La Unión Europea, «dispuesta a discutir» la suspensión de patentes de las vacunas COVID

EE.UU. ha anunciado que apoyará esta medida y Moscú ya ha dicho que respalda la idea.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado este jueves que la Unión Europea está «dispuesta a discutir» la idea de levantar de manera temporal la protección que ofrecen las patentes sobre las vacunas desarrolladas contra la COVID-19, una iniciativa a la que los Veintisiete se han resistido hasta ahora pero que acaba de respaldar el Gobierno de Estados Unidos.

«La Unión Europea está dispuesta a discutir toda propuesta dirigida a afrontar la crisis de manera efectiva y pragmática», ha indicado la jefa del Ejecutivo comunitario durante un discurso en el que se ha referido expresamente al anuncio la víspera del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Algunos líderes europeos, como el presidente francés, Emmanuel Macron, ya han dicho que estén «completamente a favor» del levantamiento de estas patentes.

Fuentes europeas, además, han apuntado que la cuestión estará inevitablemente en la cumbre informal que reunirá este viernes y sábado a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Oporto (Portugal) para discutir, entre otros asuntos, sobre la gestión de la pandemia.

Putin respalda la idea de suspender las patentes

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha respaldado este jueves la iniciativa de suspender las patentes de las vacunas COVID. «En Europa hay una idea que merece atención: eliminar la protección de la patente de las vacunas contra la COVID-19», ha dicho el jefe del Kremlin en una videoconferencia con la viceprimera ministra Tatiana Golíkova, responsable de comité gubernamental para la lucha contra la pandemia.

Según el mandatario ruso, la iniciativa se corresponde con la reglas de la Organización Mundial del Comercio, que prevén el levantamiento de la protección de la protección de la propiedad intelectual en situaciones extraordinarias. «La pandemia es una situación extraordinaria. Tatiana Alexéyevna (patronímico), le pediría a usted y su colegas estudiar este asunto. Sin duda, Rusia apoyaría este enfoque», ha dicho, recalcando que en la situación actual no se debe pensar en obtener el máximo de beneficios, sino en garantizar la seguridad de las personas.

​»La seguridad solo puede garantizarse en el caso de que la vacunas sean utilizada en la mayoría de los países. Entonces se conseguirá la inmunidad de rebaño en el más amplio sentido de este concepto», ha dicho Putin.

Apoyo del Gobierno de Joe Biden

Un día antes, el Gobierno de Estados Unidos se convirtió en la primera gran potencia que apoyaba abiertamente la suspensión temporal de las patentes de las vacunas contra el coronavirus. «Esta es una crisis global, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de COVID-19 exigen medidas extraordinarias. La Administración cree firmemente en la protección de los derechos de propiedad intelectual, pero para terminar la pandemia, apoya que se elimine esa protección para las vacunas», expresaba en un comunicado la representante de Comercio del Ejecutivo estadounidense,  Katherine Tai.

«El objetivo es dar tantas vacunas seguras y efectivas a tanta gente como sea posible, y tan rápido como sea posible», continúa el comunicado. Con este fin, Estados Unidos apoyará la propuesta que han hecho varios países en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y participará «activamente» en las negociaciones que requerirán «tiempo» y «consenso».

Propuesta a la OMC de India y Sudáfrica

En octubre de 2020, poco antes de la llegada de las primeras vacunas, Sudáfrica e India presentaron a la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta para “trabajar juntos” en garantizar que los derechos de propiedad intelectual no fueran un “obstáculo” para la lucha contra la COVID-19. Por ello pidieron que, mientras durase la pandemia, se eliminasen las patentes para todas las herramientas relacionadas con la nueva enfermedad, como test diagnósticos, tratamientos o vacunas. Tal y como expresaron, el objetivo era evitar que las farmacéuticas más grandes, que también tienen un mayor poder de negociación, empujen los precios al alza; mientras que las farmacéuticas más pequeñas o que dependen de institutos de salud pública saquen al mercado vacunas con un precio más barato.

La propuesta de India y Sudáfrica continúa debatiéndose esta semana en la OMC, que celebra su Consejo General, y ambas delegaciones indicaron horas antes del anuncio del presidente estadounidense, Joe Biden, que modificarían el texto de su iniciativa, seguramente con el fin de incluir limitaciones temporales más estrictas de la suspensión. La organización con sede en Ginebra suele evitar someter sus decisiones a votación, y prefiere que éstas se adopten por consenso general de sus 164 miembros, lo que en la práctica supone prolongados debates y retrasos en la toma de esas decisiones.

Aunque en principio no se espera que la OMC finalice el debate y adopte alguna conclusión al respecto esta semana, el cambio de posicionamiento de la EE.UU. podría modificar los planes, especialmente si otras economías desarrolladas se unen a Washington.

Oposición de los países ricos

Hasta ahora, la mayoría de los países ricos han estado en contra de la suspensión temporal de las patentes de las vacunas COVID, incluidos Reino Unido, EE.UU., Australia o la Unión Europea. El cambio de postura de Estados Unidos, y la disposición favorable de la UE y Rusia, tres de los agentes con mayor peso en el mercado mundial de las vacunas, podrían cambiar radicalmente este escenario.

Un menor precio de las vacunas paliaría esa dependencia que tienen los países más pobres con respecto a la solidaridad de los de mayores ingresos, que se limitan a compartir una parte de sus reservas. Por ejemplo, España, al igual que el resto de los miembros de la Unión Europea, dispondrá en principio de dosis para inmunizar a prácticamente dos veces su población. Una vez que finalice su campaña de vacunación, el Gobierno español destinará este exceso a los países con menos ingresos.

Además de las razones humanitarias, las consecuencias de vacunar únicamente en los países ricos las apunta Rafael Vilasanjuan, en un artículo para el Real Instituto Elcano. La epidemia puede hacerse endémica en los países sin vacuna, lo que generaría «un reservorio del virus, que podría retornar inmediatamente una vez hubiera mutado», señala el director de Análisis y Desarrollo Global del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). Y advierte: «Si España vacuna a toda su población, pero los países del norte de África o de Latinoamérica apenas tienen dosis, habrá que seguir cerrando fronteras y frenando el comercio exterior».

Cuando se habla de enfermedades infecciosas, el riesgo de uno es siempre el riesgo de todos; por lo que la inmunización global se convierte en un objetivo obligatorio. Por mucho que las naciones ricas protejan a su población con vacunas, hasta que el resto de países haga lo mismo, el virus tendrá más oportunidades de circular y de poder mutar, poniendo en peligro la inmunización conseguida.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (76322 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: