El acuerdo de colaboración militar y comercial entre Rumania y Kampuchea Democrática de mayo de 1978

El 14 de enero de 1990, el autodenominado «Frente de Salvación Nacional», el órgano político creado por los golpistas de diciembre del 89, hizo público el borrador de un acuerdo firmado por Nicolae Ceaușescu y Pol Pot descubierto en los archivos del Comité Central del PCR. En base a este, Rumania y Kampuchea Democrática tendrían una estrecha alianza militar y logística, comprometiéndose la primera a surtir de armamento y bienes necesarios al joven estado comunista.

Foto de cabecera: Firma del acuerdo de colaboración entre Kampuchea Democrática y la República Socialista de Rumania en Nom Pen, 28 de mayo de 1978.

http://imbratisare.blogspot.com/

En concreto, se proporcionaba a los Jemeres Rojos piezas de artillería y armas pequeñas, sistemas de defensa antiaéreos, morteros y productos del petróleo, a cambio de la importación de una serie de mercancías de Kampuchea:  desde arroz, caucho natural, café, maderas tropicales y productos pesqueros, hasta piedras semipreciosas. Desde finales de la década de 1970, el deterioro de las relaciones con la URSS y otros miembros del  Pacto de Varsovia, debido al cada vez más exacerbado revisionismo de los dirigentes soviéticos, provocó también la ruptura de los contratos comerciales con la República Socialista de Rumania.

Está claro que el acuerdo antes mencionado con el gobierno pro-chino de Pol Pot era todo un desafío directo para Moscú, especialmente en el contexto del entonces conflicto militar entre la Kampuchea «pro china», (que también fue ayudada y apoyada por otro gran país antirrevisionista, como la República Democratica de Corea del Norte), y Vietnam (apoyado activamente por la URSS).

Ya en 1970, Rumania y Kampuchea eran aliados, intercambiaron visitas e hicieron varias transacciones entre sí.

El acercamiento de Bucarest con Pekín y sus aliados se aceleró tras los conocidos acontecimientos de Checoslovaquia en 1968 (oficialmente condenados en Bucarest y Pekín). En 1969, China comenzó a brindar asistencia financiera a Rumania y, a principios de la década de 1970, Bucarest comenzó a exportar armas pequeñas y misiles antitanques a la República Popular China y a enviar especialistas para que los atendieran. El petróleo rumano y sus  productos derivados eran  muy valorados ante los escasos recursos fosiles en aquel momento en la República Popular China. Estas y otras áreas de cooperación se acordaron durante las visitas  de Ceausescu a Beijing en 1971 y 1973.

Ya antes, la traición contra el comunismo perpetrada por Kruschev y sus seguidores, tras la criminalización de Stalin y el abandono de los principios revolucionarios, con el consiguiente alejamiento del PCUS de las masas, habían sido denunciados por Mao y los comunistas chinos, junto a otros estados que formaron el bloque antirrevisionista, como Albania, la República Democrática de Corea del Norte o la misma Rumania. 

En 1973, Nicolae Ceausescu se reunió en Beijing con Pol Pot, el futuro líder de esa Kampuchea Democrática de 1975 a 1978. Es bastante obvio que la asociación chino-rumana involucró inicialmente la cooperación con los socios mutuos de Bucarest y Beijing, incluida la Kampuchea Democrática. El acercamiento rumano a China provocó, rápidamente, el rechazo por parte de Moscú, ya en plena decadencia hacia la restauración del capitalismo producida poco después,  y su enfrentamiento con Bucarest, lo que, como efecto contrario, tuvo el efecto de que Ceausescu buscará cada vez mayor colaboración con China.

Delegación rumana ante el monumento Angkor Thom,en Kampuchea (mayo de 1978)

 Mientras tanto, Rumania y Kampuchea habían establecido importantes relaciones comerciales desde  fines de 1975: se suministraba a los rumanos caucho natural, arroz, madera tropical, café y mariscos.   A su vez, y como ya se ha dicho, las entregas rumanas incluían petróleo crudo (para la refinería de Kampong Chnang), productos petrolíferos, textiles, prendas de vestir, cereales forrajeros y, desde 1977, armas pequeñas e incluso embarcaciones fluviales militares, para el río Mekong y sus afluentes. Por cierto, las armas y los barcos rumanos se utilizaron en Kampuchea en la guerra con Vietnam de 1978 a 1979.

Por lo general, estos bienes se transportaban en ambas direcciones, principalmente en buques mercantes chinos, pero también rumanos, país cuya flota comercial por aquel entonces estaba entre las diez primeras del mundo (hoy apenas queda nada de aquella, convertida toda en dolares para las cuentas corruptas de los mafiosos rumanos eufóricos por restauración del capitalismo tras el golpe de diciembre de 1990, en el que parece que la inteligencia soviética, dirigida por Gorbachov, tuvo bastante que ver).

En definitiva, Rumania empezó a abrirse hacia los aliados comunistas asiáticos. Todo ello en el marco de las reiteradas visitas de las delegaciones dirigidas por Pol Pot a la República Popular China y a Corea del Norte. Destacó la concesión por parte de  las autoridades norcoreanas del título de «Héroe de la RPDC» a Pol Pot, lo que causó una gran impresión en Ceausescu.    

Recibimiento oficial de Nicolae Ceausescu al vicepresidente
y ministro de Asuntos Exteriores de Kampuchea
Democrática, Ieng Sary (15 de octubre de 1976)

También, y desde 1976, Albania había establecido relaciones políticas y comerciales con los Jemeres Rojos, y Yugoslavia hizo lo propio. Entre 1975 y 1977, Kampuchea celebró contratos regulares de productos básicos también con la RDA y Cuba.

En cuanto a Yugoslavia, parece que ya a principios de la década de 1950, Pol Pot había visitado aquel país. Según el director de la Agencia de Noticias DK, Kela Narsala, «En 1953, Pol Pot, como parte de la Brigada de la Juventud Comunista Francesa, fue a cosechar cultivos y construir carreteras en Yugoslavia, que había sido  bloqueada por la URSS y sus aliados, incluída entonces la República Popular China».

«El hecho de que vio cierto estímulo del capitalismo en la Yugoslavia de Tito no agradó al futuro jefe de Kampuchea. Pero aprendió firmemente que el socialismo se puede construir por sí mismo, sin la ayuda de gigantes como la URSS y China «.

En cuanto a Beijing y Pyongyang, Rumania se fue volviendo cada vez más determinada en su acercamiento a sus nuevos aliados asiáticos. Especialmente,  durante el período en el que crecía el conflicto militar entre Kampuchea y Vietnam. Y en mayo de 1978 (durante la visita de Ceausescu a Pyongyang), él y Kim Il Sung se pronunciaron a favor de proporcionar asistencia técnica-militar y financiera conjunta en Kampuchea.

Ese  mismo mes de 1978, la pareja Ceausescu realizó una visita oficial a Phnom Penh. No hubo mítines ni declaraciones pomposas, pero las partes firmaron un acuerdo de 10 años de amistad y cooperación.
——————
Las fotos están extraídas de la Fototeca Online del Comunismo rumano, y la información, principalmente, del artículo «Ceausescu y Pol Pot» de la Revista del Ministerio de Defensa de Rumania, «Defense Romania»

About ELCOMUNISTA.NET (76248 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: