La historia real de dos niños en un campo de refugiados de Kenia

Victoria Jamieson adapta la historia real de Omar Mohamed en Cuando brillan las estrellas.

Hemos visto tantas imágenes de niños refugiados que lo han perdido todo (su familia, su casa…) que, desgraciadamente, ya nos hemos acostumbrado y solemos decirnos a nosotros mismos que no podemos hacer nada para solucionarlo. Afortunadamente hay gente, como la premiada dibujante Victoria Jamieson (Sobre patines), que está dispuesta a ayudar en lo que pueda. Por eso se presentó como voluntaria para ayudar a los refugiados de la guerra de Siria que llegaban a Estados Unidos y decidió contar la historia de uno de ellos, Omar Mohamed, en la novela gráfica Cuando brillan las estrellas (Maeva Young). Una dura crónica de las difíciles condiciones de vida de los niños refugiados en los campos de la ONU, pero que también está llena de esperanza. 

Un libro emocionante y emotivo que también es ideal para que los niños conozcan, de una forma amena, las dificultades que viven otros chavales de su edad, en otras partes del mundo. Niños que no son tan afortunados y que apenas tienen para comer. Por eso esta novela gráfica está recomendada para jóvenes lectores a partir de 9 años. Pero es recomendable para todos los públicos y lo ideal es compartirla con los niños y explicarles las dudas que les puedan ir surgiendo. Aunque el trabajo de Victoria es excepcional y lo van a entender casi todo perfectamente.

Destacar el maravilloso trabajo narrativo y gráfico de Victoria Jamieson, una de las mejores dibujantes del momento, que consigue crear unos personajes tridimensionales y hacernos compartir sus alegrías y tristezas. Unos personajes de los que es imposible no enamorarse. Y que, inevitablemente, nos hacen preguntarnos cuántos niños como Omar y Hassán necesitan nuestra ayuda.  

Cuando brillan las estrellas ha recibido numerosos premios y distinciones (National Book Award Finalist, TIME Best Book of the Year, School Library Journal Best Book of 2000, Kirkus Best Children´s Book of 202, NYPL Best Book for Kids, Jane addams Children´s Book Award Finalist, Charlotte Huck Award Honor Book).

Una mirada íntima y real de la vida de los niños refugiados que les llegará al corazón.

Página de ‘Cuando brillan las estrellas’.
Dos niños solos en el mayor campo de refugiados del mundo

«Nací en Somalia y huí con mi hermano Hassán al campo de refugiados de Dadaab, en Kenia, cuanto tenía cuatro años. Pasé los siguientes quince años allí… A pesar de las dificultades de la vida en aquel lugar, yo conseguí acabar primaria y secundaria» (Omar Mohamed)

Situado en el norte de Kenia, a 80 kilómetros de la frontera con Somalia, Dadaab es el campo de refugiados más grande del mundo, con más de 300.000 refugiados somalís que huyen de la guerra civil que azota el país desde 1991. Tras perder a su padre y separarse de su madre, Omar y su hermano pequeño, Hassán (que es discapacitado, solo sabía decir una palabra y sufría convulsiones), lograron llegar al campo de refugiados donde uan señora mayor se ofreció a ocuparse de ellos (aunque tenían que dormir solos porque no era de su familia). 

En el cómic Omar nos cuenta cómo fue esa infancia marcada por la falta de alimentos y las duras condiciones en un campo de refugiados que ni siquiera tenía energía eléctrica. Más de quince años durante los que nunca perdió la esperanza de encontrar a su madre.

Página de ‘Cuando brillan las estrellas’.
El sueño americano

Durante esos quince años, la única posibilidad que tenía Omar de salir de allí era estudiar, porque los mejores eran enviados a Estados Unidos o Canadá y podían empezar allí una nueva vida. Por eso Omar decidió ir a la escuela e invertir todo su esfuerzo en estudiar, para lo que primero tuvo que aprender inglés, ya que las clases se daban en ese idioma (porque en el campo había refugiados de muchos países).

Así asistiremos a emocionante lucha de Omar por aprende inglés para poder estudiar, con la dificultad añadida de que, tras las clases, tenía que ocuparse también de su hermano discapacitado. Una lucha emocionante, titánica y muy inspiradora.

También conoceremos a otros compañeros que comparten su sueño de poder escapar de allí. Incluyendo a una niña, Maryan, que es la que más se esfuerza por estudiar y por que la manden a Canadá para labrarse un futuro y poder ayudar a su familia. Lo malo es que su propia familia tiene otros planes para ella y prefiere que deje los estudios para casarla en un matrimonio concertado. Y es que no olvidemos que, por mal que lo pasen los niños, las niñas siempre tendrán menos oportunidades para todo. 

Página de ‘Cuando brillan las estrellas’.
Una cooperante española fue fundamental para cumplir su sueño

El cómic también es un homenaje a todos esos  voluntarios y cooperantes que trabajan duramente para que los refugiados puedan tener mejores condiciones de vida. Omar Mohamed asegura que solo consiguió su sueño de ir a Estados Unidos gracias a una cooperante española que trabajaba en ese campo y que es otro de los personajes principales del cómic: Susana Martínez Schmickrath. «Susana nunca dejó de preocuparse por mi hermano y por mí… Estoy plenamento convencido de que ella me convirtió en la persona que soy hoy. Sin su ayuda puede que nunca nos hubieran asignado un destino en Estados Unidos y puede que ni siquiera hubiese acabado secundaria».

Desde hace diez años Susana vive en Ginebra, donde coordina para la organización mundial de la salud, las relaciones interinstitucionales.

Gracias a la ayuda de personas como Susana, y a su propio esfuerzo, Omar logró aprobar la secundaria y ser enviado a Estados Unidos junto con su hemano Hassán. Ahora vive en Pensilvania, Se graduó en la Universidad de Arizona, ha formado una familia, y trabaja en un centro que ayuda a otros refugiados a reasentarse en Estados Unidos. Ademá es el fundador de la ONG Refugee Strong (un proyecto que apoya y colabora con los estudiantes que vivene en campos de refugiados. Y su hermano ha recibido las atenciones que precisaba.

Y lo mejor de todo… 23 años después, Omar y Hassán lograron encontrar a su madre. 

Por eso esta historia nos anima a no rendirnos nunca y a seguir luchando por nuestros sueños: «Sé como una estrella. Haz que brille tu luz. Haz que brille tu historia. Porque las estrellas y tu historia nos llevarán a casa».

Pero no olviden que esa lucha por la supervivencia y por un futuro mejor, que libran cientos de miles de niños en todo el mundo, será menos problemática para ellos si podemos aportar una pequeña ayuda a organizaciones como ACNUR o Refugee Strong.

Página de ‘Cuando brillan las estrellas’.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74310 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: