Un iceberg del doble del tamaño de Madrid se desprende de la Antártida

Un enorme témpano de hielo de 1.270 kilómetros cuadrados de superficie se ha desprendido de una plataforma de hielo flotante en la Antártida.

El iceberg, cuyo tamaño es más de dos veces el de la capital española, se rompió de la plataforma de hielo Brunt, según han informado los expertos del Relevamiento Antártico Británico (BAS, por sus siglas en inglés).

Esta plataforma es el hogar antártico de la estación de investigación Halley del Reino Unido, pero debido a que los científicos de BAS esperaban esta gran rotura desde hace al menos una década, es poco probable que la base británica se vea afectada por el suceso.

«Hace cuatro años trasladamos la Estación de Investigación Halley hacia el interior de la plataforma para asegurarnos de que no se la llevara cuando finalmente se formara un iceberg. Esa fue una sabia decisión», comentó Simon Garrod, director de operaciones de BAS.

El témpano de hielo se formó cuando una grieta, registrada en vídeo por los científicos 10 días antes, se ensanchó varios cientos de metros en unas pocas horas en la mañana del 26 de febrero, haciendo que se desprendiera un pedazo de la plataforma de hielo flotante de 150 metros de espesor.

«Nuestro trabajo ahora es vigilar de cerca la situación y evaluar cualquier impacto potencial de la rotura actual en la plataforma de hielo restante. Revisamos continuamente nuestros planes de contingencia para garantizar la seguridad de nuestro personal, proteger nuestra estación de investigación y mantener el suministro de la ciencia que llevamos a cabo en Halley», subrayó Garrod.

De acuerdo con la profesora Dame Jane Francis, directora de BAS, en las próximas semanas o meses, el témpano de hielo puede alejarse o encallar y permanecer cerca de la plataforma de Brunt. Sea como sea, una red de dispositivos hará sonar una alerta temprana en el caso de que el iceberg provoque cambios en el hielo alrededor de la estación británica.

El equipo de 12 personas que trabajaba en la base Halley abandonó el lugar a mediados de febrero en un avión de BAS. La estación ahora está cerrada por el invierno antártico, cuando la temperatura cae por debajo de 50 grados Celsius bajo cero. Desde 2017, la estación es habitada solamente durante el verano antártico, ya que durante los oscuros meses de invierno sería difícil realizar una evacuación, de ser necesario.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79193 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: