Miles de civiles huyen de la violencia yihadista en Mozambique

Miles de personas seguían huyendo el lunes de la ciudad portuaria de Palma, en el norte de Mozambique, después de que cayera en manos de grupos armados yihadistas el fin de semana, al tiempo que las oenegés y la ONU intentaban ayudar a los desplazados.

Varias agencias de la ONU se reunieron el lunes para coordinar sus esfuerzos y organizar el transporte a zonas seguras de los miles de civiles que huyeron de la ciudad para refugiarse en bosques y playas cercanas pero también en una la planta de gas de la petrolera francesa Total, situada a solo 10 km de la ciudad.

Desde el ataque inicial de grupos armados en Palma el miércoles, miles de personas llegaron al perímetro ultraprotegido de miles de hectáreas que protege la planta, situada en la península de Afungi, para refugiarse.

Entre 6.000 y 10.000 personas están ahora refugiadas en el interior del recinto o intentando acceder, según una fuente implicada en las operaciones de evacuación.

Una situación complicada, todavía más porque la construcción de la planta de gas, prevista para estar operativa en 2024, lleva varios meses paralizada.

Un transbordador, el Sea Star 1, partió el sábado con unos 1.400 trabajadores y residentes de Palma en dirección a Pemba, la capital de la provincia de Cabo Delgado, que lleva más de un año acogiendo oleadas de desplazados que huyen de la violencia yihadista.

Y siguen llegando a Pemba muchas piraguas y barcos de vela tradicionales, cargados de civiles, según la fuente que participa en las operaciones de evacuación.

La policía y el ejército estaban el domingo en la principal playa de Paquitequete, impidiendo el acceso a los medios de comunicación, según un fotógrafo de la AFP en el lugar.

Decenas de desaparecidos

Los grupos armados, que llevan más de tres años aterrorizando esta región fronteriza con Tanzania, intensificaron sus ataques en el último año.

Desde agosto de 2020 controlan el estratégico puerto de Mocimboa da Praia, crucial para la llegada de materiales necesarios para las instalaciones de gas. Pese a varios intentos, los militares mozambiqueños nunca lograron retomarlo.

Los grupos armados controlan ahora además buena parte de la zona costera.

El ataque a gran escala del miércoles en Palma se saldó con decenas de muertos entre la población civil, confirmó el domingo por la noche el ministerio de Defensa de Mozambique.

Y «más de 100 personas siguen desaparecidas», dijo a la AFP el investigador Martin Ewi, del Instituto de Estudios de Seguridad de Pretoria.

Una decena de camiones cargados de civiles que huían de un hotel de Palma donde se habían refugiado están desaparecidos desde el viernes, lo que hace temer muchas muertes.

«Probablemente varias personas murieron tratando de escapar del hotel Amarula, cuando su convoy fue atacado», dijo Dewa Mavhinga, director regional de Human Rights Watch.

Adrian Nel, un sudafricano de 40 años que trabajaba en la construcción en Palma con su padre y su hermano, está entre las víctimas, dijo su madre a la AFP. «Mi hijo murió en un día violento e innecesario», aseguró.

Los yihadistas atacaron el miércoles la ciudad, que tenía una población de 75.000 habitantes, en tres frentes simultáneos y «dispararon por todas partes», dejando un reguero de cadáveres en las calles. El número total de víctimas es desconocido.

AFP

About ELCOMUNISTA.NET (74200 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: