Movimiento Ni Una Menos de Argentina celebra logros a seis años de su creación

El movimiento Ni Una Menos de Argentina alcanza su sexto aniversario sin movilizaciones por la pandemia pero consciente de su protagonismo, al haber contribuido a uno de los mayores éxitos políticos y sociales reclamados por el feminismo: la legalización del aborto seguro y gratuito.

Por Ana Delicado Palacios*

Casi seis meses han pasado desde que el Congreso sancionara la ley que autoriza la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) hasta la semana 14 de gestación. Hay otras conquistas, menos visibles pero igual de trascendentes, que apuntalan a Ni Una Menos como uno de los movimientos más influyentes de la región.

«Es un momento muy complicado y difícil para todo el mundo, lo que impacta en los recursos y los ánimos de quienes participamos en el mundo feminista», concedió en diálogo con Sputnik la militante Luxx Marina, una de las personas que dio origen al movimiento.

Al mismo tiempo, «esta situación de emergencia ha puesto en valor las redes de apoyo y de asistencia feminista que se formaron en los últimos años, sobre todo las informales, en las que el boca a boca establece una cadena de contactos», ponderó quien también es referente del Frente de Géneros Nuevo Encuentro en el municipio bonaerense de San Isidro.

POLÍTICA ALIADA

La primera movilización del Ni Una Menos, que resonó dentro y fuera del país, irrumpió en la agenda pública y visibilizó los feminicidios, la desigualdad salarial y la inequidad que por su condición de género sufren las mujeres.

Numerosas marchas con centenares de miles de mujeres terminaron por cristalizar estos reclamos en políticas públicas durante el Gobierno del actual presidente, Alberto Fernández.

«A seis años del primer Ni Una Menos, el movimiento de mujeres sigue más activo que nunca incluso en este año de pandemia», reafirmó este jueves la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

Al defender que el Gobierno de Alberto Fernández está comprometido «con la demandas históricas de las mujeres y de la diversidad», la ministra puso de ejemplo el programa Acompañar, con el que se brinda «asistencia psicológica, económica y social a las personas que estén en situación de violencia por motivos de género».

Esa iniciativa que asigna recursos directos a mujeres en situación de violencia, de hecho, prevé un apoyo económico equivalente al salario mínimo durante seis meses, además de garantizar la atención sanitaria tanto de las víctimas como de los hijos que tengan a cargo.

«El propio Estado ha tomado un rol central no solo con la conformación del ministerio de Mujeres, sino con al incorporar la perspectiva de género por parte de todo el Estado», retomó Marina. «Todo eso es el combustible que motoriza un montón de cambios, los cuales quizás no se ven en la superficie en estos momentos, pero son las bases de una construcción que puede ser muy grande y que traerá numerosos beneficios para toda la población».

BAJO LA ÓPTICA FEMINISTA

Un año y cuatro meses después de la primera marcha de Ni Una Menos, en octubre de 2016, se celebró la primera huelga feminista con la que Argentina se adelantó al paro internacional de mujeres, el cual se empezó a celebrar desde el 8 de marzo de 2017 en adelante.

«Los efectos de la pandemia y su propia existencia muestra un modelo de producción y desarrollo que pueden causar grandes tragedias, muerte y sufrimiento», reflexionó Marina. «Va a haber algún momento en que la humanidad reflexione sobre lo que está pasando, y todo el conocimiento, las prácticas y las teorías del feminismo son vitales para reformular la sociedad de una manera que sea más inclusiva para todas las personas».

En ese camino, «quizás lleguemos a un mundo donde nadie tiene que sufrir para que otra persona pueda disfrutar, que en el fondo esa es la verdadera justicia», finalizó la referente feminista.

Entre el 1 de enero y el 30 de mayo se constató la muerte violenta a manos de hombres de 143 mujeres, travestis y trans en Argentina, lo que da un promedio de un asesinato cada 25 horas, según la entidad feminista Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana).

Estos registros coinciden con los datos publicados por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, que en 2020 constató un feminicidio cada 35 horas, con 251 víctimas a lo largo de todo el año.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (76302 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: