Despiden a médica colombiana que pidió masacre indígena en medio de protestas

Una médica cirujana de una clínica privada de la ciudad colombiana de Cali (oeste) fue despedida luego de que se conoció una conversación suya en la aplicación de mensajería WhatsApp en la que dijo que le darían «ganas» de pagar a grupos paramilitares para que mataran a «unos mil indios (indígenas)», en el marco del paro nacional.

«Después de un análisis responsable de los hechos, el Comité de Ética de la Institución ha tomado la decisión de finalizar de manera unilateral el contrato que media la relación con una médica adscrita (…), toda vez que no representa los valores y el actuar de nuestra organización», escribió la Clínica Imbanaco en un comunicado.

Debido a las declaraciones de la médica, identificada como Juliana Andrea Rojas, algunas personas vandalizaron una parte de la fachada del centro médico, en la que escribieron con aerosol: «Dr. Rojas asesina».

La conversación de la médica con otros de sus colegas fue difundida en redes sociales y publicada por algunos medios de comunicación nacional.

«Dan ganas de que vengan las Autodefensas (paramilitares) y acaben literalmente con unos 1.000 indios (indígenas), así poquitos nada más para que entiendan (…). Yo supiera dónde tengo que dar la plata para que esto pase, allá voy volando, si alguien sabe me avisa», escribió la médica.

Tras su despido de la clínica, la médica se disculpó a través de un comunicado.

«Quiero presentar mis más sinceras disculpas a la comunidad indígena y a todas aquellas personas que se hayan sentido justificadamente ofendidas con las expresiones totalmente equivocadas que utilicé en un chat privado y que se filtraron», escribió.

«Aunque nada justifica mi desafortunado comentario, reconozco que me equivoqué y lamento mucho haberme dejado llevar por mis emociones», agregó.

Colombia cumplió el lunes 20 días de paro nacional que inició el 28 de abril en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal impulsada por el Gobierno, que ante la presión de las movilizaciones debió retirarla el domingo 2 de mayo.

Sin embargo, las manifestaciones, en las que los indígenas han tenido una participación importante, se han mantenido para exigir otras medidas al Gobierno, entre ellas retirar el proyecto de reforma a la salud, desmilitarizar los campos y ciudades, cumplir el Acuerdo de Paz, y desmantelar las organizaciones criminales.

Al menos 50 personas han muerto durante las protestas, la mayoría a manos de efectivos de la Fuerza Pública, y casi 600 han sido heridas, de las cuales al menos 37 sufrieron lesiones oculares por disparos efectuados por la policía, según denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos.

Además, se ha detenido de manera arbitraria al menos a 1.430 personas, se ha cometido violencia sexual contra 21 mujeres y hay más de 520 personas reportadas como desaparecidas.

En tanto, los últimos datos de la Defensoría del Pueblo de Colombia, difundidos el martes 11, informaban de 42 personas muertas durante las protestas, 41 civiles y un integrante de la policía.

Ante tales abusos, la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos, entre otros, han denunciado ante la comunidad internacional un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía de Colombia.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76427 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: