Se levantan las barricadas del G-7

Activistas de Extinction Rebellion, la Coalición Resist G7 y otros grupos de acción directa ultiman sus programas de protesta contra la cumbre de mandatarios de siete economías destacadas, que comienza el viernes 11 en Cornualles (Inglaterra) bajo extensa protección policial.

Por Lourdes Gómez*

Un «cerco de acero» rodea ya los enclaves de Cornualles que acogerán a los jefes de Estado y Gobierno del llamado Grupo de los Siete (G-7) del 11 al 13 de junio. Las vallas metálicas se extienden por campos y playas, caminos y carreteras en torno al hotel Carbis Bay, donde tendrán lugar los debates y reuniones oficiales, y el complejo de golf Tregenna Castle, donde se hospedarán los mandatarios y sus cónyuges.

ZONA DE EXCLUSIÓN

El espacio aéreo de la zona, que incluye la localidad costera de St. Ives, está cerrado desde principios de semana. La totalidad de este precioso condado del suroeste inglés quedará vetado a los vuelos regulares y de drones a partir del jueves y hasta la clausura de la primera cumbre presencial del G-7 en dos años.

El anfitrión del encuentro y jefe del Gobierno británico, Boris Johnson, quiere proyectar su visión del Reino Unido en el pos-Brexit como un «gestor del sistema internacional pragmático y práctico», según fuentes diplomáticas.

La pandemia del coronavirus, la recuperación económica y el cambio climático, además de cuestiones geopolíticas, centran la agenda de la reunión de los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido. Sus homólogos de Australia, Corea del Sur, India y Sudáfrica se unirán al debate como invitados de Johnson.

Las restricciones del covid-19 frenarán la llegada de activistas extranjeros a Cornualles. Pero la protesta está asegurada a nivel local, nacional y virtual. Dos amplios colectivos destacan entre los grupos de presión que están coordinando un rico programa de actividades «in situ» los tres días de la cumbre.

PROTESTA GLOBAL

Una avanzadilla de Extinction Rebellion (XR) proyecta acercarse al portón del cerco de acero para hacer entrega a los dirigentes del G-7 de su mensaje colectivo: «basta de ahogarnos con promesas, queremos acción inmediata». La protesta ecologista se trasladará el sábado a la localidad de Falmouth, sede de los medios de comunicación durante la cumbre, bajo el lema «Greenwash» (blanqueo ecológico) y en denuncia de la «hipocresía de las multinacionales, empresas mediáticas, financieras…», según señaló a Sputnik un miembro del colectivo.

Además, el movimiento «Fridays For Future», que crece globalmente desde que Greta Thunberg se declarara en huelga en 2018, se reactivará el viernes 11 tras el parón de los confinamientos para frenar la propagación de covid-19. «Estaremos en las calles de Cornualles, pidiendo en alta voz, ambición, cambio y justicia», claman los coordinadores locales en un llamamiento a la movilización difundido en las redes sociales.

RESISTENCIA ANTISISTEMA

Por otra parte, grupos con múltiples enfoques y ambiciones han unido fuerzas en la coalición Resist G7, desde la Federación Anarquista a la Campaña contra la criminalización de las comunidades, Acción Palestina, la Campaña del desarme nuclear (CDN) o Paz en Kurdistán, entre muchos otros.

«El sistema necesita cambios y para cambiarlo debemos actuar», proclama la coalición, que rechaza coordinar su agenda con la Policía de la región. Entre las protestas planeadas hablan de una «jornada de acción de masas» el sábado y una manifestación el domingo contra el controvertido proyecto de ley de la Policía, Crimen y Sentencias. Será una edición particularmente crítica de las movilizaciones bajo el lema «Kill the Bill» (Matad la propuesta legislativa), que ha causado disturbios y violentos enfrentamientos con las fuerzas del orden en distintas ciudades de Inglaterra.

«Es un proyecto de ley draconiano y racista», denuncia el RG7. La protesta se ha programado en la jornada de cierre de la cumbre y promete ser «ruidosa y molesta». Son, precisamente, dos cualidades que el Gobierno de Johnson quiere eliminar de las acciones callejeras en denuncia de sus políticas.

Más de 6.500 operativos policiales estarán en servicio en Cornwall durante el evento del G-7 en una masiva operación de seguridad con un gasto estimado en torno a los 70 millones de euros (unos 100 millones de dólares).

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77697 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: