Aumenta en España el número de familias trabajadoras que se enfrentan a precios más altos sin ingresos ni ayudas públicas

En febrero el IPC se sitúa en el 0,0% interanual, 5 décimas menos que en enero, y aunque la inflación general media baja 4 décimas entre marzo de 2020 y febrero de 2021, se producen fuertes aumentos en los precios medios de los alimentos y servicios imprescindibles.

“Cada vez más familias sin ingresos de origen laboral, las que peor lo están pasandodebido a la pandemia, tienen que hacer frente a la subida de precios de los productos y servicios que más peso tienen en su cesta de la compra”, advierte Carlos Gutiérrez, secretario de Juventud de CCOO.

Por ello, “desde CCOO venimos insistiendo en que hay que recuperar una agenda social que ayude a las personas que peor situación están pasando, y medidas como la subida del SMI y la extensión del ingreso mínimo vital”, señala.

Entre marzo de 2020 y febrero de 2021, los alimentos y las bebidas no alcohólicas han subido un 2,3%, especialmente las frutas frescas (9,0%), azúcar (6,4%), carne seca, salada o ahumada (4,2%), carne de ovino (4,2%), cerveza rubia (3,7%), otros aceites comestibles (3,7%), refrescos (3,5%), carne de porcino (3,1%), legumbres y hortalizas frescas (3,1%), cereales de desayuno (2,8%), pizza (2,6%), agua mineral (2,5%), pescado fresco (2,5%), pescado congelado (2,4%), otros preparados de carnes (2,4%), cerveza sin alcohol (2,3%), carne de ave (2,3%).

Asimismo, se observan aumentos medios de precios entre marzo 2020 y febrero 2021 en servicios básicos como el transporte de pasajeros en metro/tranvía (2,0%), transporte de pasajeros por mar (6,4%), seguro de vivienda (3,0%), servicios médicos especialistas (1,2%), servicios dentales (1,4%), servicios hospitalarios (2,1%), seguros privados de salud (4,9%), residencias para mayores (2,1%), alquiler de vivienda principal (1,0%), enseñanza primaria (1,7%) y enseñanza secundaria (2,0%).

“Se puede hablar de una inflación dual en el caso de los hogares con menores ingresos, ya que los bienes y servicios que concentran su cesta de la compra, especialmente alimentos y bebidas, se han encarecido desde el inicio de la pandemia. En los últimos años, la electricidad, el gas y otros suministros básicos acumulan subidas muy superiores a la media, erosionando el poder adquisitivo de los hogares”, destaca Carlos Gutiérrez, secretario de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO.

Aumento de los hogares pobres durante la pandemia

La pandemia y la crisis asociada han incrementado las cifras de paro y de hogares sin ingresos de origen laboral (salario, pensión o prestación por desempleo). En el segundo trimestre de 2020, durante la primera ola, el número de hogares sin ingresos se situó en 671 mil hogares, 104 mil más que antes de la pandemia. La recuperación de la actividad y el empleo redujeron la cifra de hogares sin ingresos laborales en el tercer trimestre, que ha vuelto a repuntar en el cuarto y se sitúa en 610 mil los hogares en el cuarto trimestre. 

Las ayudas públicas no están llegando a los hogares pobres

Las medidas de protección social extraordinarias adoptadas por el gobierno no solo no han conseguido rebajar el alto volumen de hogares pobres del que se partía antes de la pandemia, sino que tampoco han conseguido evitar su aumento de manera importante. En particular, el ingreso mínimo vital que inicialmente estaba programado que llegara a 850.000 hogares solo beneficia de momento a unos 160.000, como consecuencia del alto grado de exigencia en la justificación administrativa para conseguirlo, que contrasta con el aligeramiento de trámites burocráticos que el gobierno prepara para hacer llegar los fondos europeos a las empresas. 

Para CCOO, es necesario aligerar las exigencias para cobrar el IMV y que el salario mínimo interprofesional (SMI) se incremente este año. “Desde CCOO venimos insistiendo en que hay que recuperar una agenda social que ayude a las personas que peor situación están pasando, con medidas como la subida del SMI y la extensión del ingreso mínimo vital”, recalca Carlos Gutiérrez

Se modera la subida de los salarios pactados en convenio

En febrero de 2021 los convenios colectivos registrados cubren a 3,14 millones de trabajadores/as –la mitad que en febrero de 2020- y recogen una subida salarial del 1,45%, claramente inferior a la de años anteriores (ver gráfico #3), lastrado por el hecho de que, de momento, 1 de cada 5 trabajadores con convenio tiene firmadas “subidas” del 0% para 2021.

La debilidad del índice general de precios en 2020 ha permitido que las pensiones (subida del 0,9%) y los salarios pactados en negociación colectiva (1,84%), así como el salario mínimo tras su importante subida hayan ganado poder de compra en 2020. Para 2021 se ha aprobado la subida de las pensiones (0,9% las contributivas y 1,8% las no contributivas) y de los empleados públicos (0,9%) pero se ha congelado el SMI, lastrando el poder adquisitivo de los trabajadores con menores ingresos y los ingresos de la Seguridad Social.

About ELCOMUNISTA.NET (74556 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: