La política industrial que EEUU busca impulsar de manera silenciosa contra China

El reciente informe de una comisión bipartidista estadounidense sobre inteligencia artificial ha mostrado señales de que se han propuesto impulsar una política industrial para competir con China en tecnología.

La carrera por la inteligencia artificial está impulsando a EEUU a formar unidad en su Congreso, desde donde recomiendan el incremento de la inversión en tecnología y a través de ella conformar una versión estadounidense de la política industrial para competir con China, según el columnista de The Washington Post David Ignatius.

En su análisis, recuerda cómo el senador republicano Marco Rubio dijo en 2019 que era hora de reconocer «los peligros del fundamentalismo del libre mercado» al tratar con China y sugirió adoptar «una política industrial pro estadounidense del siglo XXI». Según Ignatius, esa idea sugerida por un republicano ahora anima a la Administración Biden, a los miembros de alto rango del Congreso y a algunos ejecutivos de tecnologías líderes.

Al menos 19 recomendaciones de la comisión fueron insertadas en la ley de autorización de defensa aprobada en enero, incluyendo montos millonarios para aumentar el sueldo de militares, construcción de viviendas militares, mejoras en el enfoque del Gobierno federal en materia de ciberseguridad entre muchos otros objetivos que harían realidad esta nueva política industrial que busca EEUU.

Los miembros de la comisión estadounidense saben los cambios que traerá la inteligencia artificial a toda la tecnología digital y por eso este tema, según el columnista, los tiene preocupados porque ven que su futuro está en juego económico, militar e incluso político ante una fusión civil-militar de China que abrume el esfuerzo estadounidense.

«La amenaza del liderazgo chino en áreas clave de tecnología es una crisis nacional. Necesitaremos un enfoque híbrido que alinee estrechamente los esfuerzos del Gobierno y del sector privado para ganar», dijo el exdirector ejecutivo de Google Eric Schmidt, que presidió la comisión.

Las recomendaciones de esta comisión, que incluye a muchas personalidades del sector tecnológico, sugiere que para 2026 el monto de dinero destinado a la investigación y desarrollo de la inteligencia artificial financiado a nivel nacional debería ascender a los 32.000 millones de dólares.

Además la comisión recomienda un consejo de competitividad de nuevas tecnologías presidido por el vicepresidente, un comité directivo sobre tecnología emergente para impulsar el cambio en el Pentágono y las agencias de inteligencia, además de realizar cambios importantes en las políticas de inmigración y educación para abordar lo que la comisión denomina como «un alarmante déficit de talento» con China.

Aunque la Administración Biden acepta la idea central del informe, según Ignatius, no hay consenso en algunos detalles, pues la Casa Blanca preferiría canalizar estas nuevas iniciativas a través de la estructura interinstitucional existente como el Consejo de Seguridad Nacional y el Consejo Económico Nacional en lugar de crear un consejo adicional.

El columnista sugiere que el truco será mantener la economía de EEUU lo suficientemente abierta como para seguir atrayendo a las personas más talentosas del mundo y de esta manera formar la política industrial para desbloquear el talento y la innovación recomendada por la comisión de Inteligencia Artificial aunque existe el riesgo de que la intervención del Gobierno aflija a las mejores empresas y genere una disfunción en un sistema político quebrado.

«Necesitamos que el Gobierno genere capacidad intelectual, no burocracia», concluyó Ignatius.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74200 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: