Aragonès fracasa en la primera votación de investidura para la presidencia de Cataluña

El Parlamento de Cataluña rechazó este viernes la candidatura del independentista Pere Aragonès a la presidencia de Cataluña en la primera votación de investidura.

«El resultado ha sido 42 sí, 61 no y 32 abstenciones. Dado que el señor Aragonès no ha obtenido la mayoría absoluta que establece la ley de Presidencia y de la Generalitat, se podrá someter a un segundo debate y votación en que será suficiente mayoría simple», declaró la presidenta de la Cámara, Laura Borràs.

Tal como estaba previsto, el candidato de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) no alcanzó la mayoría absoluta de 68 necesaria en la Cámara de 135 diputados y deberá esperar a una segunda vuelta el próximo 30 de marzo.

«Arrastramos demasiado tiempo de interinidad y provisionalidad, de tiempo perdido sin un Gobierno con plenas funciones. Convoquémonos mañana mismo, trabajemos si hace falta 24 horas al día para que en la siguiente votación tengamos un acuerdo», pidió Aragonès en su último turno de palabra.

El aspirante a la presidencia de ERC (33 diputados) no consiguió pactar con el otro gran partido independentista de la región, Junts per Catalunya (32), consiguiendo solo el voto favorable de los 9 diputados de la otra formación separatista, Candidatura d’Unitat Popular (CUP).

En la primera sesión de la investidura, que se prolongó durante 12 horas, Aragonès se comprometió a presidir una «Cataluña republicana» con el triple objetivo de superar la crisis del covid-19, trabajar para la recuperación económica y resolver el conflicto político con el Estado español.

Una de sus principales promesas fue la de trabajar para conseguir un referéndum de independencia pactado con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Tanto el republicano como los representantes de la CUP reclamaron a Junts voluntad negociadora para llegar a un acuerdo que permita formar un nuevo gobierno de coalición independentista en Cataluña.

Del grupo de ERC, la portavoz Marta Vilalta calificó de «incomprensible» la negativa del partido -liderado por el expresidente Carles Puigdemont desde Bélgica- a investir a Aragonès: «quien no quiere un acuerdo busca excusas», afirmó.

«Queremos un buen acuerdo para hacer un buen gobierno, de cuatro años, fuerte y estable. No queremos un acuerdo de investidura sino de legislatura», justificó por su parte el diputado de Junts Albert Batet.

Desde la formación de Puigdemont reclaman más concreciones y un plan de acción para el objetivo de la independencia y rechazan el diálogo con el Gobierno de España, mientras que Aragonès dejó claro que su voluntad es la de negociar con Sánchez.

Tras fracasar la primera votación habrá una segunda vuelta el 30 de marzo, lo que da un margen de cuatro días a los partidos independentistas para continuar las negociaciones.

Aragonès enfrenta el segundo debate con incerteza al no tener la mayoría simple necesaria, para la que será imprescindible el apoyo de Junts en la Cámara.

En caso de fracasar en la segunda ronda, se abrirá un período de dos meses para que el Parlamento catalán intente de nuevo investir a un presidente.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74515 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: