abandono”, “desgaste”, “fatiga”. Las mismas palabras se repiten entre médicos y médicas de atención primaria en la Comunidad de Madrid. Y es que la mayoría de los casos de coronavirus son leves y se atienden desde los centros de salud. Esas mismas consultas a pie de calle se ocupan de la medicación de los mayores y enfermos crónicos, de las dolencias de los niños y, en definitiva, de la salud de los vecinos. Ante el aumento del trabajo y la falta de personal, los profesionales aseguran: “Así no podemos seguir, no aguantamos más”.

“Me considero un médico curtido, he vivido mucho y he trabajado en países del tercer mundo, pero una presión como esta reconozco que no la he vivido nunca”, cuenta a RTVE.es Salvador Casado, médico de familia en Collado Villalba. “Nos sentimos abandonados. La respuesta es siempre la misma, nos dicen que están haciendo lo que pueden, pero no dan soluciones”, lamenta Sara García de Francisco, también especialista de Medicina Familiar en un barrio del sur de la capital.

Amyts llama a la huelga indefinida

“Los ciudadanos de Madrid se merecen otra cosa. La atención primaria está absolutamente abandonada”. Alicia Martín, presidenta de atención primaria de Amyts desgrana a RTVE.es los motivos que han llevado al sindicato a volver a poner una huelga indefinida encima de la mesa de la Consejería de Sanidad. 

«Hemos decidido la fecha del 10 de marzo, independientemente de como sigan las cifras del coronavirus. Se garantizarán las vacunaciones y la atención de la mejor manera posible, pero esto no tiene demora. La situación es tan insostenible, que los primeros que pierden si no se garantiza la calidad asistencial son los pacientes», alega Martín, después de que el sindicato haya esperado algunas semanas para que la epidemia mejorara en la región. 

En septiembre de 2020, desconvocaron el paro tras llegar a un acuerdo con el Gobierno madrileño, con mejoras retributivas, organizativas y de refuerzo del personal. El sindicato pide que, al menos, se cubran sin demora las plazas vacantes: médicos de baja, jubilados y otras situaciones que dejan sin ocupar puestos de la plantilla estructural, explica Martín. «El resultado de las vacantes son 600 médicos de familia y casi 200 de pediatría. Si le sumamos el déficit de 600 profesionales que teníamos de antes, nos faltan unos 1.500 médicos», enumera, y lamenta que el presupuesto se canalice en otras inversiones, como en el hospital de pandemias Enfermera Isabel Zendal.

Los motivos para la huelga vuelven a ser los mismos que hace unos meses. “No se puede atender a una persona en tres minutos. No se puede tener a profesionales en unas condiciones laborales demenciales”, resume la portavoz de Amyts, al pedir al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso que se siente a hablar y cumpla con las mejoras a las que se comprometieron.

Según los datos publicados en el portal de la Comunidad de Madrid, antes de la pandemia, en febrero de 2020, la autonomía contaba con 4.990 puestos entre médicos de familia y pediatras de atención primaria. La mayoría de ellos eran fijos (3.786 profesionales), el resto, interinos y eventuales. Tras la emergencia sanitaria y según la misma fuente, hasta diciembre de 2020, se han creado 286 plazas de facultativos en atención primaria, esto es, un 5% de incremento. En este caso, más de la mitad de los nuevos puestos son interinos y eventuales.

Precisamente, entre el total de más de 5.200 plazas de médicos en los centros de salud de la Comunidad de Madrid se encuentran las 800 vacantes que, según denuncia Amytis, permanecen desiertas. Para el sindicato, además de estas, faltan estructuralmente otras tantas para poder dar un buen servicio a la ciudadanía. Por eso hablan de una carencia de 1.500 facultativos.

¿Un problema presupuestario?

Si bien el sindicato reconoce que la Gerencia de Atención Primaria “está intentando hacer todo lo que puede” para mejorar la situación, considera que los obstáculos vienen de más arriba, de las Consejerías de Hacienda y Sanidad: “La atención primaria en toda España es un desastre porque necesita más presupuesto”, reconoce la portavoz de Amyts, Alicia Martín. “Pero si nos ceñimos a Madrid, tenemos una de las peores situaciones de todo el país”.

Acudimos al portal del Ministerio de Sanidad para cotejar esa información con los datos disponibles más recientes, del año 2018. Las comunidades conmayor gasto sanitario público por habitante protegidoson el País Vasco (1.734 euros) Navarra (1.688 euros), el Principado de Asturias (1.683) y Extremadura (1.663). Las comunidades con menor gasto sanitario público son Andalucía (1.264 euros), la Comunidad de Madrid (1.289 euros), Cataluña (1.492 euros) y Comunidad Valenciana (1.493 euros).

Con ese presupuesto, el porcentaje del gasto sanitario que se destina concretamente a la atención primaria en Madrid es también el más bajo entre las autonomías, un 11,48 % del total, frente a otras como Andalucía y Castilla-La Mancha, arriba de la tabla, con un porcentaje en torno al 17%.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (79193 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: