La presidencia rotatoria de Rusia del Consejo Ártico: prioridades y planes

Hace dos semanas Rusia asumió la presidencia rotatoria bianual del Consejo Ártico. El país tiene planeado centrar sus esfuerzos en temas como el desarrollo socioeconómico de la región ártica y la protección del medio ambiente, entre otros, compartió en una entrevista con Sputnik el enviado especial de la Cancillería rusa para la cooperación en el Ártico, Nikolái Korchunov.

Por Karina Samigúlina*

«En el marco de la presidencia prevemos desarrollar la cooperación en cuatro direcciones principales: la población del Ártico, incluidos los pueblos autóctonos; la protección del medio ambiente, incluida la adaptación a los cambios climáticos; el desarrollo socio-económico de la región; el fortalecimiento del Consejo Ártico como foro regional clave para la cooperación intergubernamental», dijo Korchunov.

El diplomático destacó la necesidad de «elevar la calidad de vida de la población del Ártico, incluidos los pueblos autóctonos», así como garantizar un «crecimiento social gradual basado, en primer término, en un desarrollo económico sostenible de la región».

«El potencial del Ártico se necesita utilizar para garantizar el progreso en aras de toda la población (de la región), para promover los intercambios científico, educativo y cultural, el turismo, los contactos entre las personas. Al mismo tiempo, consideramos importante hablar no solo de la vulnerabilidad del Ártico al cambio climático, sino también de un aporte prometedor de la región –gracias a los recursos naturales, energéticos y de transporte– a la transición energética hacia una economía de neutralidad climática y, de este modo, al cumplimiento de los objetivos y las metas del Acuerdo de París de 2015 sobre el clima», indicó.

Además, Korchunov subrayó la necesidad de «contribuir a promover los enfoques colectivos a la solución de las cuestiones actuales de la agenda regional, así como al desarrollo de la cooperación y la coordinación del Consejo Ártico con otras estructuras regionales interesadas, incluido el Consejo Económico del Ártico y el Foro de la Guardia Costera Ártica.

PRESENCIA MILITAR EN LA REGIÓN

El diplomático advirtió que «a medida que se facilite el acceso al Ártico como resultado del cambio climático y del deshielo, se observa la tendencia de aumentar en esa región ártica la presencia militar extranjera, incluso en la proximidad inmediata de las fronteras de la Federación de Rusia».

Ese tipo de desarrollo, según Korchunov, «debilita las perspectivas de preservar la región ártica como territorio de baja tensión político-militar y de cooperación internacional constructiva».

«Nos basamos en que el Ártico carece de la capacidad para el conflicto, además no hay retos de dimensión militar que requieran el aumento de la presencia de contingentes militares de los Estados no árticos, el despliegue en los territorios de los Estados árticos de la infraestructura militar de otros países. Tenemos la firme convicción de que la preservación de la paz y la estabilidad en el Extremo Norte (ruso) es posible solo a través de un diálogo constructivo con nuestros vecinos, incluidas las cuestiones de política de seguridad, así como a través de la renuncia a las acciones provocativas», enfatizó.

Comentando la declaración de la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, de que la Alianza Atlántica prevé en una cumbre prevista para el próximo mes de junio debatir el aumento por Rusia de sus capacidades militares en el Ártico, Korchunov destacó que el país está recuperando su estructura militar en la región para garantizar su capacidad defensiva», así como para crear «condiciones seguros para la realización de los proyectos económicos a gran escala».

«Los representantes de la Federación de Rusia declararon en más de una ocasión que la actividad militar de Rusia en el Ártico no viola ningún compromiso internacional ni amenaza la seguridad de otros Estados árticos», sostuvo.

COOPERACIÓN DE RUSIA Y EEUU EN EL ÁRTICO

En opinión de Korchunov, «la cooperación ruso-estadounidense en el Ártico es uno de los ámbitos prometedores, donde Moscú y Washington comparten un interés mutuo».

«Entre nuestros puntos en común (figuran), sobre todo, la consolidación del Ártico como región de paz y de desarrollo sostenible, así como la protección de un frágil ecosistema ártico, la promoción del principio de una explotación responsable de los recursos árticos, la protección y la toma en consideración de los intereses de la población autóctona del Ártico, y la cooperación científico-técnica», dijo.

El diplomático destacó el carácter «pragmático y funcional» de las relaciones de Rusia y Estados Unidos a nivel del Foro de la Guardia Costera Ártica, así como «la disposición» de los estadounidenses a desarrollar «el diálogo en esa plataforma, celebrar consultas y (realizar) ejercicios conjuntos».

Rusia asumió el 20 de mayo la presidencia rotatoria bianual del Consejo Ártico, el foro intergubernamental fundado en 1996 que aglutina a ocho países para proteger el medio ambiente.

La organización está integrada por Canadá, Dinamarca, EEUU, Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76405 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: