Protestas en Chile: ¿por qué una estatua se volvió centro de debate?

Abrazos, banderas de Chile, vino espumante y autos tocando bocina. Esta es una escena recurrente que protagonizan los chilenos en Plaza Baquedano, en el centro de Santiago, cada vez que celebran un hito.

Por Francisco Bravo Atias*

Ocurrió en 1987, cuando la modelo Cecilia Bolocco se convirtió en la primera chilena en ganar el concurso Miss Universo. Pasó en 2004, cuando los tenistas Nicolás Massú y Fernando González trajeron por primera vez medallas olímpicas de oro. Y, en diciembre de 2006, cuando falleció el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990).

Pero Plaza Baquedano es también el centro de reunión para comenzar casi todas las protestas y marchas que se realizan en la capital. Normalmente estas avanzan de manera recta desde la plaza hasta el frontis de la sede de Gobierno, el palacio de La Moneda.

De todos estos eventos ha sido testigo privilegiado el fallecido general del Ejército, Manuel Baquedano (1823-1897), considerado héroe de la Guerra del Pacífico (1879-1884) contra Bolivia y Perú, y cuyo monumento a caballo vigila desde el centro de la plaza todo lo que sucede. Si una celebración es sobre fútbol, los hinchas visten al general con la camiseta roja. Si la protesta es estudiantil, seguramente el esculpido homenajeado terminará pintado de uniforme escolar.

Sin embargo, desde el comienzo del estallido social el 18 de octubre de 2019, las protestas se han multiplicado y el monumento comenzó a sufrir daños. Después de cada viernes de protesta, el Gobierno ordenaba repintar la escultura. Los más ingeniosos han hecho notar que, de tantas capas de pintura, el equino de Baquedano ya parece un caballo de Fernando Botero.

La plaza tomó un nuevo cariz desde entonces. Los manifestantes la rebautizaron como Plaza Dignidad y el concepto es tan común ahora que incluso se puede buscar en Google con su nuevo nombre.

En octubre de 2020, el entonces ministro de Defensa y actual precandidato presidencial de Renovación Nacional (centroderecha), Mario Desbordes, propuso remover la estatua y generó uno de los debates más acalorados, violentos y extraños del estallido social.

EL GENERAL CUESTIONADO

Los argumentos a favor de remover la estatua unen a varios grupos distintos. En primer lugar, están los militares y policías en retiro que, junto a Desbordes, consideran que sacarla de la plaza evitará que siga sufriendo daños irreparables a manos de «violentistas».

También la quieren remover las agrupaciones a favor del movimiento de la revuelta, algunos líderes de oposición y grupos de izquierda. El precandidato presidencial del Partido Comunista, Daniel Jadue, pidió quitar la figura recordando que Baquedano participó del genocidio cometido por el Ejército chileno contra el pueblo mapuche entre 1861 y 1883. «Fue un delincuente que destruyó y quemó aldeas completas, violó mujeres y escondió cuerpos mutilados», afirmó al medio Sin Maquillaje.

El historiador Rafael Sagredo escribió una columna en portal Ciper explicando que el monumento a Baquedano fue erguido el año 1928 durante la dictadura de Carlos Ibañez (1972-1931) para glorificar el papel del Ejército en la sociedad, en una época en que los chilenos demandaban justicia social.

Los que defienden mantener a Baquedano en su lugar son principalmente grupos de derecha y líderes del oficialismo, quienes aseguran que trasladar la estatua o eliminarla significaría «una victoria del vandalismo». La diputada del partido Unión Demócrata Independiente (UDI), María Hoffmann, afirmó en sus redes sociales que «no es la estatua la que tiene que salir, sino que los violentistas».

PROPUESTAS

El viernes 12 de marzo, el Gobierno tomó una decisión algo salomónica y decidió retirar el monumento pero de manera temporal, con el fin de limpiarlo y pulirlo. Se cree que los arreglos demorarán cerca de un año y mientras tanto, el presidente Sebastián Piñera ordenó levantar un imponente muro de acero de tres metros de altura alrededor del pedestal, dejando un contingente de policías militarizados y carros blindados de manera permanente para cuidar el vacío pedestal.

Además, Piñera, en conjunto con la Intendencia de Santiago y Carabineros de Chile, organizó una estrategia para desplegar todos los viernes un contingente de mil policías especializados en control de orden público para reprimir las protestas y evitar que los manifestantes se acerquen a la base sin estatua.

La líder del Partido Comunes (izquierda), Karina Oliva y candidata a Gobernadora por Santiago, dijo a Sputnik que su propuesta es «primero, sacar la estatua, quitar esa protección irrisoria que tiene alrededor y destinar a los carabineros que la protegen a cuidar a las mujeres violentadas».

La candidata señaló que ella utilizaría ese espacio para homenajear a mujeres cuidadoras y dueñas de casa, agregando que «es mejor rendir honores a quienes han sido la base de la sociedad y no homenajear a militares asesinos. Las mujeres somos el 50% de la población, pero sólo tenemos un 5% de los monumentos».

La exalcaldesa de la comuna de Providencia (que alberga a Plaza Baquedano), Josefa Errázuriz, criticó en entrevista con Sputnik el muro levantado por Piñera, asegurando que «hace ver a Santiago como una ciudad sitiada. Me evoca a represión». La exautoridad propuso sacar a Baquedano de forma permanente, pero no poner nada en su lugar.

«Lo que ahí debería haber es una explanada. Un lugar sin nada que obstruya el encuentro y el diálogo entre la ciudadanía. Nada que llame a la rabia ni a la violencia. Aunque sí sería importante hacer una consulta para conocer la opinión de la ciudadanía», aseguró.

Homenaje a los muertos durante el estallido social, un monumento a la premio nobel de literatura Gabriela Mistral y estatuas de los héroes mapuche son algunas de las propuestas que suenan en redes sociales para reemplazar al cabalgante soldado. Pero sin duda, la que causó más perplejidad fue la del candidato a concejal de derecha, Christian Espejo, quien subió un video editado de manera bastante básica donde propone soterrar la estatua y crear un sistema hidráulico que la levante cuando no hayan protestas.

Los memes sobre aquello lograron distender algo el acalorado debate de esta semana.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (81421 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: