La libertad de expresión es una quimera en manos de multinacionales en el Estado español

Ferreras en La Sexta se muestra tan tibio y comprensivo con la dictadura de Marruecos como con el gobierno sionista de Israel. El mamporrero del poder sigue jugando sucio con su supuesta equidistancia, que no es otra cosa que poner al mismo nivel a víctimas y verdugos.

Por André Abeledo Fernández*

Y esto pasa el La Sexta, pero también en Tele5 o en cualquiera de los medios de desinformación de masas controladas por las multinacionales de la información que deciden que noticia se publica y también como se cuenta y en beneficio de que intereses se cuenta esa media verdad. 

Mientras aquellos que damos nuestra opinión en redes sociales somos censurados, o se cierran nuestras cuentas, tampoco es fácil mantenerse vivos para aquellos medios de información alternativos, que tratan de informar desde un punto de vista diferente al del poder.

Cuando decir la verdad es un acto revolucionario y hacer lo correcto sale tan caro, podemos constatar que no vivimos en libertad, porque la libertad no es berber cervezas y salir de fiesta, la base de la libertad es la justicia social.

Que se puede esperar de un pais donde permiten comparar el NAZISMO o el FASCISMO español con los defensores de la independencia, del derecho a la autodeterminación de los pueblos, o de otro modelo de Estado.

Palabras como “libertad” en el lenguaje de la oligarquía, en el diccionario de la democracia burguesa se refieren a privilegios cuando se traducen al idioma de la clase obrera, por ejemplo la “libertad de comercio” es causa directa de la esclavitud del obrero.

Uno de los karmas que más repiten cuando atacan al comunismo acusándolo de ser un sistema totalitario, es que no respeta la llamada “libertad de comercio” o el “libre mercado”, o traducido al lenguaje de clase, la libertad de explotar a otros para obtener un beneficio, la libertad para comerciar con los productos básicos, la libertad de enriquecerse a costa de la miseria de los pueblos.

Se refieren también a libertades como la de “pensamiento”, dicen que en el sistema capitalista uno puede pensar y decir lo que quiera, pero todos sabemos que no es así, porque normalmente nadie te escucha y queda en inútil derecho a pataleo, o tu voz es apagada mediante la violencia de las leyes o de la represión del estado, leyes como la llamada “ley mordaza” que criminaliza la protesta son una prueba palpable.

Hablan de la “libertad de prensa”, porque cualquier millonario o multinacional pueden tener un canal de televisión o un periódico a su servicio, al servicio del pensamiento único, los medios de la oligarquía tienen patente de corso para mentir, difamar, ocultar la verdad, siendo realmente herramientas para desinformar a las masas, para confundir a la clase obrera. Son muy pocos los medios de comunicación que se atreven a publicar este tipo de artículos, o que no están al servicio del amo que pone el dinero y decide la línea editorial.

El control de las masas mediante el miedo, la represión y la desinformación que convierte la verdad en mentira y la mentira en dogma de fe.

Las personas y los poderes que dirigen los hilos no se someten a elecciones, sus fortunas multimillonarias les permiten controlar los hilos, están organizados en grupos terroristas como el Banco Mundial, el FMI, el Club de París y tantos otros grupos de poder a los que nadie vota, pero deciden casi todo, desde guerras a hambrunas hasta golpes de estado, esos grupos de poder son los que controlan los mercados mientras gobiernan el mundo con mano de hierro y crueldad psicópata, son ellos los que controlan los gobiernos que nosotros creemos elegir.

Tratan de confundirnos comparando a la “dictadura del proletariado” con regímenes dictatoriales a los que ellos apoyan y financian, pero el verdadero significado de la dictadura del proletariado es poner el poder en manos de la clase obrera, es un sistema donde los intereses de la minoría están subordinados a los intereses de la mayoría, donde los explotadores no tienen la libertad de explotar ni enriquecerse con el trabajo del pueblo trabajador, donde los poderes económicos son puestos en manos del estado, donde estos grupos de poder son tratados como organizaciones criminales, como lo que realmente son.

Por eso es tan importante que existan y resistan los medios de información alternativos, los periodistas independientes, las personas dispuestas a dedicar su esfuerzo  y su tiempo en dar la otra cara de la realidad. 

*

André Abeledo Fernández
About ELCOMUNISTA.NET (76272 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: