Honduras, días de votos y salpicadras de cocaína

El dilatado proceso de conteo de los votos de las elecciones primarias del 14 de marzo y testimonios en un juicio por narcotráfico que implicaron al presidente Juan Orlando Hernández coinciden en el escenario político de Honduras, que se recalienta con impugnaciones y autodefensas a ultranza.

Por Gonzalo Becerra*

El 24 de marzo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) completó al fin el escrutinio de la totalidad de las actas de los comicios primarios celebrados 10 días antes, y comprobó que el 17,8 por ciento de tales documentos emitidos por los centros receptores de votos presentaban inconsistencias.

Mientras, la Corte del Distrito Sur de Nueva York el 22 de marzo encontró culpable de tres delitos de narcotráfico y uso de armas de destrucción con tales fines al hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, sobre quien puede recaer la pena de prisión perpetua.

El juicio de dos semanas de duración se convirtió en una vitrina donde fueron expuestos testimonios que le cuelgan a Honduras el sambenito de narcoestado, con el presidente Hernández acaparando más cintillos que Fuentes Ramírez y la banda criminal Los Cachiros.

CASI UN QUINTO DE ACTAS ANÓMALAS

El último, o el penúltimo, capítulo de la zaga electoral catracha fue marcado para la medianoche del viernes 26 de febrero, plazo fijado por el CNE a fin de presentar de manera oficial las impugnaciones.

En el comunicado del ente electoral que anunció el 24 de marco el fin del conteo y la situación anómala en casi la quinta parte de las actas (más de 12.000), precisó que hasta el momento obraban en su poder 40 impugnaciones.

Pero al cierre de la jornada posterior (25) la cifra había aumentado a 103, de las cuales 35 correspondían al Partido Nacional (de gobierno), 15 al Liberal y 53 presentadas por movimientos internos de Libertad y Refundación (Libre), la principal fuerza opositora.

En mundillo poselectoral se sazona también con los primeros intentos de formar alianzas con miras a los comicios generales del 28 de noviembre.

Una idea que gana fuerza es la del pacto por la presidencia entre los virtuales candidatos Xiomara Castro (Libre) y Yani Rosenthal (Liberal), una fórmula en que analistas como Dick Enmanuelson (sueco residente en Honduras consultado por Sputnik, vem la púnica alternativa para salir de ocho años de gobierno del Partido Nacional, personalizado en Juan Orlando Hernández.

Por lo pronto el ex presidente Manuel Zelaya (2006-2009), coordinador general de Libre y esposo de Castro, recalcó más de una vez que en cualquier tipo de pacto electoral la candidatura de la ex primera dama resulta innegociable.

JOH SE DEFIENDE EN TWITTER

Tanto el propio presidente Juan Orlando Hernández (JOH) como la Casa Presidencial libran por estos días una batalla mediática, con la red social Twitter como escenario privilegiado, en el un intento por lavar la imagen del mandataria, salpicada por declaraciones ante la corte neoyorkina por declaraciones del acusado Fuentes Ramírez, testigos y fiscales, que dejan mal parado al jefe de estado hondureño.

A partir de una serie de 13 preguntas con tinte retórico y redactadas en inglés la sede del poder Ejecutivo inició el 19 de marzo una campaña en Twitter con el ánimo de apuntalar la supuesta inocencia de JOH, con el alegato de que su gobierno (2014-2021) había logrado una reducción sin precedentes del 95 por ciento en el tráfico de drogas a través de Honduras.

Tres días más tarde, el 22 de marzo, cuando ya el juicio estaba listo para sentencia fue el propio mandatario quien dio a la luz otros argumentos a su favor, al mencionar por primera vez las transcripciones de interrogatorios realizados por la DEA a narcotraficantes catrachos.

«Cualquier narrativa sobre la batalla contra el narcotráfico en Honduras que omita la reducción sin precedentes del 95 por ciento (datos oficiales de Estados Unidos) que logramos, generalmente es solo un vehículo para titulares dramáticos para promover el falso testimonio de los narcos que derrotamos», insistió esa vez el gobernante por medio de Twitter, en español e inglés.

La Casa Presidencial aportó el 25 de marzo otros elementos relacionados con las transcripciones: «En las conversaciones grabadas por un infiltrado de la DEA, narcotraficantes se refirieron en reiteradas ocasiones a que no podían acercarse a Hernández», expuso nuevamente a través de la citada red social.

La situación para Hernández parece complicarse por día, luego que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, lamentara en una audiencia ante el órgano de Asuntos del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense el reconocimiento por la administración Trump del mandatario hondureño tras las elecciones de noviembre de 2017.

El senador Tim Kaine (demócrata, Virginia) expresó en ese encuentro al analizar la actual situación en Honduras que: «EE. UU. pagó un precio alto por no levantarse en contra de un autoritario y ahora estamos lidiando con una crisis en la frontera, impulsada por la violencia intensa y la corrupción» .

Por si fuera poco una tribuna mediática de alcance internacional como es el New York Times reseñó en un artículo del 23 de marzo las implicaciones de JOH con el narcotráfico en un primer párrafo demoledor: «Recibió maletines llenos de dinero. Celebró reuniones clandestinas con narcotraficantes en una fábrica de arroz. Intentó invertir en un laboratorio de cocaína. Prometió inundar Estados Unidos de drogas. Y todo esto lo hizo mientras se postulaba al cargo más alto de Honduras».

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (74623 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: