EDITORIAL.- Contra la realidad unidimensional

En la evolución de la revolución tecnológica, se inició en los EEUU un ambicioso proyecto  que perseguía el denominado “pensamiento único» -y nada tenía que ver con la filosofía del alemán Schopenhauer-. Se pretendió un ciudadano ideológicamente manipulado que reprodujera comportamientos afines a la sociedad capitalista.

Los planes dieron comienzo en centros privados e  instituciones, que adquirieron la forma jurídica de Fundación, pero cuya dedicación, ajena a su acepción académica, eran y son, en la práctica, laboratorios de creación de ideas y de necesidades que cuentan con una potente financiación gracias a la sospechosa generosidad de los grandes poderes económicos norteamericanos y occidentales. Estos centros de manipulación de conciencias disponen, en la actualidad, de una legión de especialistas,  expertos en diferentes áreas del comportamiento humano y las más avanzadas tecnologías, así como los principales medios de difusión encargados de aplicar, con medida eficacia, los resultados científicos obtenidos en el subconsciente de los individuos, anulando su libertad de pensamiento para someterlos a una forma de vida unidimensional, como avanzara el ensayista alemán Herbert Marcuse. 

Uno de esos Think Tank, acaso el de mayor magnitud, el Instituto Tavistock, vinculado al todopoderoso y ultra secreto Club Bilderberg, nació como parte de un experimento humano de alto secreto y efectividad devastadora, y para degradar al individuo y reducir su esfera de influencia espiritual, como denuncia Daniel Estulin en “Los secretos del club Bilderberg”. Desde allí y a través de las Organizaciones interrelacionadas que poseen, de sus conglomerados empresariales, de sus bancos, de sus compañías petrolíferas, periódicos, revistas, radios, televisiones, y toda clase de recursos materiales y humanos, juegan una parte integral en la creación de lo que vemos, oímos y leemos; generan y diseminan nuevas opiniones públicas sobre casi cualquier tema en cuestión de semanas.

Pandemia y crisis económica se mezclan y todo ello se nos ofrece como una suerte de origen natural, ajena a su verdadera causa: el capitalismo y su negativo impacto en la naturaleza y en los seres humanos. Nos hacen creer que son necesarios recortes y silencian la posibilidad de socializar la economía, única salida al caos mundial actual donde abunda la desigualdad, la pobreza, el hambre y la injusticia social. Engañan y manipulan sometiendo a la humanidad a una única y artificial realidad que tiene como objetivo la defensa se los privilegios de una élite económica.

Frente a ello,es más necesario que nunca el pensamiento racional, crítico, liberador. Podemos neutralizar ese poder y levantar un mensaje alternativo opuesto al capitalismo y al mundo unipolar imperialista.

About ELCOMUNISTA.NET (74560 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: