Reporteros Sin Fronteras denuncia al príncipe heredero saudí por el asesinato de Jamal Khashoggi

La demanda está dirigida contra Bin Salman y otros cuatro altos cargos acusados de crímenes contra la humanidad.

El escrito, presentado en Alemania, también se refiere a la «detención arbitraria» de 34 periodistas en Arabia Saudí.

La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha presentado una denuncia ante la Justicia alemana contra el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, y otros cuatro altos cargos del país por crímenes contra la humanidad en relación con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi dentro del consulado saudí en Estambul en 2018.

La demanda, presentada este lunes ante la Fiscalía General del Tribunal Federal de Justicia de Alemania, también se refiere a la «detención arbitraria» de 34 periodistas en el país entre 2012 y 2019, entre ellos Khashoggi y de los cuales 33 continúan arrestados.

La denuncia se presenta después de que Estados Unidos publicara este viernes un informe redactado por los servicios de Inteligencia del país que confirma que el príncipe saudí autorizó la operación para asesinar a Khashoggi.

Los responsables «deben rendir cuentas»

Se trata de la primera vez que se presenta una denuncia global por crímenes contra la humanidad cometidos contra los periodistas por Arabia Saudí, en lugar de hacerlo caso por caso, según ha señalado el secretario general de RSF, Christophe Deloire. El concepto de crímenes de lesa humanidad contra periodistas incluye su homicidio voluntario, tortura, violencia sexual, desaparición forzada, persecución o coerción.

La ONG ha subrayado que la demanda, un documento de más de 500 páginas, revela la «naturaleza generalizada y sistemática» de la persecución contra los periodistas en Arabia Saudí, en el marco de una «política de Estado destinada a castigarles y silenciarles».

«Los responsables de la persecución de periodistas en Arabia Saudí, incluido el asesinato de Khashoggi, deben rendir cuentas por sus crímenes», ha aseverado Deloire, quien ha pedido a la Fiscalía alemana que «adopte una posición y abra una investigación en torno a los crímenes revelados».

Entre los cinco demandados se encuentran el príncipe heredero saudí; su asesor Saud al Qahtani, el antiguo ‘número dos’ de los servicios de Inteligencia saudíes y sospechoso de supervisar el asesinato de Khashoggi, Ahmad Mohamed Asiri; el cónsul en Estambul en el momento del suceso, Mohamed al Otaibi; y el oficial de Inteligencia que encabezó el escuadrón responsable del asesinato, Maher Abdulaziz Mutreb.

«Nadie debe estar por encima del derecho internacional, especialmente cuando hay en juego crímenes contra la humanidad», ha asegurado el secretario general de RSF.

La Justicia alemana, la más competente

La ONG ha considerado que la Justicia alemana es la más competente por tener jurisdicción sobre crímenes internacionales perpetrados en el extranjero, aunque no tenga ninguna vinculación con Alemania.

«Creemos que los tribunales alemanes son los más adecuados para recibir esta demanda», ha indicado el director de RSF en Alemania, Christian Mihr, quien ha recordado que la semana pasada un tribunal de Coblenza condenó a cuatro años y medio de prisión a un exagente de los servicios secretos de Siria por cargos contra crímenes contra la humanidad, el primer caso de este tipo desde el inicio de la guerra.

Asimismo, Mihr ha manifestado que «el asesinato de Khashoggi es la demostración de lo lejos que pueden llegar para aplicar» una «estrategia política para silenciar a los periodistas».

«La verdad se ha revelado, pero no es suficiente»

En la videoconferencia organizada por RSF para presentar la denuncia ha participado la prometida de Jamal Khashoggi, Hatice Cengiz, quien ha manifestado que «la verdad se ha revelado, pero no es suficiente», refiriéndose al informe de Estados Unidos, y que «son necesarias acciones para castigar este crimen inenarrable».

«Bin Salmán y los responsables deben saber que no pueden esconder sus crímenes para siempre», ha recalcado. «Los líderes mundiales deben asegurarse de que el príncipe heredero no es aceptado y sea castigado», ha añadido.

Estados Unidos hizo público el pasado viernes el informe de los servicios de Inteligencia que señala que el príncipe heredero saudí autorizó el asesinato de Khashoggi en 2018, unas acusaciones que el Gobierno de Arabia Saudí ha rechazado «categóricamente».

«Un paso importante»

Por su parte, la relatora sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias y arbitrarias de Naciones Unidas, Agnes Callamard, ha aplaudido durante la videoconferencia la decisión de acudir a los tribunales alemanes y ha afirmado que para ella «estuvo claro desde el principio» que el sistema judicial saudí no haría justicia debido a «presiones políticas».

La Justicia saudí condenó a cinco personas a pena de muerte por el asesinato de Khashoggi y liberó a uno de los principales sospechosos, el exasesor del príncipe heredero Saud al Qahtani. La Fiscalía General del país redujo más tarde la condena a penas de 20 años de prisión.

«La denuncia de RSF es un hito y un paso importante», ha asegurado Callamard. «No hay motivos para no considerar el crimen contra Khashoggi y contra los otros periodistas en Arabia Saudí como parte del principio de jurisdicción universal», ha aseverado.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74598 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: