El Estado colombiano tiene un gobierno menor de edad

Cuando Kant expone sobre la mayoría de edad, no se refiere a lo que el Estado colombiano establece como “mayor de edad”, es decir, según la ley, somos mayores de edad a partir de los 18 años, antes era a partir de los 21 años. Sin embargo, la ley dice que somos mayores de edad cuando cumplimos 18 años, donde se asume que ya tenemos la capacidad de tomar nuestras propias decisiones sabiamente. No obstante, la ley está equivocada, porque tanto físicamente como mentalmente adquirir la mayoría de edad es algo relativo.

Por José Antonio Támara León*

Una persona de 18 años de edad puede ser y no ser mayor de edad a los 18 años de edad. Hay personas que logran tener madurez mental antes de los 18 años de edad, y otras, mucho después de los 18 años de edad. De acuerdo a Kant, la mayoría de edad no está representada en número alguno, en realidad, la mayoría de edad es una actitud y aptitud mental. En este sentido, nos preguntamos entonces, qué es un anciano o un joven, técnicamente, un anciano es una persona que ha perdido el vigor de la juventud a causa de los años y, un joven, es una persona que está comenzando la vida, que tiene vigor.

Existen personas que alcanzan la mayoría de edad desde muy jóvenes, y al llegar a ancianos han trascendido lo suficiente. Existen jóvenes que de jóvenes no alcanzan la mayoría de edad, sin embargo, al llegar a ancianos lo logran, pero no trascienden como los primeros. Así como existen jóvenes, que llegan a viejos y, nunca alcanzan la mayoría de edad, por eso mueren engañados.

Pero. ¿Qué es ser mayor de edad según Kant? Quizás parezca una utopía, sin embargo, no es imposible. Pensar que ser mayor de edad colectivamente es una utopía, es lo que precisamente no nos deja ser mayores de edad, y es pensar como menor de edad. Ser mayor de edad abarca una serie de asuntos, que ya los ancestros milenarios han planteado sabiamente, como el de amarnos los unos con los otros, sin importar la diferencia de etnia, religión, cultura, orientación sexual, género, tendencia política. Ser mayor de edad es amar al prójimo como a uno mismo para que esto sea recíproco entre nosotros. Es tener la capacidad de tomar decisiones que no afecten al otro, es respetar la libertad de nuestro semejante, para que nuestro semejante respete nuestra libertad, es tan sencillo. Ser mayor de edad es reconocer que mi semejante tiene derecho a la vida, al mundo, y que no me debo enriquecer con el Derecho Natural que es de todos, quizá, cuando el ser humano comprenda esto, podremos vivir en anarquía, porque la ley estará en nuestros corazones, y sabremos actuar justamente.

Hoy, no estamos preparados para la anarquía aún, que al final, la anarquía termina siendo en realidad el verdadero comunismo, porque es un paraíso, el ser humano llegará a eso, no sé cuándo, pero llegará. Mientras tanto, estamos consolidados como un Estado Democrático, pero este Estado ha sido dirigido por gobernantes que han sido menores de edad, por qué, porque han tomado decisiones que van en contra de toda una colectividad, han creado un círculo vulgar y, dentro de ese círculo se han repartido la propiedad del Estado, también, las instituciones que son públicas, ellos se las reparten y las tratan como sus empresas privadas.

Hoy, el actual gobierno no respeta a la cultura, ni a la etnia, ni a la orientación sexual, tampoco a las tendencias políticas y religiosas, ni al género. No se aman ni ellos mismos, tampoco al prójimo, porque en realidad no representan a la mayoría de sus votantes, ya que ostentan el poder gracias al uso de la desinformación y de la mentira, y operar con la mentira es propio de las personas que aún no tienen la mayoría de edad. Por eso, personas menores de edad de acuerdo a Kant dirigiendo a un país, es demasiado peligroso para una nación, porque carecen de ética, propio del menor de edad según Kant, ya que corrompen al Estado y hacen de todas sus instituciones una mafia, porque son menores de edad, incapaces de gobernar para el verdadero Estado que es el Pueblo, ya que por ser menores de edad, ellos se dejan absorber por la avaricia y la codicia, sintiéndose amos y dueños del Estado, porque son débiles, y no son mayores de edad como lo plantea Kant. Por eso, cuando esto sucede, es correcto que el Pueblo se manifieste, si es un Pueblo que se ha iluminado y alcanzado la mayoría de edad.

Ahora, trasladando la situación actual del país, encontramos a miles de millones de jóvenes manifestándose en las calles con ahínco. Observamos que es una juventud que ha alcanzado la mayoría de edad, debido a todos los golpes que han vivido, me incluyo. Somos una generación que nació y creció en medio de la guerra interna que vive nuestro país, una generación que ha sufrido el mal manejo de las instituciones del Estado, y el derramamiento de sangre que ha habido cuando matan a alguien que se atreve a decir la verdad, algo que en realidad causa repudio, porque entendemos que los inteligentes estamos siendo dirigidos por gente brutal, y eso a mí me llena de ira e impotencia, porque cómo puede ser posible… En mi caso, viví la consternación que vivió todo el país cuando mataron a Jaime Garzón, en aquel momento siendo niño no entendía por qué habían matado a alguien que solamente hacía reír, yo diría que esa situación marcó a muchos de mi generación, o a todos, o a casi todos. Sin embargo, hay una generación más joven que yo, y me refiero a la generación que nació en las últimas dos décadas, en pleno siglo XXI, y que solamente lo que ha visto es guerra, esta última generación es la que está demasiado saturada, porque en las dos últimas décadas es donde más sangre ha derramado este país, hoy, eso sigue siendo evidente con el Paro.

Sobra decir, que después de haber escrito estas palabras, haya yo alcanzado la mayoría de edad según Kant, y la sigo cultivando. Hoy en el Paro, somos una generación mayor de edad, que ha llegado a ella a punta de golpes, de sufrimientos causados por malos gobiernos, por gobernantes menores de edad. Somos una generación competente para tomar las riendas de este país, ya que somos más inteligentes que el gobierno, no porque tengamos más conocimiento y sabiduría, sino porque tenemos algo muy importante: la Ética. Esto último nos hace fuertes, porque nos obliga a gobernar con Justicia, con Filosofía, con Dialéctica. Porque este es nuestro país, y nosotros somos el verdadero Estado.

*El Escribidor.

About ELCOMUNISTA.NET (79078 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: