López Obrador traza terreno para edificar nuevo Poder Electoral

El futuro del Instituto Nacional Electoral (INE) de México se vuelve incierto a medida que madura una propuesta de reforma que el presidente Andrés Manuel López Obrador analiza para «salvaguardar la democracia», creando un nuevo organismo autónomo ante su convicción de que el actual favorece a la oposición.

Por Víctor Flores García*

El jefe del Ejecutivo calificó este miércoles de «atentado a la democracia» la anulación de dos candidaturas oficialistas votada por una estrecha mayoría de seis contra cinco conejeros de INE, la noche del martes.

Las candidaturas del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para gobernador de Guerrero (sur), de Félix Salgado Macedonio, y de Michoacán (centro-oeste), de Raúl Morón, fueron canceladas por no presentar informes de sus gastos de precampañas.

El líder de la izquierda nacionalista afirma que puede aceptar una sanción contra sus compañeros de partido, «pero no quitarles el derecho constitucional de participar» en los comicios. «Si vamos al fondo, en la democracia manda el pueblo», señala.

En ese punto, López Obrador confirmó que analiza con sus colaboradores la posibilidad de proponer una reforma para reemplazar al INE por un nuevo organismo.

«Está en análisis, si conviene a la democracia se hace, todo lo que sea bueno para el pueblo para acabar con la corrupción dignificar el Gobierno y haya democracia y haya justicia», dijo.

Su idea es crear un nuevo Poder Electoral, similar al que existe en otros países como Costa Rica, ha mencionado.

UN NUEVO MODELO AUSTERO

En primer lugar, López Obrador afirma que los organismos autónomos del Estado, entre ellos el INE, representan gastos onerosos para la «simulación de procesos democráticos».

Un proyecto de reforma constitucional de la autoridad electoral también buscaría ahorrar fondos públicos y evitar «el despilfarro».

«No está mal una reforma para renovar al INE, para perfeccionar la democracia y ahorrar; no son buenos los antecedentes de los (consejeros electorales) que están ahora», esgrimió el mandatario.

También la emprendió directamente contra el presidente de la institución autónoma, Lorenzo Córdova, a quien acusó de estar involucrado en casos de fraude, y lo señala como simpatizante de los partidos de oposición que gobernaron en el pasado.

Cuando el Poder Ejecutivo fue separado de la autoridad electoral hace tres décadas, al ser creado un organismo ciudadano imparcial, los presidentes del país perdieron el control sobre las votaciones.

En 1990 fue creado el Instituto Federal Electoral, que evolucionó con reformas hasta que en 2014 se convirtió en el actual INE, con facultades autónomas ampliadas.

La actual idea de reforma del mandatario revela que, no obstante, él mantiene su escepticismo con los árbitros electorales. En 2006 y 2012, sus primeros dos intentos por ser presidente, denunció fraudes en las urnas.

HERIDAS ABIERTAS

Al comparar la eliminación de las candidaturas de sus correligionarios con sus viejas batallas, López Obrador mostró públicamente sus heridas aún abiertas.

Los consejeros y magistrados de las instituciones electorales de 2006 «nos robaron la elección, nos robaron la Presidencia y se prestaron al fraude», reafirmó.

El lunes pasado fue más lejos y dijo que «nunca ha habido democracia en México».

El mandatario propone ahora depositar toda la confianza en la participación popular, «no tanto en los que representan a las instituciones».

«Se debe tener confianza al pueblo, porque si no se pueden cometer injusticias y atropellos», señaló.

«No confío en el INE, yo le tengo confianza al pueblo», dijo el martes, horas antes de la cerrada votación del consejo general del INE.

Cuando comentó el fallo, su indignación creció: «Han simulado ser demócratas cuando han sido tenaces violadores de la Constitución y de las leyes, ejecutores o aplaudidores de fraudes electorales, que ahora se convierten en paladines de la democracia».

Salgado Macedonio dijo que apelará el fallo ante el Tribunal Federal Electoral

Sus seguidores se movilizan cantando un grito de guerra contra el árbitro electoral: «¡Y va a caer, y va a caer, el INE va a caer!»

Córdova, titular del INE, defendió este miércoles el actual sistema electoral: «Lo democrático es seguir los cauces institucionales para que las diferencias se puedan procesar conforme a los cauces legales».

Interrogado sobre la postura del presidente, respondió: «No voy a entrar en confrontación con un actor político; el INE en general no entrará en confrontaciones (…) Al ser el árbitro de la contienda, está por encima de las disputas».

El próximo 6 de junio, México elegirá nueva Cámara de Diputados, 15 gobernadores y 80 por ciento de los casi 2.500 alcaldes.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77656 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: