Campaña contra el comunismo en Perú se balancea al borde de la cornisa de la legalidad

Lima, que alberga un tercio de la población de Perú, amaneció uno de estos días con costosos paneles publicitarios cuyos mensajes despertaron suspicacia o curiosidad entre los ciudadanos.

Por Sergio Llerena Caballero*

«El comunismo genera miseria y pobreza», «Piensa en el futuro de tus hijos. No al comunismo», «Ganar más por mi esfuerzo es ser libre» o «Protege tu libertad y tu trabajo. No al comunismo» son algunos de los mensajes que adornan los carteles y muros de la capital peruana.

En los paneles, que en algunos son grandes pantallas LED, evidentemente costosas, no figura qué persona, natural o jurídica, se adjudica la autoría de los mismos.

Estos carteles, según la empresa Punto Visual, propietaria de muchos de ellos, pueden llegar a costar hasta 19.305 soles al mes (5.080 dólares), según lo reveló una investigación del medio local Ojo Público.

Es evidente que los mensajes difundidos tienen una carga política, pero ¿estos carteles favorecen la candidatura de algún candidato en la segunda vuelta? Si en algo inciden es a favor de Keiko Fujimori, de Fuerza Popular (derecha), en desmedro de su rival Pedro Castillo, de Perú Libre (izquierda).

¿LEGAL O ILEGAL?

La campaña de Fuerza Popular ha puesto mucho énfasis en la defensa del modelo económico actual de libre mercado y el rechazo al comunismo que implicaría la llegada al poder de Castillo, un político que ha propuesto un modelo de corte estatista.

De hecho, el partido de Casillo afirma en su página web que «decirse de izquierda cuando no nos reconocernos marxistas leninistas es simplemente obrar en favor de la derecha».

Por su parte Fujimori, en una entrevista realizada en abril por el diario local El Comercio, enfatizó su defensa de la democracia en oposición al comunismo.

«Siempre voy a defender la democracia, yo no creo en el comunismo, el comunismo sería lo peor que le puede pasar a nuestro país», manifestó, a tono con las consignas que lucen los carteles anónimos de Lima.

En este sentido, parece que los paneles, que también han aparecido, aunque en menor medida, en provincias, son un apoyo implícito a la candidatura derechista.

Ahora, ¿este tipo de apoyos está permitido en Perú? Es relativo, en tanto el Reglamento de Financiamiento y Supervisión de Fondos Partidarios prohíbe los aportes anónimos o donaciones, directas o indirectas, de empresas privadas, congregaciones religiosas o personas condenadas por crimen organizado, lavado de activos y otros delitos.

En caso de que esta norma sea violada, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) está autorizada a pedir información sobre quiénes financian cualquier propaganda que se haya dado durante el proceso electoral.

RENDICIÓN DE CUENTAS

Lo que se debe dilucidar con claridad es si este tipo de propaganda constituye un apoyo a la candidata Fujimori, considerando que explícitamente no hay ningún mensaje que llame a votar por ella, por más suspicacias que generen los mensajes contra el comunismo.

A partir de este proceso electoral, en Perú los partidos políticos ya no pueden contratar publicidad privada, aunque a cambio el Estado le da a cada candidato en segunda vuelta 6 millones de soles (1,5 millones de dólares) que son administrados por la ONPE, y que cada partido decidirá en qué tipo de proselitismo invierte ese dinero.

En todo caso, frente a la aparición de este tipo de publicidad controversial, la ONPE ha declarado que será al final del proceso electoral cuando pida cuentas a los partidos sobre sus gastos, quedando en duda si los paneles serán considerados como propaganda o no. Habrá que ver. Por ahora, se balancean al borde de la cornisa de la legalidad.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76308 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: