Mensaje de Putin: medidas económicas, pandemia y respuesta a Occidente

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dirigió este miércoles su mensaje anual a la Asamblea Federal para hacer balance de la situación del país al término de un año tan difícil, trazar las principales líneas de la política interior y exterior y abordar los temas palpitantes.

Por Eugenia Lébedeva*

Este año, el discurso del mandatario ruso duró 78 minutos y se centró en las consecuencias de la pandemia del coronavirus, los temas de salud, las medidas de apoyo económico, así como las relaciones con Occidente.

BARRERA CONTRA LA EPIDEMIA

Una parte significativa del mensaje presidencial fue dedicada al impacto del coronavirus en distintos ámbitos de nuestra vida. En particular, el presidente agradeció «el enorme trabajo arduo de millones de personas en todas las regiones de la Federación de Rusia» para contrarrestar la pandemia.

«Los ciudadanos mostraron autocontrol, observando medidas extenuantes pero vitales, por lo tanto, juntos levantamos una barrera poderosa contra la epidemia», afirmó el mandatario.

Sin embargo, recordó que la epidemia todavía no ha terminado y llamó a los ciudadanos a «estar alerta» y seguir cumpliendo con todas las recomendaciones de los médicos.

El líder también agradeció el esfuerzo de los policías y militares que garantizaron la seguridad en medio de la pandemia y destacó «un gran avance» de los científicos en desarrollar las vacunas confiables contra el virus, al subrayar que estos y otros logros de los últimos años son la encarnación directa del creciente potencial científico y tecnológico de Rusia.

VACUNAS Y ESCUDO SANITARIO

Además, el mandatario destacó «la importancia crucial» de la vacunación contra el coronavirus y pidió a los rusos que se inmunicen lo más pronto posible, para que en septiembre se forme la inmunidad colectiva al covid-19.

Según el presidente, Rusia ahora debe tener «un escudo fiable y fuerte en el ámbito de la seguridad sanitaria y biológica».

«Hay que garantizar la independencia de Rusia en la producción de toda la gama de vacunas, sustancias para productos farmacéuticos, incluidos medicamentos contra infecciones que son resistentes a la generación actual de antibióticos», dijo, al precisar que es necesario hacerlo con el máximo uso de equipos y componentes de producción nacional.

Además, Putin declaró que Rusia debe estar preparada para desarrollar en un plazo de cuatro días sistemas de prueba y crear en el menor tiempo posible una vacuna si aparece una nueva infección peligrosa.

MEDIDAS DE APOYO

El presidente ruso también anunció una amplia gama de medidas orientadas a apoyar a la población y esbozó la meta principal de alcanzar una esperanza de vida de 78 años hacia el año 2030.

«Los esfuerzos de las autoridades de cada nivel, empresas, instituciones de desarrollo, la Academia de Ciencias de Rusia deben estar subordinados a la principal tarea: mejorar la calidad de vida de nuestro pueblo», afirmó, en tanto especificó que la tarea principal es asegurar un aumento de los ingresos reales de los ciudadanos.

Asimismo, denunció el impacto de la pandemia del covid-19, que afectó el bienestar de la población, exacerbando la desigualdad social, no solo en Rusia sino en todo el mundo.

Recordó que el año pasado Rusia logró salvar más de 5 millones de puestos de trabajo gracias, entre otras cosas, a préstamos preferenciales para empresas y aseguró que «se restablecerá el mercado laboral y los ingresos reales de los ciudadanos».

Además, el presidente anunció una serie de medidas para apoyar a familias con hijos, en particular llamó a aprobar pagos adicionales para mujeres embarazadas, familias monoparentales y familias con hijos de edad escolar.

PROBLEMAS AMBIENTALES

El jefe de Estado también se refirió a los problemas ambientales y anunció las medidas que deben ser tomadas en este ámbito. En particular, las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse en Rusia en los próximos 30 años hasta niveles por debajo de los de la UE, mientras en el país se debe crear un sistema estricto de control y monitoreo de las emisiones de carbono.

Según Putin, a pesar de que esa tarea es difícil, tomando en consideración el tamaño del territorio ruso y las particularidades de su geografía y el clima, «es una meta absolutamente alcanzable, habida cuenta del potencial científico-tecnológico» del país.

Señaló que el país necesita «nuevos enfoques integrales al desarrollo y al sector energético, incluidas nuevas decisiones en el ámbito de generación atómica, en esferas prometedoras como la energía del hidrógeno y los sistemas de almacenamiento de energía».

«Nuestros nuevos sectores energético y farmacéutico, la solución de los problemas climáticos deben convertirse en un fuerte incentivo para una modernización integral de todos los sectores de la economía y la esfera social. Este es un camino directo a crear puestos de trabajo modernos y bien pagados», enfatizó.

LÍNEAS ROJAS

Al final de su mensaje, el presidente examinó el tema de las relaciones internacionales y la política exterior de Rusia al subrayar que el país no permitirá a ningún Estado atravesar sus líneas rojas.

«Tenemos suficiente paciencia, responsabilidad, profesionalismo, confianza en nosotros mismos y sentido común al tomar cualquier decisión, pero espero que a nadie se le ocurra cruzar la línea roja en las relaciones con Rusia», dijo el mandatario al detallar que será su país el que defina ese límite en cada caso concreto.

Rusia, agregó el gobernante, no pretende quemar puentes con ninguna nación, pero, en caso necesario, tiene capacidad para responder de forma «inmediata y enérgica».

En este contexto, denunció que no cesan los actos inamistosos por parte de Occidente y añadió que para algunos países los intentos de atacar a Rusia se han convertido en un nuevo deporte.

El presidente también mencionó los recientes acontecimientos en Bielorrusia y condenó cualquier intento de cambiar gobiernos por la fuerza.

«Se puede tener cualquier opinión sobre, por ejemplo, el expresidente de Ucrania (Víctor) Yanukóvich o (el presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro, (…) tener cualquier punto de vista sobre el presidente de Bielorrusia, (Alexandr) Lukashenko, pero la práctica de organizar golpes de Estado, planes de asesinatos políticos, incluidos los de funcionarios de alto rango, superan todos los límites», dijo.

El mandatario condenó la ausencia de reacción de Occidente ante «un intento directo de organizar un golpe de Estado en Bielorrusia y asesinato del presidente de este país».

Sin embargo, para concluir con una nota positiva Putin afirmó que Rusia no responde a los actos inamistosos porque quiere mantener buenas relaciones con todos los miembros de la comunidad internacional.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77656 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: