Canciller ruso achaca a las presiones de EEUU el veto brasileño a la vacuna Sputnik V

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, atribuyó a las presiones de Estados Unidos la decisión de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil de declinar la aprobación de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.

«No me sorprende. Los estadounidenses no se cortan a la hora de hacer ese trabajo, ni lo ocultan. (El secretario de Estado) de la anterior Administración, Mike Pompeo, viajaba por África y en voz alta y públicamente, en las ruedas de prensa, instaba a sus homólogos a que no cooperaran ni hicieran transacciones con Rusia y China», señaló el jefe de la diplomacia rusa en una entrevista con Sputnik.

Pompeo, explicó Lavrov, iba por el mundo diciendo que Moscú y Pekín perseguían fines egoístas mientras que los estadounidenses buscaban el bienestar de otros pueblos.

El canciller ruso subrayó que en Brasil ha surgido «un movimiento de protesta» contra la decisión de la Anvisa que priva a la población de la vacuna Sputnik V.

«Y si los estadounidenses han admitido estar detrás de ese desenlace, eso quiere decir que siguen fieles a su lógica de que todo se les consiente, ya ni tienen vergüenza de dictar sus órdenes en público», puntualizó.

Lavrov subrayó que entre los países que estudian recurrir a la Sputnik V se encuentra Alemania, cuyas autoridades, «Angela Merkel incluida, hablan muy en serio de que se podría usar la vacuna rusa».

«Nosotros no vamos a obligar a nadie a que lo haga. Creo que la vida misma lo pondrá todo en su sitio», concluyó.

El lunes, la dirección de la Anvisa decidió de forma unánime rechazar la importación de la vacuna rusa Sputnik V alegando ausencia de información suficiente en la documentación presentada y supuestos riesgos para la salud pública.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que financió el desarrollo del fármaco, calificó de política tal decisión.

La Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya con la financiación del RDIF y aprobada en Rusia el 11 de agosto de 2020, se convirtió en la primera vacuna anticovid registrada en el mundo.

Hasta la fecha, el fármaco fue aprobado en 62 países, incluidos Argentina, Antigua y Barbuda, Bolivia, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

Un estudio realizado en 3,8 millones de rusos inmunizados con los dos componentes del medicamento demostró que tiene una eficacia del 97,6 por ciento.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77623 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: