Un año de pandemia en España deja 401.328 parados más y 743.628 trabajadores en ERTE

El paro bajó en marzo en 59.149 personas, situándose por debajo de los 4 millones, y se creó empleo a menor ritmo.

El mercado de trabajo sigue marcado por la pandemia un año después de su irrupción, cuando contabilizó las peores cifras de la historia de paro y destrucción de empleo. A pesar de que el número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) bajó en marzo en 59.149 personas hasta los 3.949.640 parados, tras cinco meses de aumentos consecutivos y después de haber superado en febrero la barrera de los 4 millones, un año después de que el coronavirus hay 401.328 desempleados más y 743.628 trabajadores acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Así lo recogen los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que da ya por «superada» la tercera ola de la pandemia, lo que ha permitido suavizar las restricciones que inciden en la actividad económica y cerrar marzo con el mejor dato para este mes desde 2015 y con la tercera mayor bajada de desempleo de la serie histórica.

Las cifras contrastan con la previsión que había hecho este lunes en RNE la vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, que auguraba unos «malos» datos de empleo en marzo, a pesar de que marzo suele ser un buen mes en el mercado laboral. No obstante, hay que tener en cuenta que parte de la corrección se llevó a cabo en febrero en vista de las dificultades para llevar a cabo la campaña de Semana Santa. 

Esta mejora de las condiciones también ha permitido crear empleo, si bien a menor ritmo que en años anteriores. La afiliación a la Seguridad Social aumentó en 70.790 personas de media en el tercer mes del año hasta alcanzar los 18.920.902 cotizantes, la cifra más baja desde el año 2013, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Así, el número de afiliados crece por tercer mes consecutivo, después de la caída registrada a final de año.

Desde el Gobierno se han mostrado optimistas con los datos de marzo. El secretario de Estado de la Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, ha señalado que el comportamiento del empleo en el tercer mes del año ofrece «perpectivas más optimistas de lo que podríamos esperar hace un mes», mientras que su homólogo en el ministerio de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, ha resaltado que «el avance de la vacunación abre un escenario positivo para los próximos meses porque a medida que se vacune la población, no serán necesarias nuevas restricciones».

401.328 desempleados más en el último año

Con el descenso de marzo, se rompe la racha de cinco meses consecutivos de aumentos de desempleo y se baja del umbral de los 4 millones superado en febrero, cuando el paró registrado alcanzó la peor cifra durante toda la pandemia, peor incluso que la de los meses de marzo y abril de 2020 cuando se paralizó prácticamente la actividad. Así, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el tercer mes del año los 3.949.640 parados.

A pesar del dato positivo de marzo, hay que tener en cuenta que en España todavía hay 401.328 personas paradas más que antes de que estallara la pandemia, mientras que los 18,95 millones cotizantes medios de este marzo todavía están lejos de los niveles de febrero del pasado año. Todo ello, teniendo en cuenta que un total de 743.628 trabajadores estaban acogidos a cierre de marzo a un ERTE, una cifra que también se ha reducido respecto a febrero: en 115.913 personas en la serie revisada y en 155.755 teniendo en cuenta la fecha de notificación.

Asimismo, de los más de 743.000 expedientes, un total de 528.098 personas -el 71 % del total- lo están en algunas de las modalidades que se pusieron en marcha a partir del 1 de octubre, prorrogados a partir del 1 de febrero, y que conllevan exoneraciones en las cotizaciones sociales. De cara a su posible prórroga a partir del 31 de mayo, la propia vicepresidenta segunda afirmó este lunes que el Gobierno prepara «un modelo de transición» para los ERTE con el fin de «activar la reincorporación de los trabajadores» a sus puestos.

Según Pérez Rey, los mecanismos de protección de empleo como los ERTE han demostrado durante este último año «una eficacia indiscutible» y, sin ellos, los datos de marzo hubieran sido «imposibles». Y es que, respecto al momento más agudo de la crisis se ha producido un descenso de 2,9 millones de personas en ERTE, según fecha de alta, y de 2,6 millones, según fecha de notificación, ha explicado el ministerio de Seguridad Social.

Crece el número de contratos indefinidos

Marzo suele ser un buen mes para el empleo y se ha puesto de manifiesto este año, a pesar de las medidas impuestas para limitar la movilidad y la actividad económica. La caída del número de parados ha sido especialmente acusada en el sector servicios, con 53.686 personas menos, mientras que en la construcción ha descendido en 7.685 personas y en la industria en 3.675. Por su parte, el paro se ha incrementado en la agricultura, que suma 2.368 personas, y en el colectivo Sin Empleo Anterior, que apunta 3.529 personas más.

El desempleo en marzo cayó más entre los hombres, con 1,67 millones de parados al bajar en 32.469, que entre las mujeres, donde el paro se situó en 2.278.099, al caer en 26.680. También descendió el desempleo de los jóvenes menores de 25 años con 8.610 parados menos, el mayor descenso desde el incio de la crisis, según ha apuntado Pérez Rey. Y bajó en 16 de las 17 comunidades autónomas: solo aumentó en País Vasco, con 933 parados más, y cayó especialmente en Andalucía, que registró 16.925 desempleados menos.

Si bien, Trabajo destaca por encima de cualquier cifra el número de contrataciones indefinidas realizadas. En marzo se firmaron 1,4 millones de contratos, de los que 207.191, un 14,76 % del total, fueron indefinidos, lo que supone la cifra más alta en un mes de marzo de la serie histórica. El resto de los contratos, son 6.047 de carácter formativo y 1.124.041 otro tipo de contratos temporales.

Para la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, este incremento en la contratación indefinida está «acentuada por la valiosa labor de la Inspección de Trabajo frente a la temporalidad y el empleo precario». A su juicio, nuestro país «atraviesa aún un momento muy duro», sin embargo, esta reducción del desempleo es «una señal positiva».

El gasto en prestaciones sube un 28 % en febrero

El gasto en prestaciones por desempleo aumentó un 28 % en febrero, respecto al mismo mes de 2020, hasta alcanzar los 2.735 millones de euros, de los que 751,7 millones se abonaron a trabajadores en ERTE.

El total de beneficiarios de prestaciones por desempleo ascendió en el segundo mes del año a 2.359.191 personas y el gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ascendió a 1.186,1 euros, casi 260 euros más que en febrero de 2020.

Hay que tener en cuenta que los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a los datos de paro, por lo que este martes se han publicado las cifras de desempleo de febrero y la estadística de prestaciones de enero.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (74515 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: