El desempleo tiene rostro femenino en España: El 70% de las personas que han ido al paro en febrero son mujeres

«Malos datos los que se han conocido hoy del mercado de trabajo», ha manifestdo Lola santillana, secretaria de Empleo de CCOO. En febrero el paro aumentó, nuevamente con un fuerte componente femenino: aumentó más entre las mujeres (+1,4%) que entre los hombres (+0,77%), de manera que el 70% de las personas que han ido al paro en este mes son mujeres, que representan el 58% de las más de 4 millones personas desempleadas.

Para Santillana, estos datos podrían haber sido peores de no haberse adoptado las medidas pactadas con los agentes sociales, por lo que considera necesario seguir en esa línea y, en el caso del Ingreso Mínimo Vital, modificar las condiciones para posibilitar el acceso a este subsidio a las personas para las que se diseñó.

El impacto de la segunda y tercera ola de la pandemia están elevando progresivamente la cifra de personas en paro. Si bien, en este contexto de pandemia, gracias a las medidas adoptadas (ERTE, avales,…), los datos no son tan malos, o son mucho menos malos de los que se producían durante la anterior recesión, cuando cada mes de febrero se destruían decenas de miles de empleos y aumentos muy superiores del paro de los que se han registrado este mes.

La afiliación a la Seguridad Social repunta en enero en casi 21 mil personas (+0,1% mensual) mucho menos que en febrero de hace un año, justo antes de que estallara la pandemia. El paro sube en 44 mil personas (+1,1% mensual) frente al descenso del año pasado. En términos desestacionalizados y corregido del efecto calendario, la afiliación media cae en 30.211 personas, lo que es un mal indicador. En términos interanuales, la pandemia ha tenido un impacto contundente en nuestro mercado laboral: hay 400 mil personas menos afiliadas a la Seguridad Social que hace un año (-2,1%) y hay 763 mil personas más en paro. 

El empleo (la afiliación a la Seguridad Social) ha resistido durante 2020 el impacto de la pandemia y la crisis, en gran medida gracias al mecanismo de los ERTE junto al resto de medidas adoptadas. Tras el brusco impacto inicial de la crisis, en los meses siguientes se logró recuperar 2 de cada 3 empleos perdidos. No obstante, la recuperación del empleo se ha frenado ante la larga duración de la tercera ola de la pandemia.

Los ERTE y la prohibición de despidos por causa del COVID-19 puestos en marcha a finales de marzo de 2020 lograron frenar desde abril la sangría de destrucción de empleo. La cifra de trabajadores en ERTE cierra febrero en el entorno de las 900 mil personas, cuando en abril era de 3,6 millones. Desde el fin del verano de 2020 la cifra de trabajadores en ERTE ha repuntado en unas 200 mil personas, reflejo del impacto persistente de la crisis sobre algunos sectores. En términos netos, 3 de cada 4 personas afectadas por un ERTE durante la primera ola ya se han reincorporado a la actividad laboral y se han salvado de momento 2,7 millones de empleos asalariados y miles de empresas. 

Hostelería (servicios de alojamiento y de comidas y bebidas) y en menor medida comercio (al por menor y al por mayor) son los sectores que mantienen un mayor número de población asalariada en regulación temporal de empleo: concentran 2 de cada 3 personas en ERTE al final de febrero. Desde el verano, y coincidiendo con la segunda ola de la pandemia, se frenó la salida de los trabajadores de los ERTE y su reincorporación a la actividad laboral. En enero de 2021 se produjo de nuevo un aumento de los trabajadores en ERTE, aunque de mucha menor cuantía que en la primavera de 2020. 

El paro aumenta en el mes de febrero

El número de parados registrados subió en 44.436 desempleados en febrero, un 1,1%, (+1,1%). Este aumento sitúa el número total de desempleados en 4.008.789. El dato desestacionalizado también es negativo y el paro registrado sube en 20.222 personas. Los efectos prolongados de la pandemia han disparado unas cifras de desempleo ya elevadas, que todavía no se habían recuperado de la anterior recesión tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008.

El paro aumentó en febrero en todos los sectores económicos excepto en la construcción, donde bajó en 5.116 personas (-1,6%). El mayor aumento se registró en servicios, con 36.877 desempleados más (+1,3%), seguido de la agricultura, con 6.174 parados (+3,3%), el colectivo sin empleo anterior (+5.872, +1,7%) y de la industria, con 629 personas paradas más (+0,2%).

El paro se incrementó en febrero en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, 31.404 (+1,4%), mientras que entre los hombres creció en 13.032 (+0,77%). El número total de mujeres en paro se situó en 2.304.779 y el de hombres, en 1.704.010.

Por edades, el desempleo aumentó un 2,6% en febrero, 9.280 parados más, entre los jóvenes menores de 25 años, mientras que en el caso de las personas con 25 años y más subió en 35.156 desempleados (+1%).

La precariedad sigue siendo la norma en la contratación también durante la pandemia, dominada por las modalidades temporales. El número de contratos registrados en febrero ha sido de 1.212.284, lo que supone una bajada del 24% respecto a febrero de 2020. En febrero 11 de cada 100 contratos firmados han sido indefinidos y un tercio de los mismos ha sido a jornada parcial. 

El grueso del aumento del paro se produjo al inicio de la pandemia, entre marzo y abril de 2020, momento a partir del cual se estabilizó la cifra de desempleados. La insuficiente recuperación del empleo tras el verano y el impacto de la segunda y tercera ola de la pandemia están elevando progresivamente la cifra de población en paro.

CCOO

About ELCOMUNISTA.NET (79193 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: