Cuba inicia el cerco a la pandemia con sus propias vacunas

La doctora Aida Martínez, estomatóloga en una clínica dental de la barriada habanera de El Vedado, mira sonriente a la cámara de Sputnik, mientras la enfermera Anabel Torres le inyecta en su hombro derecho la vacuna cubana anti-covid-19 Soberana 02. Está orgullosa.

Por Miguel Fernández Martínez*

«Tengo mucha confianza en mi país, en las vacunas que nos aplican desde niños, por eso estoy aquí, por esa seguridad que me brinda vivir en Cuba», comentó la doctor Martínez minutos después, portando en sus manos la tarjeta que notifica haber recibido la primera de las tres dosis de este fármaco, todavía en ensayo clínico.

La inmunización de los cubanos ya es un hecho. A pesar de los conjeturas de algunos y la impaciencia de otros, los cinco proyectos vacunales que se desarrollan en la isla se convierten en una alternativa efectiva para enfrentar la pandemia provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Para la vicedirectora de Higiene y Epidemiología del policlínico «Héroes del Corynthia», en La Habana, Osiris Barbería Elejalde, poder iniciar el estudio de intervención del proyecto vacunal con 150.000 trabajadores del sector de la salud de la capital cubana es un logro y –aseguró a Sputnik- «una forma de proteger a los que estamos en la primera línea de enfrentamiento a esta enfermedad».

«Nuestro pueblo está acostumbrado a vacunarse, y con este proceso de inmunización vamos cerrando grupos poblacionales, entre ellos los trabajadores de la salud, y con eso disminuimos el índice de infestación del virus», subrayó.

A su vez, la epidemióloga habanera calificó de encomiable el esfuerzo y el trabajo de los científicos cubanos para lograr este candidato vacunal y los otros cuatro que se están estudiando, a partir de una labor «inteligente, profesional, abnegada, y sobre todo altruista».

«Imagínese usted –insistió la médica-, Cuba bloqueada (por EEUU), con las necesidades que padecemos, y haber logrado este candidato de vacuna tan efectivo; es algo digno de admirar».

VACUNADOS COMENTAN

Sputnik fue siguiendo la ruta de la vacunación en este policlínico de El Vedado, una populosa zona residencial en La Habana muy cerca del mar, y con amplía presencia de instituciones médicas, centros de salud y profilaxis, por lo que acumula una buena cantidad de personas que trabajan en diferentes entidades asociadas al Ministerio de Salud Pública.

Uno de ellos, Saturnino Herrera Hernández, fumigador en la campaña anti-vectorial contra el mosquito Aedes Aegypti, estaba entre las personas vacunadas con la primera dosis de Soberana 02.

«Venir aquí a vacunarme es como salvarme la vida a mí y a mis compañeros de trabajo en Salud Pública, porque estamos en alto riesgo al tener que visitar las casas, y a partir de hora ya estoy prevenido de contagiarme con esta enfermedad que puede causar la muerte», comentó a esta agencia.

Mientras enseñaba su tarjeta que confirma su condición de vacunado, Herrera Hernández aseguró sentirse muy contento: «No contagiaré a mi madre, una anciana de 90 años, ni al resto de mis familiares, porque gracias a esta vacuna preservaremos la vida y podremos seguir dándole batalla al coronavirus. Le tengo mucha confianza a la vacuna, y mucha más confianza a lo que logran nuestros científicos».

INMUNIZACIÓN MASIVA

Con el avance de la fase III y final de los proyectos de vacunas cubanas Soberana 02 y Abdala, el inicio de un estudio de intervención que incluye a trabajadores de salud y la incorporación paulatina de grupos vulnerables, Cuba se prepara para iniciar una vacunación masiva a partir del próximo mes de junio.

Las autoridades sanitarias de la isla prevén que, después que se emita un permiso de uso de emergencia o registro por la agencia reguladora, se pasará a la introducción de la vacuna y la extensión a escala poblacional, que podría ser para el mes de junio, según informó el pasado 23 de marzo la directora de Ciencia e Innovación del Ministerio de Salud Pública (Minsap), Iliana Morales Suárez.

Este proceso de inmunización avanzará de manera paulatina, y se prevé incluir a cerca de dos millones de voluntarios durante los meses de mayo y junio, cuando debe concluir el ensayo clínico de los dos fármacos más avanzados de los cinco proyectos que se estudian en la isla.

Hasta el momento, cerca de 90.000 voluntarios están recibiendo las vacunas en prueba, 40.010 en La Habana (oeste) con el candidato Soberana 02, mientras que otros 48.000 en las provincias de Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo (este) se vacunan con Abdala.

A esto se unen 150.000 trabajadores de la salud en la capital cubana que forman parte de un estudio de intervención con Soberana 02, y 120.000 del mismo sector que se incorporarán próximamente en las tres provincias orientales donde se prueba Abdala.

A su vez, está prevista una intervención poblacional en La Habana con el candidato vacunal Soberana 02, el primero en su tipo en América Latina, que inmunizará a cerca de 1,7 millones de sujetos mayores de 19 años, indicó la directora de Ciencia e Innovación del Minsap.

Tanto Soberana 02 como Abdala, forman parte de los 23 candidatos de vacunas contra el covid-19 en fase III de ensayos clínicos reportados en el mundo hasta el momento.

Hasta el momento los científicos en Cuba trabajan en seis proyectos vacunales, tres de ellos desarrollados en el Instituto Finlay de Vacunas –Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus-, mientras que el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología trabaja en los proyectos de vacunas Abdala y Mambisa.

Especialistas de China y Cuba trabajan en conjunto para obtener una vacuna denominada Pan-Corona, que sea efectiva frente distintas cepas del coronavirus SARS-CoV-2.

También científicos de la isla colaboran con sus homólogos de Irán, México, China y Venezuela en el desarrollo de vacunas contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74515 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: