Científicos descubren en EEUU nueva especie de tortuga en fósil de 96 millones de años

Un equipo de científicos descubrió una nueva especie de tortuga de cuello de serpiente en fósiles de 96 millones de años de antigüedad hallados en el estado de Texas (EEUU, sur), según un estudio publicado el jueves en la revista especializada Nature.

«Este descubrimiento brinda la evidencia más antigua de tortugas de cuello de serpiente en América del Norte y expande nuestro conocimiento de las primeras migraciones de la extinta familia botremídidos. Establece además al sitio Arlington Archosaur (AAS) como una importante unidad fósil que está revelando las bases de una fauna endémica del subcontinente Appalachia», dijo el principal autor del estudio, Brent Adrian, investigador especialista de la Universidad Estatal Midwestern (Texas).

La nueva especie, del suborden Pleurodira, fue bautizada como Pleurochayah appalachius, tras ser hallada en un antigo delta de río que data de hace 96 millones de años, en el Cretácico Superior (entre 100 y 66 millones de años atrás), donde también se han encontrado fósiles de dinosaurios.

Comparte características sinapomórficas con otras especies de botremídidas pero tiene una combinación única de cráneo y caparazón, y el hallazgo de este taxón es significativo porque es el fósil de una pleurodira más antiguo de América del Norte y Laurasia, dijo el equipo científico.

Esta combinación muestra su adaptación marina y capacidad de dispersión en la vida costera, un hecho que ayuda a rastrear la migración de estas especies hace unos 100 millones de años.

El grupo se originó en el antiguo continente de Gondwana (sur) y luego migró hacia el norte a comienzos del Cretácico Inferior.

Se las conoce como cuello de serpiente por la manera de retraer el cuello hacia el interior de su caparazón.

De acuerdo al estudio, esta especie de tortuga tenía características morfológicas altamente adaptadas a la vida acuática, como un húmero que era utilizado como un remo al nadar, en contraposición al movimiento de las aletas de las tortugas modernas.

El hueso estaba rodeado de músculos que sostenían su posición para retraerlo al nadar, y parte de un cráneo recuperado muestra una combinación única de características primitivas y derivadas que comparte con otras especies de botremídidos, explicaron los científicos.

El equipo de investigadores analizó cuatro especímenes del antiguo sitio en Texas y concluyó que son los ejemplares más antiguos del suborden Pleurodira y la familia botremídidos en América del Norte.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76405 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: