El pasado soviético del 1 de mayo

El Pervomái, las máevki, el Día de la Internacional Comunista, estos eran los nombres que tenía el feriado 1 de mayo en la Unión Soviética, que fue uno de los más importantes para la revolución rusa y el Partido Comunista.

Por Daniil Pevzner*

La tradición nació a finales del siglo XIX, y desde entonces en la mayoría de los países que celebraron el feriado se rendía homenaje a las víctimas de las manifestaciones de trabajadores estadounidenses de 1886.

Mientras que en el Imperio ruso, las protestas fueron más bien políticas, con unos lemas como «Abajo el Gobierno zarista» y «Qué viva la república», y se celebraron de manera ilegal.

HISTORIA INTERNACIONAL

La tradición internacional tiene sus raíces en Chicago: el 1 de mayo en esa ciudad estadounidense se celebró la mayor huelga en el país, con unos 30.000 obreros que reivindicaban la jornada de ocho horas.

Las manifestaciones continuaron los días posteriores. El 3 de mayo, la policía abrió fuego contra una multitud de trabajadores de la planta de segadores McCormick, en Chicago, causando al menos dos muertos.

El 4 de mayo, durante una nueva manifestación de los trabajadores organizada en la plaza de Haymarket, estalló una bomba casera, arrojada a la policía. La explosión dio inicio a un enfrentamiento entre la policía y los manifestantes, que terminó con ocho agentes de la policía muertos.

Hasta hoy en día continúan las disputas sobre el número exacto de víctimas en las filas de los trabajadores, mientras algunos historiadores, como Paul Avrich, afirman que la policía abatió a cuatro manifestantes e hirió a otros 70. Además, siete trabajadores anarquistas fueron condenados a la pena capital y centenares de personas fueron detenidas.

En julio de 1889, en el Congreso parisino de la Segunda Internacional se decidió celebrar anualmente las manifestaciones de los obreros el 1 de mayo, en solidaridad con los trabajadores de Chicago.

En 1890, tuvieron lugar por primera vez en Alemania, Austria-Hungría, Bélgica, Dinamarca, España, EEUU, Francia, Italia, Noruega y Suecia. En el Reino Unido, la manifestación se celebró el 4 de mayo. El lema principal de las concentraciones fue la reivindicación de la jornada laboral de ocho horas.

MANIFESTACIONES MARXISTAS, SOVIÉTICAS Y PROTESTA ANTI-URSS

La primera celebración del 1 de mayo en el Imperio ruso fue organizada en 1891 por el revolucionario marxista Mijaíl Brusniov, y la manifestación se realizó con lemas antizaristas. La protesta de los trabajadores se produjo de manera ilegal en las afueras de San Petersburgo y obtuvo el nombre de ‘máevka’.

Esa máevka se parecía más bien a una reunión a la que asistieron entre 80 y 100 personas y donde se pronunciaron unos discursos revolucionarios sobre el movimiento de trabajadores en Occidente.

En 1890 la máevka de Járkov, ciudad ubicada en el actual territorio de Ucrania, fue la primera manifestación masiva de trabajadores del Imperio ruso. Las protestas se celebraron en las calles y contaron con una participación de 12.000 personas. Más tarde el dirigente de la Revolución de Octubre, Vladímir Lenin, calificó la máevka de 1990 como un despertar político del proletariado.

Desde entonces las manifestaciones del 1 de mayo se celebraron casi anualmente en distintas ciudades rusas, pero de manera ilegal, hasta 1917, cuando el festivo se produjo sin limitaciones y además con participación de soldados, que coreaban «¡Todo el poder a los consejos!» y «¡Acabar con la guerra imperialista!», en referencia a la Primera Guerra Mundial.

Tras la Revolución de Octubre de aquel año, el día se hizo fiesta oficial en Rusia, recibiendo el nombre del Día de la Internacional Comunista. En los tiempos de la revolución, y luego en la época de la URSS, fueron muy populares las abreviaciones, y el nombre del feriado, Primero de Mayo, también recibió su versión corta: Pervomái.

En 1918, se organizó en Moscú –aunque no en la Plaza Roja– el primer desfile militar con motivo del Primero de Mayo, con la participación de unas 30.000 personas, originando la tradición de celebrar desfiles militares cada 1 de mayo.

En 1928, los 1 y 2 de mayo fueron decretados como días de descanso.

El 1 de mayo de 1933, sobrevolaron la Plaza Roja por primera vez aviones de la Fuerza Aérea, lo que desde entonces y hasta el inicio de la Gran Guerra Patria, en 1941, se convirtió en una parte inalienable del desfile militar del Primero de Mayo que, además, fue aprovechado para presentar los avances de la aeronáutica soviética como el avión «Maksim Gorki», la mayor aeronave de pasajeros de su época, el caza I-16, conocido como «mosca» o «rata» en la Guerra Civil Española, y otros.

Durante la Gran Guerra Patria –como se conoce en Rusia el tramo de la II Guerra Mundial tras la invasión nazi de la URSS en 1941– los desfiles del Primero de Mayo en la Unión Soviética dejaron de celebrarse.

El 1 de mayo de 1956 se transmitió el primer reportaje televisivo sobre el desfile militar y la manifestación de los trabajadores en la Plaza Roja.

En los años 1970, el Primero de Mayo pasó a denominarse en la Unión Soviética Día Internacional de la Solidaridad de los Trabajadores.

El 1 de mayo de 1990, se celebró la última manifestación oficial del Primero de Mayo en la URSS, que degeneró en una protesta antisoviética, arengada desde el exterior, lo que obligó al presidente Mijaíl Gorbachov y otros altos cargos a abandonar la tribuna instalada tradicionalmente en el Mausoleo de Lenin y cancelar el desfile militar.

En 1992, el Día Internacional de la Solidaridad de los Trabajadores en Rusia cambió su nombre por Día de la Primavera y el Trabajo.

En Rusia, la fiesta suele celebrarse con concentraciones, conciertos y festejos al aire libre. En 2014, por primera vez en la historia contemporánea del país, la manifestación del Primero de Mayo se organizó en la Plaza Roja de Moscú.

Asimismo, el 1 de mayo de 2014 se celebró la mayor marcha popular en la historia contemporánea de Simferópol, capital de Crimea que se había reincorporado a Rusia hacía dos meses. La concentración reunió a unas 100.000 personas.

En este 2021, igual que en 2020, la pandemia del covid-19 no permite celebrar manifestaciones. Para estabilizar la situación con el coronavirus, las autoridades rusas unificaron los días festivos tradicionales de mayo–del 1 al 3 con motivo del Día de Trabajo y del 8 al 10 de mayo, por el Día de la Victoria– de modo que durarán del 1 al 10 de mayo.

Tras originar como una iniciativa para solidarizarse con los trabajadores de Chicago, el 1 de mayo en Rusia y la Unión Soviética se convirtió en un motivo para salir a las calles, coreando lemas y mostrando carteles, y siempre fue más bien político que sindical.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79193 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: