Las fuerzas de izquierda cosechan una derrota sin paliativos en las regionales de Madrid

Las fuerzas de izquierda salieron derrotadas de las elecciones regionales celebradas este martes en la Comunidad de Madrid, que acabaron además con el liderazgo de Pablo Iglesias, al frente de la coalición Unidas Podemos.

«Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partido, entendida como política institucional. Seguiré comprometido con mi país, pero yo no voy a ser un tapón para una renovación de liderazgos que se tiene que producir en nuestra fuerza política», anunció de forma sorpresiva tras conocer los resultados Pablo Iglesias, que hace solo unas semanas era vicepresidente del Gobierno español.

La suma de las tres formaciones progresistas –PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos– consiguieron únicamente 58 diputados en la Asamblea de Madrid, frente a los 65 que obtuvo la conservadora Isabel Díaz Ayuso, ganadora indiscutible de los comicios.

«A veces he tenido dificultades para abrirme paso (…) Obviamente no lo he logrado y lo lamento», resumió Ángel Gabilondo, candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que lamentó el elevado tono de crispación durante la campaña electoral, en la que su estilo calmado quedó en tierra de nadie.

El PSOE –la formación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez– sufrió un fuerte retroceso respecto a sus resultados en las elecciones de 2019, cuando, también con Gabilondo como candidato, fue la fuerza más votada en la región consiguiendo 37 escaños gracias al 27,31 por ciento de los votos.

Un pacto entre conservadores y liberales impidió gobernar entonces al PSOE, que en las elecciones de este martes pasó del primer al tercer lugar cosechando unicamente 24 representantes en la Asamblea de Madrid, con un 16,85 por ciento de votos.

Por su parte, Más Madrid, una formación progresista nacida como una escisión de Podemos, protagonizó un «sorpasso» en la izquierda al superar al PSOE en votos.

Este partido, que aspira a adueñarse del progresismo alternativo presentándose como opción verde, consiguió 24 escaños, al igual que el PSOE, pero superó a los socialdemócratas en unos 4.000 sufragios, logrando el 16,97 por ciento de los votos.

Esto supone todo un triunfo para la joven formación progresista, que partía de los 20 representantes obtenidos en las anteriores regionales de mayo de 2019.

«En esta campaña hemos hecho todo lo que ha estado en nuestras manos, pero todo lo que ha estado en nuestras manos no ha sido suficiente», reconoció con gesto serio, pese al buen resultado de su formación, la doctora Mónica García, que durante los dos últimos años ha liderado en muchas ocasiones el papel de oposición parlamentaria en la Cámara regional, frente a las políticas de la presidenta conservadora, Isabel Díaz Ayuso.

La candidatura de Pablo Iglesias al frente de Unidas Podemos sumó finalmente 10 escaños, lo que representa una leve mejoría respecto a los 7 cosechados por esta formación de los comicios de mayo de 2019.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, no valoró los malos resultados de la izquierda, aunque sí felicitó a la ganadora de los comicios a la que dedicó un mensaje de Twitter destacando que los resultados le otorgan «una gran responsabilidad».

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (79193 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: