Obra teatral mexicana «Otra Elektra» aborda el dolor callado de madres e hijas

La obra teatral «Otra Elektra», sobre las mujeres que asumen roles de madres y padres, muestra el dolor callado en las relaciones de estas con sus hijas, que emerge en el encierro por el covid-19, explica la dramaturga mexicana Edith Ibarra.

La obra muestra los sentimientos que surgen cuando los viejos hábitos hacen estallar la convivencia; sin embargo, «cuando uno escribe, no puede saber cómo va a reaccionar la gente», dijo a esta agencia la autora de la celebrada obra, que va por su segunda temporada virtual, presentada a través de la plataforma Zoom en las últimas tres semanas.

Ante la historia de una hija que debe cuidar a su madre tras una operación, las reacciones más notables en los conversatorios con la audiencia, que ahora se estilan en las presentaciones en directo vía internet, son del público femenino.

Las relaciones de hijas y madres son generalmente muy conflictivas, y «hay mucho asombro de que los temas que han estado callados durante todas sus vidas sean representados en el teatro», dice la autora, egresada en dramaturgia por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ibarra explica que la sorpresa de la audiencia se debe a que las industrias culturales tradicionales han sido diseñadas para la experiencia de divertir o entretener.

«Hay asombro en los conversatorios posteriores a las presentaciones, observamos que la obra la han recibido a partir de sus propias vivencias», prosigue Ibarra.

A diferencia de las puestas en escena tradicionales, en vivo, autoras y actrices pueden recibir una retroalimentación que es muy conmovedora.

«Hemos tenido expresiones de llanto de algunas mujeres, que se atreven a decir algo de lo que nunca habían querido hablar y lo hacen por primera vez», refiere la autora.

En la trama, las viejas costumbres tensan la relación entre las cuatro mujeres hasta hacerlas expresar lo nunca dicho.

La puesta escénica ocurre todas las noches de domingo en tiempo real, y el público espectador elije el dispositivo para ver a las cuatro actrices del elenco actuando desde sus casas.

LA MIRADA DE LAS MUJERES

Las asistentes agradecen que se lleve al escenario temas de mujeres, relata la coordinadora de un proyecto de investigación sobre la representación de lo femenino en el teatro en la Facultad de Filosofía y Letras de UNAM.

«En nuestra cultura, las madres están sobredemandadas, les imponen que deben ser pacientes, amorosas y trabajadoras, pero ese perfil exigido es una fantasía», explica la autora sobre las bases de su reflexión feminista.

La experiencia de la obra, transmitida en vivo desde el teatro La Capilla, permite observar a otras mujeres fuera de los roles imaginarios de fantasía.

«Es sobrecogedor, es una oportunidad para no sentirse solas y consolarse, porque las madres entienden que alguien más no cumple con ese mandato social» de ser progenitoras perfectas, dice Ibarra.

Presentar esa obra en el marco de una nueva insurgencia del movimiento feminista, también explica la buena recepción que ha tenido.

«Lo que está ocurriendo en la sociedad mexicana es que estamos entendiendo que las mujeres necesitamos presentar nuestras propias demandas, que necesitamos ser otras fuera de los mandatos sociales», reflexiona Ibarra.

PAÍS MACHISTA

En México, conocido por ser uno de los países que más preservan y reproducen más las costumbres machistas y patriarcales, las mujeres han comenzado a construir sus propias identidades.

«Queremos ser vistas como las personas que somos, no como objetos, porque en este país hemos sido cosas o pertenencias de los hombres, y ante esa objetualización (sic) ahora se privilegia nuestro trabajo, nuestro cuerpo, nuestros afectos», plantea la dramaturga.

Ibarra dice que las manifestaciones en muchas plazas y calles de mujeres indignadas es resultado de un prologado hartazgo.

«Estamos diciendo basta, no somos objetos y tenemos nuestros propios intereses y demandas, que no los habíamos presentado antes y ahora es una constante, que los hombres no lo entienden, no lo soportan y están incrédulos», enfatiza.

La autora señala que las reivindicaciones no pueden ser politizadas, como piensan muchos gobernantes.

El nuevo movimiento feminista mexicano se moviliza «alrededor de lo que necesitamos nosotras, no los políticos», subraya.

El espíritu que unifica a las mujeres se resume en una idea: «un renacer y un hacer que nos reúne, una disputa por tomar las calles y los espacios que nos han arrebatado durante siglos», puntualiza.

Muchas instituciones harán festejos este lunes por el Día Internacional de la Mujer «y el problema allí es que se oficialice y diluya la demanda, que pretenden traducir las exigencias y descartar la diputa que se nos está queriendo arrebatar», advierte.

La autora piensa que, para muchas mujeres, será una jornada en la que cada una intentará incidir desde sus ámbitos.

La profesora de teatro lo hará en una clase singular con sus alumnas, «para reflexionar sobre el significado del 8M (8 de marzo)».

Ibarra anticipa que este lunes algunas manifestantes saldrán a expresarse a pesar de la pandemia, y el común denominador de las manifestaciones en calles o en línea será alejarse de los festejos institucionales que desnaturalizan la fecha.

El 8 de marzo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer, conocido originalmente como Día Internacional de la Mujer Trabajadora, con el que las mujeres buscan denunciar las inequidades que sufren respecto a los hombres en todo el mundo y en todos los ámbitos.

Se adjudica su origen a la militante Clara Zetkin, quien lideraba la Oficina de la Mujer del Partido Socialdemócrata de Alemania y propuso que a partir del 8 de marzo de 1911 se conmemorara todos los años en esa fecha el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

La consigna de este año es: «Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la covid-19».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79236 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: