Gobierno y sindicatos de Bolivia reafirman alianza ante intentos de «desestabilización»

El Gobierno de Luis Arce y la Central Obrera Boliviana (COB) reafirmaron este viernes su alianza política, celebrando el aniversario de la organización sindical con advertencias conjuntas de que persisten intentos de desestabilización de la democracia.

«La lucha contra el capitalismo, el imperialismo y el colonialismo continúa y los intentos por desestabilizar a nuestro Gobierno democráticamente electo no cesarán», dijo Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), en un acto en la sede de la COB transmitido por los medios estatales.

Entre aplausos de líderes sindicales nacionales y parlamentarios oficialistas que acompañaron al presidente, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, destacó el papel de los movimientos sindicales y sociales en la recuperación de la democracia tras el el golpe de Estado de noviembre de 2019.

«Decimos con orgullo que la COB una vez más le ha devuelto al país, al pueblo, la democracia y la estabilidad política y económica. Vamos a defender la democracia y al gobierno elegido democráticamente y nos declararemos en estado de emergencia ante cualquier intento de desestabilización», dijo Huarachi.

VISIÓN COMPARTIDA

Arce y Huarachi rechazaron los afanes «antidemocráticos» que atribuyeron a las acciones de la oposición conservadora, en especial las movilizaciones de protesta por la detención de la expresidenta transitoria Jeanine Áñez (noviembre 2019-noviembre 2020) y la negación del golpe de hace menos de dos años.

«En noviembre de 2019 vivimos un golpe de Estado, una nueva ruptura constitucional después de 37 años de democracia», sostuvo el gobernante, saludando entre los asistentes a la exdiputada socialista Lidia Patty, quien presentó la denuncia por la que Áñez está ahora en detención preventiva, en espera de juicio.

Arce, quien llegó a la presidencia mediante las elecciones de octubre pasado, resaltó que «la COB, junto a las organizaciones sociales del Pacto de Unidad, lucharon valerosamente para recuperar la democracia, sufriendo persecución, criminalización y atentados a sus instalaciones por parte del gobierno de facto».

Huarachi afirmó que el Gobierno de facto de Áñez atacó tanto a la democracia como a la economía y la vida institucional de las organizaciones sindicales, demandando que tanto la exgobernante como sus colaboradores sean enjuiciados especialmente por las masacres de los primeros días de su gestión.

«Ahora lo más importante es preservar la democracia», añadió.

El mandatario aseguró que tras el «intento» de restauración de una política económica neoliberal durante el año de transición, su administración estaba empeñada en reponer el «modelo económico socio-comunitario productivo» que estuvo vigente durante los 14 años de gobiernos previos del MAS con Evo Morales (2006-2019).

Arce pidió a la COB actuar «con mucha conciencia y sentido de responsabilidad histórica» ante «el gran desafío de cuidar y defender a la democracia intercultural, los recursos naturales y los derechos conquistados por la sangre y la valentía del pueblo».

El abrazo político entre gobernantes y sindicalistas se produjo cuando ambas partes negocian un aumento salarial anual para todos los sectores, que los empresarios han rechazado anticipadamente.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (75058 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: