La nostalgia puede con los españoles: todavía quedan 1.589 millones de pesetas por canjear

Los españoles se resisten a dejar las pesetas. El Banco de España calcula que quedan 1.589 millones por cambiar. Es más, en enero, tan solo se canjeó la cantidad equivalente a un millón de euros. El último día es el 30 de junio de 2021.

El día se acerca. En cuatro meses, las pesetas que no hayan sido canjeadas se quedarán para siempre en el cajón. El 30 de junio es la fecha límite para cambiar la antigua divisa española por euros. Un plazo que el Gobierno amplió en el mes de noviembre, ya que en un principio el 31 de diciembre de 2020 era el último día para deshacerse de manera oficial de las pesetas.

Sin embargo, parece que la nostalgia pesa. En el mes de enero, los españoles cambiaron billetes y monedas de peseta por un importe de un millón de euros, según los datos provisionales ofrecidos por el Banco de España. Esto significa que todavía quedan 1.589 millones de pesetas sin cambiar. En concreto, cifran en 803 millones la cantidad que corresponde a billetes y en 786 millones la de monedas.

La peseta comenzó su andanza en 1868 y fue oficial en España durante casi todo el siglo XX hasta la llegada de la divisa común europea. El 31 de diciembre de 1998 fue su último día como pecunia oficial, aunque se siguió aceptando hasta el 28 de febrero de 2002. El 1 de enero de 2002 entraron en circulación las monedas y billetes de euro, con los que conviviría durante dos meses. Ya han pasado 19 años desde que la peseta dejó de ser moneda de curso legal en el país.

Recuerdo de tiempos pasados hace que muchos ciudadanos opten por guardar en sus domicilios. A los que prefieren el canje, todavía tienen una oportunidad. Para ello, tienen que acudir a la sede del Banco de España en Madrid o cualquiera de sus sucursales. Eso sí, tras concertar una cita previa en el teléfono 913385000 o de la página web de la entidad. El tipo de cambio es de un euro por cada 166,386 pesetas. A la cita, se ha de llevar un documento de identidad, como DNI, pasaporte o documento de residencia.

Hay que tener en cuenta que no todas son admitidas. Para los billetes emitidos tras 1939 no hay problema. Sin embargo, aquellos puestos en circulación entre 1936 y 1939 pasarán por el análisis previo de un comité de expertos. No hay ningún inconveniente con las monedas, ya que se pueden cambiar todas aquellas en circulación a fecha de 1 de enero de 2002, incluidas las de 2.000 pesetas, de colección o conmemorativas.

En cuanto al deterioro, también se aceptarán billetes y monedas en mal estado, pero con una serie de condiciones. Los billetes deben tener una superficie mayor del 50%. Las monedas dañadas, siempre que sean aceptadas por las máquinas utilizadas para estos casos, serán canjeadas.

Pero, observando el ritmo de cambio, lo más probable es que muchas descansen en los cajones. Desde septiembre se han canjeado poco más de 10 millones de pesetas por euros. Al final, son parte de las vivencias de millones de personas y eso no tiene valor.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79236 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: