Científicos alertan que deforestación y reforestación favorecen enfermedades infecciosas

Tanto la deforestación como el cultivo de árboles en zonas donde las plantas fueron taladas o quemadas pueden provocar un aumento de los brotes de enfermedades infecciosas, revela un estudio reciente realizado por científicos franceses y tailandeses.

«Nuestro estudio proporciona nuevas pruebas a favor de la existencia de un vínculo entre la deforestación global y los brotes de enfermedades zoonóticas y las transmitidas por vectores, así como sugiere que el proceso de reforestación y el aumento de las plantaciones pueden contribuir a las epidemias de enfermedades infecciosas», afirma el artículo que resume la investigación, publicado en la revista científica Frontiers in Veterinary Science.

El análisis de los brotes de enfermedades de transmisión vectorial o zoonóticas entre 1990 y 2016 evidenció que existe un vínculo entre la deforestación y las epidemias de enfermedades infecciosas en regiones de clima tropical, situadas en Brasil, Perú y Bolivia, Camerún e Indonesia.

Varios estudios científicos confirmaron la existencia del vínculo, mostrado durante la epidemia de malaria en América del Sur, donde la deforestación contribuyó a la aparición de mosquitos portadores del virus. Se observa que la propagación de la leishmaniasis también tiene una relación directa con la deforestación.

Los investigadores también apuntan a la relación entre los procesos de reforestación y la propagación de enfermedades infecciosas en países de clima templado, en particular en Europa, EEUU, China, Turquía, India y Vietnam.

Otro peligro consiste en el aumento de las poblaciones de ciertos animales, por ejemplo los ciervos, que crean las condiciones necesarias para la reproducción de garrapatas y los brotes de infecciones transmitidas por ese insecto a los seres humanos, como ocurrió en EEUU.

Los datos del estudio también sugieren que el aumento de las plantaciones de palma aceitera contribuye a la propagación de enfermedades contagiosas como la malaria, el dengue y la fiebre amarilla.

La razón principal de esas plagas consiste en que las plantaciones de un solo cultivo repercuten negativamente en la diversidad biológica y contribuyen a la propagación de enfermedades transmitidas por vectores y zoonóticas, especialmente en el sudeste asiático y en América del Sur.

Los científicos señalaron que están trabajando para desarrollar recomendaciones para el personal de Salud Pública y para los Gobiernos, que deben hacer esfuerzos para preservar la diversidad biológica en vista de los graves riesgos para la sanidad, relacionados con una baja protección de los bosques o con su mala gestión.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74561 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: