El Banco de España empeora sus previsiones para 2021 y retrasa el impacto de los fondos europeos a 2022

El organismo rebaja las previsiones de crecimiento hasta el 6 %, ocho décimas menos que en la anterior estimación.

El fuerte aumento en el ritmo de contagios a comienzos de año amenaza con condicionar las perspectivas económicas para 2021, alejando cada vez más la recuperación económica. Esto, sumado al mayor nivel del precio del petróleo, un tipo de cambio del euro más apreciado, mayores tipos de interés a largo plazo y una implementación más tardía de los fondos europeos han llevado al Banco de España a decantarse por un escenario más pesimista que en diciembre, anticipando una contracción de la economía española en el primer trimestre del año del 0,4 % y rebajando las previsiones de crecimiento para este año hasta el 6 %, ocho décimas menos que en la anterior estimación.

Las previsiones del organismo se sitúan en línea con las estimadas en febrero por la Comisión Europea, que calcula un crecimiento del PIB del 5,6 % este año, y con las presentadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que estiman un repunte de la economía del 5,9 % y del 5,7 % respectivamente, pero dejan lejos el objetivo del 7 % para este curso dibujado por el Gobierno de Pedro Sánchez.

En su informe sobre proyecciones macroeconómicas de España para el periodo 2021-2023, publicado este martes, el Banco de España revela que el elevado grado de incertidumbre sobre el futuro de la pandemia todavía domina el horizonte de proyecciones. Por este motivo, el Banco de España ha optado por estudiar tres escenarios -el central, el optimista (crisis suave) y el pesimista (crisis severa)- para recoger las diferentes hipótesis sobre la evolución de la pandemia.

Estos escenarios contemplan una tasa de crecimiento del PIB entre enero y marzo que oscilaría entre una leve expansión del 0,4 % en el escenario suave y una contracción moderada del 0,9 % en el escenario severo, mientras que en el central se prevé una ligera caída del 0,4 %. «La actividad económica en España habría sufrido un debilitamiento en enero, que se habría acentuado en febrero y habría tendido a revertir en marzo, siguiendo el patrón del grado de intensidad de las restricciones», señala el informe.

El impacto de los fondos europeos se retrasa hasta 2022

Todos estos indicadores se verían también afectados por la implementación de los fondos europeos. El Banco de España destaca en su informe que no se han apreciados cambios significativos respecto a diciembre, a la espera del envío a la Comisión Europea del Programa de Recuperación y Resiliencia. No obstante, revisando el patrón temporal de gasto, el organismo sí ha constatado un retraso de un trimestre en los gastos de inversión financiados por el programa.

Como resultado, explica en su informe, en 2021 está previsto que se incorpore el 100 % de los gastos corrientes y el 55 % de los gastos de inversión anunciados por el Gobierno para ese año, lo que conllevaría que parte del impacto positivo de los fondos europeos previsto anteriormente para 2021 se traslada a 2022. Si bien, en el conjunto del horizonte de proyección 2021‑2023, se incluyen el 80 % de las transferencias totales disponibles, tanto para consumo corriente como para inversión.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74308 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: