10 años del 15-M, el terremoto que canalizó la indignación en España

Este sábado se cumplen 10 años de las manifestaciones del domingo 15 de mayo de 2011 en España, que dieron lugar a un movimiento de protesta social en el país que recabó la atención de todo el mundo.

«Había gente nueva que no habría estado en otras manifestaciones, gente joven, se notaba mucha energía. Había ganas de cambiar las cosas desde otro lugar», recordaba este viernes la periodista española Anita Botwin sobre la manifestación de Madrid, en un coloquio organizado por el sitio web de Sputnik en España.

Aquel 15 de mayo, faltaba tan solo una semana para la celebración de elecciones municipales y autonómicas en España, las cuales paradójicamente y en sentido contrario a lo que ocurría en la calle, ganó el conservador Partido Popular (PP).

Esta cita electoral supuso la antesala política de la mayoría absoluta que la formación obtendría meses después en las elecciones generales, dando paso a un estricto plan de ajuste económico.

España atravesaba en ese momento una dura versión nacional de la crisis capitalista financiera mundial, amplificada por el estallido de la burbuja inmobiliaria: la tasa general de paro en el primer trimestre del año había alcanzado un 21,08 por ciento y la tasa juvenil un 45,29, en ambos casos los registros más altos de la Unión Europea en el momento.

En ese contexto surgieron los llamados «indignados», un término que se usó para dar nombre al fenómeno, también conocido como «Movimiento del 15-M» o «Spanish revolution», y que englobó a todos los españoles que, afectados en primera persona por la crisis o no, salieron a protestar por lo que consideraban ignorancia de la clase política sobre la situación real en el país.

Las manifestaciones y posteriores acampadas, cuyo máximo exponente fue la de la Puerta del Sol, en Madrid; fueron convocadas por la organización social «Democracia Real Ya».

DE INDIGNADOS A POLÍTICOS

Con el paso de los meses, las movilizaciones perdieron fuelle pero dieron paso al surgimiento de movimientos políticos que cambiaron el hasta entonces esquema tradicional bipartidista de la escena política española.

Del espíritu del 15-M nació, impulsada por intelectuales, la formación Podemos, que bajo el tenaz liderazgo de Pablo Iglesias fue absorbiendo el espacio electoral de Izquierda Unida, con la que concluyó para convertirse en la actual Unidas Podemos.

Tras su irrupción sorpresa en las elecciones europeas de 2014, Podemos se consolidó como una fuerza determinada a cuestionar el sistema de partidos y la división entre izquierdas y derechas representada por PSOE y PP.

El eco del 15-M trascendió al ámbito municipal con la figura de Ada Colau, que adquirió protagonismo como rostro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, organización con gran notoriedad durante las protestas.

Colau presentó en 2014 la plataforma Guanyem Barcelona (Ganemos Barcelona), con la que concurrió a las elecciones bajo una coalición en la que también entró Podemos, y terminó convirtiéndose en la primera alcaldesa de la ciudad en 2015.

LA HERENCIA DEL 15-M

Podemos, consiguió sus objetivos de sacudir al bipartidismo y tras dos elecciones generales en abril y noviembre de 2019 entró en el Gobierno de la mano de la coalición con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Pedro Sánchez.

La vicepresidencia de Iglesias demostró la capacidad del partido morado para poner a los socialista contra las cuerdas, y el Ejecutivo progresista alcanzó hitos como la aprobación del ingreso mínimo vital o la legalización de la eutanasia.

Pero el fenómeno terminó de manera tan fulgurante como había empezado, cuando el pasado 4 de mayo su líder anunciaba el abandono de la política por los malos resultados obtenidos en las elecciones de Madrid.

La marcha de Iglesias a las puertas del décimo aniversario del 15-M refleja en parte  la desaparición de aquella energía que despertó la explosión de 2011.

Aunque persiste la indignación en España, a día de hoy están lejos de conseguirse los objetivos marcados desde las plazas.

Tras 10 años, el 15-M fue capaz de sacudir y de tirar de las orejas al poder político y económico en España para trasladar buena parte de los problemas de los ciudadanos.

El 15-M ha pasado, pero según sus principales protagonistas las ideas y el espíritu de la protesta siguen presentes y se canalizarán de nuevas maneras para afrontar los retos que atraviesa España.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76427 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: