La actriz argentina Lolita Torres, la musa por la que Gagarin «moría de amor»

La primera música que sonó en el espacio fue la de la actriz y cantante argentina Beatriz Mariana Torres, más conocida como Lolita, según dejó escrito en una carta su autoproclamado «fan número 1», el cosmonauta ruso Yuri Gagarin, recordó este lunes junto a Sputnik el hijo de la artista, el también actor y cantante Diego Torres.

«Es una anécdota muy simpática en nuestra familia», dijo en entrevista con esta agencia el cantante y compositor conocido en todo Latinoamérica por Color Esperanza, Tratar de estar mejor y Sueños, entre otros éxitos, así como por las películas La Furia y Casi leyendas.

La historia cuenta que Gagarin escuchaba diariamente las canciones de Lolita Torres durante su concentración y entrenamiento antes de convertirse en el primer ser humano con presencia en el espacio exterior, hecho del que se cumplen 60 años este lunes.

La anécdota la contó por primera vez la propia actriz en su biografía «Querida Lolita», escrita por el periodista Mario Gallina.

«En 1962, por intermedio de la Embajada de la Unión Soviética en la Argentina, recibí una carta de Yuri Gagarin, el primer astronauta que orbitó la Tierra. En ella se declaraba fan mío y me solicitaba una foto autografiada. Yo no lo podía creer y hasta sentí algo de pudor, por provenir de un héroe a nivel mundial. Así se lo manifesté a vuelta de correo, al tiempo que le mandé la foto, pidiéndole a su vez, que me mandara una suya. Cuando lo hizo, me respondió algo que nunca olvidé: «No soy ningún héroe. Soy sólo su admirador N 1″», relató la artista.

En la esquela, Gagarin también le juró a Lolita. «la primera música que llegó al espacio es la que llevé en mi mente y en mi corazón, es decir, su voz».

«El ruso (por Gagarin) estaba muerto de amor, la anécdota era comentar que pinta (atractivo) tenía el ruso y cargar a mi papá. «Te pusiste nervioso», le decíamos, «mirá si se la lleva a la estepa rusa o incluso al espacio», bromea Diego Torres en una video llamada desde su casa en Miami.

Lo cierto es que Lolita Torres ya era muy conocida en Rusia por sus películas, una historia similar a la que hoy atraviesa la actriz y cantante uruguaya Natalia Oreiro, compañera de elenco de Diego Torres en 2018 en la película Re loca.

«Es una historia parecida a la de Natalia y lo hablamos», recordó Torres, «ella me comentaba que lo sentía como muy similar y que la gente mayor en Rusia todavía le habla de mamá. De hecho, cantó una canción de mamá y creo que hasta tenían un cierto parecido».

Para el artista, «los rusos encontraron lo mismo en mamá que en Natalia: amor, esperanza y pureza. También mucha gente le puso «Lolita» a sus hijas como pasó con Natalia».

La pandemia de covid-19 obligó a cancelar un viaje que el propio Diego iba a hacer a Moscú, en agosto pasado, para volver a trabajar junto al cantante Leonid Agutin, con quien grabó la canción Quédate, cuyo videoclip es un homenaje a Lolita Torres, y que está incluido en el primer álbum íntegramente en español cantado por un artista ruso.

«Cuando (los productores) se enteraron quien era mamá se volvieron locos de amor y por eso hicimos la canción en honor a ella y decidimos poner imágenes de mamá en el video», recordó Torres.

LA ACTRIZ Y EL COSMONAUTA

Lolita Torres y Yuri Gagarin por fin se conocieron en el Festival de Cine de Moscú del año 1963 y, según las crónicas de la época, estrecharon sus manos con afecto y admiración mutua.

«Se conocieron en Moscú y él se acercó con mucho cariño, amor y respeto. Era un ruso muy animado y simpático; a veces nosotros, de este lado del planeta, tenemos una imagen de los rusos que a lo mejor difiere con lo que son y el mundial de Rusia hizo que mucha gente viaje y que conozca la calidad humana y el temperamento que tienen», dice Torres.

La propia Lolita brindó una escueta descripción del encuentro en su biografía: «Tuve el honor de estrechar su mano al año siguiente de este intercambio epistolar, cuando fuimos presentados».

El artista todavía recuerda «el amor que recibía» durante los viajes que hizo cuando niño junto a su madre por la entonces Unión Soviética, «un montón de países que requerían giras de dos o tres meses y 50 o 60 conciertos».

Incluso decidió junto a su pareja, la modelo Débora Bello, llamar Nina a su hija nacida en 2013.

«Mucha gente piensa que es un nombre italiano pero no, es un nombre ruso», como (la novela de León Tolstói) Ana Karenina.

Cuando surgió su nombre con mi mujer nos encantó y cobró más sentido por tener relación con Rusia», explicó.

«Estamos deseando que este mundo se abra, añorando la libertad que teníamos de viajar, de poder conectarnos, llevar nuestra música de un lugar a otro. Estamos tratando de pasar este momento con paciencia dentro de esta incertidumbre que nos generan las noticias que vivimos día a día», añoró Diego Torres al tiempo de hablar sobre la pandemia de covid-19. En otras palabras, el actor desea, como todos, salir de una vez a nuestro propio espacio exterior.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (75058 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: