Raúl Castro dice adiós al poder, 68 años después de una activa vida política y militar

A punto de cumplir 90 años de edad, el general Raúl Castro decide dar un paso al costado y dejar el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba, cediendo el poder a nuevas generaciones después de una activa vida política y militar durante los últimos 69 años.

Uno de los últimos íconos vivos de la Revolución de 1959, Raúl, como sencillamente le llaman los cubanos, se convirtió en un fuerte lazo entre varias generaciones políticas de la isla, que hasta hoy sigue afrontando grandes desafíos, entre ellos la transferencia de las riendas de un proceso revolucionario único en su tipo en América Latina.

Durante más de seis décadas, Raúl acompañó a su hermano Fidel Castro (1926-2016), líder histórico de la Revolución, desde la época de las luchas estudiantiles universitarias, a fines de la década de los años 40, pasando por el asalto al cuartel Moncada en 1953 y el desembarco del yate Granma, como parte del núcleo guerrillero, hasta la lucha insurreccional en las montañas de la Sierra Maestra, y durante más de medio siglo de Gobierno después de la victoria.

A la muerte de su hermano Fidel, en 2016, Raúl supo sortear profundos escollos en tiempos difíciles, y logró mantener la unidad entre los revolucionarios cubanos, frente al principal enemigo ideológico: EEUU.

Ahora, 62 años después del triunfo, le corresponde a Raúl Castro, como principal exponente de la llamada «generación histórica de la Revolución», entregar la batuta del poder a las nuevas generaciones, esta vez poniendo en manos más jóvenes las riendas del Partido Comunista de Cuba, «fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado», según establece el artículo 5 de la Constitución de la isla.

ORÍGENES

Nacido en el poblado de Birán, en el norte de la antigua provincia de Oriente el 3 de junio de 1931 en el seno de una familia económicamente solvente, Raúl es el menor de los siete hijos del matrimonio Castro-Ruz.

Hizo estudios en las ciudades de Santiago de Cuba (este) y en La Habana, en colegios regenteados por la Iglesia Católica, y siempre vinculado a uno de sus hermanos mayores (Fidel), a quien se unió en las luchas estudiantiles contra la dictadura del general Fulgencio Batista (1952-1958) que tenían como escenario a la Universidad de La Habana, donde estudiaba Administración Pública.

El 26 de julio de 1953 formaría parte del grupo de jóvenes encabezados por su hermano Fidel que asaltarían el cuartel Moncada, segundo bastión militar de la isla, en Santiago de Cuba, con el propósito de derrocar al Gobierno de turno, hecho por el que fue encarcelado hasta 1955. Después de una amnistía, logra exiliarse en México.

En 1956 integra el grupo de 82 expedicionarios que, a bordo del yate Granma desembarcan en el sureste de Cuba y comienzan la lucha guerrillera en las montañas de la Sierra Maestra, convirtiéndose en el jefe del II Frente Oriental Frank País, uno de los principales bastiones de la guerrilla, que finalmente derrocó al ejército de Batista en enero de 1959.

DESPUÉS DEL TRIUNFO

Después del triunfo de la Revolución cubana, en 1959, con 28 años de edad, encabeza las fuerzas armadas de su país, responsabilidad que mantuvo durante 49 años, llegando a alcanzar los grados de general de Ejército, la más alta calificación en la nomenclatura militar cubana.

También fue pieza clave en la estructuración política de la isla, junto a su hermano Fidel, primero en las Organizaciones Revolucionarias Integradas (1961), más tarde en el Partido Unido de la Revolución Socialista (1963) y finalmente en la creación del Partido Comunista de Cuba (1965), del que fue su segundo secretario durante más de cuatro décadas, y desde 2008 hasta la fecha, su principal figura política.

RELACIONES CUBA-EEUU

En diciembre de 2014, ya como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, junto al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama (2009-2017), anunció el descongelamiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, iniciando un proceso de acercamiento, que se malogró con la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump.

En 2018, fiel a su advertencia que abandonaría el poder después de un segundo mandato, entregó la dirección del país al actual presidente Miguel Díaz-Canel, quien lo sustituyó en el cargo en abril de 2018.

Casi al cumplir sus 90 años, Raúl Castro entrega el bastón de mando en la isla, y aunque muchos piensan que el anciano militar al fin descansará, él mismo se ocupó de sentenciar: «Que nadie lo dude, que mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la patria, la Revolución y el socialismo con más fuerza que nunca».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77751 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: