Minsk defiende su actuación con el avión de Ryanair ante las críticas externas

Las autoridades bielorrusas actuaron con pleno respeto a las normas internacionales a la hora de obligar a aterrizar de emergencia en Minsk a un avión de la aerolínea irlandesa Ryanair, que el 23 de mayo cubría la ruta de Atenas a Vilna, aseguró en un comentario a Sputnik el portavoz del Ministerio de Exteriores de Bielorrusia, Anatoli Glaz.

«No cabe ninguna duda que las acciones de nuestros organismos competentes se ajustaron plenamente a las normas internacionales establecidas», dijo.

Glaz subrayó que Bielorrusia siempre ha acatado esas normas, «lo que es reconocido por los reguladores aéreos correspondientes».

«Estoy seguro de que en este caso podemos garantizar plena transparencia y si es necesario recibir a expertos y mostrarles todos los materiales para excluir indicaciones», afirmó.

El portavoz del Ministerio de Exteriores bielorruso se mostró sorprendido ante «declaraciones belicosas precipitadas hechas por varios países y organizaciones de Europa», y denunció que así la situación se somete a «una politización deliberada, se oyen acusaciones infundadas».

«Es triste que los pasajeros de este vuelo se enfrentaran a ciertos inconvenientes. Pero las normas de seguridad aérea son la prioridad absoluta», zanjó.

Además, desde Bielorrusia niegan que el incidente de Ryanair haya afectado el tráfico aéreo.

«No la percibimos, todo está dentro de lo normal, hay el tráfico de siempre», afirmó Oleg Kaziuchits, director general adjunto de la empresa.

Según el ejecutivo, ninguna aerolínea notificó la suspensión de operaciones en el espacio aéreo de Bielorrusia.

Kaziuchits negó también que hubiera coerción por parte de controladores bielorrusos para que los pilotos de Ryanair aterrizaran en Minsk.

«Los controladores aéreos no tienen esas facultades, no pueden forzar a la tripulación, que toma decisiones por su cuenta; lo único que pueden es recomendar cuando el avión está en el área de su responsabilidad, pero en ningún caso recurrir a la coerción, las amenazas y, menos aún, la piratería», aseguró.

Las autoridades de Bielorrusia crearon una comisión para investigar las circunstancias del aterrizaje forzoso del avión de Ryanair en Minsk, informaron a Sputnik desde el Departamento de Aviación del ministerio de Transporte y Comunicaciones del país.

Al mismo tiempo, Minsk espera que la Unión Europea (UE) no vete los vuelos de las compañías aéreas europeas a través del territorio de Bielorrusia, afirmó Artiom Sikorski, director del Departamento de Aviación del Ministerio de Transporte y Comunicaciones de Bielorrusia.

«Esperamos que prevalezca el sentido común y las empresas europeas y la UE no recurran a esas sanciones poco amistosas», dijo Sikorski en una rueda de prensa al responder a una pregunta sobre las posibles pérdidas de la parte bielorrusa en caso de que se prohíban esos vuelos.

Bielorrusia invitó a todas las partes interesadas ​​a participar en la investigación sobre el aviso de bomba que desvió el avión, comunicó el alto cargo.

Voces desde la UE llaman a sancionar a Bielorrusia

La UE barajará prohibir que los aviones de la aerolínea bielorrusa Belavia aterricen en los aeropuertos europeos después del desvío del avión de la compañía irlandesa Ryanair a Minsk, informó el diario Financial Times citando a fuentes diplomáticas.

«En una reunión de hoy [el lunes, el 24 de mayo] los líderes del bloque estudiarán medidas que incluyen la prohibición de aterrizaje de aviones de la compañía aérea Belavia en los aeropuertos de la UE», publicó el medio en su página web. Anteriormente, la UE citó al embajador de Bielorrusia, Alexander Mijnévich.

El grupo mayoritario del Parlamento Europeo –el Partido Popular Europeo (PPE)– llamó a la UE a suspender completamente la comunicación aérea con Bielorrusia después de lo ocurrido.

«A la luz del escandaloso secuestro de un avión de Ryanair en Bielorrusia, el PPE insta a los Gobiernos de los países miembros a actuar de forma común y decidida respecto a Minsk, pedimos cesar por completo la comunicación aérea con Bielorrusia: no habrá vuelos hacia o desde Bielorrusia, ni sobre Bielorrusia», dice el comunicado del partido que Sputnik tiene a su disposición.

Además, el PPE llamó a «adoptar inmediatamente el cuarto paquete de sanciones» a Minsk. El partido ya propuso iniciar un debate urgente sobre el incidente del avión de Ryanair en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo.

Por su parte, Lituania abrió una investigación penal por presunto robo y secuestro después del desvío del avión de Ryanair a Minsk. Y, más tarde, anunció que no autorizará ningún vuelo de salida o llegada que atraviese el espacio aéreo bielorruso después del incidente.

«Cualquier vuelo hacia o desde los aeropuertos lituanos que cruce el espacio aéreo bielorruso queda prohibido» a partir del martes, el 25 de mayo, dijo el ministro de Transporte, Marius Skuodis, citado por la agencia AFP.

El Ministerio de Exteriores de Bélgica convocó al embajador bielorruso en ese país y le advirtió que las acciones de Minsk respecto al avión de Ryanair no quedarán sin respuesta, comunicó la ministra de Exteriores belga, Sophie Wilmès. Bélgica exigió una inmediata liberación del periodista Román Protasévich, detenido en el aeropuerto de Minsk durante el control de pasaportes, y reafirmó el apoyo a las aspiraciones democráticas de los bielorrusos.

El vicesecretario del ministerio de exteriores de Italia, Benedetto Della Vedova, convocó al encargado interino de negocios de la embajada bielorrusa en Roma, Dmitri Yarmoliuk, para protestar contra el desvío del avión. El embajador de Bielorrusia en Berlín, Denís Sidorenko, fue citado al Ministerio de Exteriores de Alemania por el incidente.

A su vez, el jefe de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michael O’Leary, catalogó de «secuestro con apoyo del Estado» el desvió de su avión a Minsk y su aterrizaje en la capital bielorrusa.

«Fue un caso de secuestro con apoyo del Estado (…), de piratería con un apoyo estatal», explicó O’Leary en un programa de la emisora NewsTalk.

«Consideramos que en el aeropuerto [del avión] bajaron también varios agentes del KGB», subrayó a la emisora el jefe de la compañía aérea.

O’Leary advirtió que no podía dar más detalles, ya que de lo ocurrido se estaban ocupando las autoridades de la UE y de la ONU.

Rusia, por su parte, insta a evaluar el desvío del avión sin prisas y a partir de la información disponible, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajárova, tachó de escandalosa la reacción de Occidente ante el incidente con el aterrizaje de un avión de la compañía Ryanair en Bielorrusia.

«Es escandaloso que Occidente califique de escandaloso el incidente en el espacio aéreo de Bielorrusia… O le debe escandalizar todo –incluido el incidente con el avión del presidente boliviano en Austria, o no le debe escandalizar el mismo comportamiento de otros», escribió Zajárova en su cuenta de Facebook.

El Gobierno de Estados Unidos está extremadamente preocupado y analiza la seguridad de los vuelos sobre el territorio de Bielorrusia después del incidente.

«Estamos extremadamente preocupados por este incidente y el secretario de Estado [canciller], Antony Blinken, ha pedido que se investigue a fondo y que se convoque a la Organización Internacional de Aeronáutica Civil [OACI, por su sigla en inglés]», manifestó el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, a la cadena de noticias CNN.

A su vez, el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, destacó en una conferencia de prensa que el secretario general de la ONU, António Guterres, está profundamente preocupado por el aparente aterrizaje forzoso del avión de Ryanair en Minsk y pide una investigación completa sobre el incidente.»El Secretario General está profundamente preocupado por el aparente aterrizaje forzoso de un avión de pasajeros sobre Bielorrusia el 23 de mayo y la posterior detención del Sr. Roman Protasevich, un periodista bielorruso que estaba a bordo (…)

El Secretario General apoya los llamamientos para que se lleve a cabo una investigación completa, transparente e independiente de este inquietante incidente e insta a todos los agentes pertinentes a que cooperen con dicha investigación», dijo Dujarric.

Un avión de Ryanair fue desviado el 23 de mayo de la ruta de Atenas a Vilna y forzado a aterrizar en la capital bielorrusa por un supuesto aviso de bomba.

Tras el aterrizaje de la aeronave, las autoridades bielorrusas detuvieron a Román Protasévich, uno de los fundadores de los canales de Telegram Nexta y Nexta Live que jugaron un papel clave en la coordinación de las protestas que se prolongaron por varios meses tras la reelección del presidente bielorruso Alexandr Lukashenko, en agosto de 2020.

Protasévich es el creador de dos blogs de Telegram, Nexta y Belarus Golovnogo Mozga, tildados de extremistas por las autoridades bielorrusas. Minsk lo acusa de haber organizado disturbios masivos e incitado a la violencia y a la «enemistad social» hacia las autoridades y la Policía tras la victoria de Alexandr Lukashenko en las presidenciales de 2020. Protasévich figura en la lista de individuos en busca por actos de terrorismo del país.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76405 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: