¿Cómo se recuperó la URSS de perder casi 27 millones de personas durante la Segunda Guerra Mundial?

La Gran Guerra Patria se cobró un número sin precedentes de vidas soviéticas y había que hacer algo para reparar la brecha demográfica.

La estimación oficial de muertes humanas ascendió a 26,6 millones (y la cifra aún se está revisando).

Todavía es muy difícil imaginar que tanta gente muera en el campo de batalla o perezca detrás de las líneas enemigas. Pero es aún más difícil llenar la brecha demográfica resultante. 

Una respuesta simple a la pregunta sobre cómo la Unión Soviética resolvió el problema es: no lo hizo. Incluso más de 75 años después, el país aún no se ha recuperado.

Un país de mujeres

En primer lugar, la situación se vio agravada por el hecho de que las pérdidas no se distribuyeron por igual en todos los grupos de edad: entre los muertos había predominantemente personas en edad de reclutamiento (17-55, que también se consideraba la edad de fecundidad). En segundo lugar, fue el número de hombres cuyo número disminuyó principalmente. Y, como resultado, hubo un gran desequilibrio de género en la población.

«El desequilibrio entre hombres y mujeres en Rusia resultó ser incluso mayor que en Ucrania o Bielorrusia, que estuvieron totalmente ocupadas durante la guerra, mientras que en la RSFSR [República Socialista Federativa Soviética de Rusia] aproximadamente solo una cuarta parte de la población estaba ocupada», Señala Nikolai Savchenko, un investigador de pérdidas humanas.

 .

Según el censo de 1959, había 18,43 millones más de mujeres que de hombres y, con ello, el parto se había reducido a la mitad. «Ni siquiera Alemania o Polonia, que sufrieron pérdidas humanas significativas durante la Segunda Guerra Mundial, tuvieron tales disparidades», dice Mikhail Denisenko, experto del Centro Carnegie de Moscú y subdirector del Instituto de Demografía de la Escuela Superior de Economía. La migración tampoco vino al rescate, no es que muchas personas soñaran con mudarse a la URSS y, en cualquier caso, no se permitió que muchas personas lo hicieran.

¿Cómo lo afrontaron?

Más tarde, en la URSS de la posguerra, el desequilibrio disminuyó significativamente y, a fines de la década de 1980, el crecimiento de la población ya estaba a un ritmo decente, aunque espasmódico. Por ejemplo, contrariamente a todas las previsiones, un 9,8% más de bebés fueron nacidos en el país en la década de 1980.

Estos picos temporales se debieron enteramente a dos circunstancias importantes. Además, uno de ellos se había establecido incluso antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. En 1936, Stalin emitió un decreto «Sobre la prohibición del aborto», que también contemplaba un paquete de medidas que proporcionaban apoyo financiero a las madres. Fue seguido por un decreto secreto de Narkomzdrav [precursor del Ministerio de Salud] sobre la retirada de todos los anticonceptivos de las tiendas.

Y todo ello a pesar de que Rusia fue el primer país del mundo en legalizar la interrupción del embarazo cuando lo solicitaba una mujer (en los países europeos esto sucedió solo después de la Segunda Guerra Mundial, en la década de 1950). En 1920, la revolucionaria Nadezhda Krupskaya, esposa de Lenin, escribió: «Los médicos y las parteras especulaban sobre el aborto. Los abortos clandestinos a los que recurrían las costureras, sirvientas y otras mujeres solían ser realizados por personas incompetentes y entrañaban un gran riesgo … La eliminación de un feto que aún no se ha convertido en un ser vivo y todavía es parte del cuerpo de una mujer no puede considerarse criminal «. Este tipo de retórica era omnipresente en ese momento. Pero debido a las dificultades económicas, y especialmente a la hambruna masiva de 1932-1933, la tasa de natalidad comenzó a disminuir constantemente y en la década de 1930.

La segunda circunstancia fueron los beneficios pagados como parte de la política demográfica del país. Las mujeres nacidas a finales de los años cincuenta y sesenta pudieron aprovecharlos y, por lo tanto, hubo un aumento en la tasa de natalidad durante los ochenta. Todo esto aseguró el crecimiento de la población, aunque inestable. Para 2010, la brecha entre el número de hombres y mujeres se había reducido en ocho millones.

Es cierto que esto todavía no se puede comparar con la situación en la que vivieron estos cerca de 27 millones de personas. Los expertos todavía creen que Rusia está «muriendo».

Otro «chapuzón»

En 2017, la tasa de natalidad en Rusia cayó a su nivel más bajo en una década, y la situación no ha mejorado mucho desde entonces. Para rectificar la situación, el estado ha lanzado un programa nacional especial denominado “Demografía”, que durará hasta 2024, con un presupuesto de más de 40 mil millones de dólares. El programa es una continuación directa de los programas estatales de apoyo de mediados de la década de 2000 y su principal impulsor es el pago de una asignación por hijos múltiples.

Pero incluso esto se cree que es insuficiente, y los demógrafos predicen otra «caída». Además, algunos critican el programa de Demografía por su presupuesto exagerado, mientras que otros, por el contrario, creen que el financiamiento debería multiplicarse por lo menos cuatro veces, hasta un 2 por ciento del PIB. Según el director general del Instituto de Conocimientos Científicos y Públicos, Sergey Rybalchenko, «en los países europeos este indicador asciende al 3-4 por ciento, y en Francia específicamente, al 5-6 por ciento del PIB». Esto significa que Rusia aún debe mejorar lo que está haciendo actualmente para revertir la tendencia negativa.

RBTH

About ELCOMUNISTA.NET (77675 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: