Casi un millón de personas padecen hambre severa en Mozambique, azotado por el conflicto, dice la ONU

Casi un millón de personas padecen hambre severa en el norte de Mozambique, donde cientos de miles han huido de los ataques de militantes islamistas, dijo el martes la agencia de alimentos de Naciones Unidas.

Insurgentes vinculados al Estado Islámico atacaron el mes pasado Palma, una ciudad en la provincia de Cabo Delgado junto a proyectos de gas en desarrollo por compañías como Total y Exxon.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijo en una sesión informativa en Ginebra que 950.000 personas padecen hambre en Mozambique. Hizo un llamamiento a los donantes por 82 millones de dólares para afrontar la crisis.

«Las familias y las personas han tenido que abandonar sus pertenencias y sus medios de vida y huir en busca de seguridad … lo que se suma a una situación ya desesperada en el norte de Mozambique», dijo el portavoz del PMA, Tomson Phiri.

El director de emergencias del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Manuel Fontaine, dijo en la misma sesión informativa: «Nos enfrentamos a una situación humanitaria grande y probablemente duradera».

La población en algunas ciudades se había duplicado o incluso triplicado a medida que llegaban los desplazados, dijo.

Alrededor de 690.000 personas ya estaban desplazadas en todo el país en febrero. Desde entonces, se han registrado 16.500 más en otras áreas de Cabo Delgado después de huir del ataque en Palma, dijo la Organización Internacional para las Migraciones.

Decenas de miles más todavía están desplazados dentro del distrito de Palma o están en movimiento, dijo el lunes la agencia de coordinación humanitaria de la ONU, OCHA.

Muchos huyeron a un pueblo cercano llamado Quitunda, construido por el gigante energético francés Total para albergar a los desplazados por su proyecto de gas de 20.000 millones de dólares.

Las personas tienen poco acceso a alimentos, no tienen protección y se reúnen por cientos en el sitio de Total todos los días desesperados por ser evacuados, dijo un testigo a Reuters. Total retiró a su personal del sitio debido a la actividad insurgente cercana el 2 de abril.

Total también suspendió las operaciones en la capital provincial de Pemba, dijo una fuente a Reuters. Total no brindó un comentario de inmediato.

El Centro para la Integridad Pública de Mozambique dijo que el gobierno no había logrado manejar la crisis, confiando principalmente en agencias de ayuda para brindar apoyo a quienes huían de la violencia. Muchos permanecieron en zonas de guerra porque no tenían medios para llegar a áreas más seguras, dijo.

El Instituto Nacional para la Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres (INGD) de Mozambique dijo que 30.000 personas fueron desplazadas después del ataque a Palma y que el gobierno estaba trabajando con agencias de ayuda para ofrecerles apoyo.

“Desde la primera hora, el gobierno ha estado trabajando en estrecha colaboración con socios de las Naciones Unidas representados por OCHA, así como con organizaciones no gubernamentales. Así que no es cierto que no estemos brindando asistencia a las personas afectadas por el terrorismo ”, dijo INGD a Reuters.

Las autoridades todavía están trabajando para identificar 12 cuerpos decapitados encontrados en Palma después del ataque, que tanto la policía como los oficiales del ejército dijeron que se creía que eran extranjeros.

La población de Mozambique es mayoritariamente cristiana. Cabo Delgado es una de las pocas provincias que tiene mayoría musulmana.

El país sigue siendo uno de los más pobres y subdesarrollados de África a pesar de sus recursos naturales, y la insurgencia islamista es una amenaza que crece rápidamente después de unos años de relativa paz tras una sucesión de guerras.

Reuters

About ELCOMUNISTA.NET (77751 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: