El Parlamento Europeo condena a Marruecos por utilizar a menores para presionar a España

El Parlamento Europeo ha acordado este jueves censurar la actitud de Marruecos por presionar políticamente a España con la llegada masiva de migrantes a Ceuta hace dos semanas y, en particular, por utilizar para este fin a menores no acompañados para responder al gesto de atender al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, al tiempo que ha reclamado fondos de emergencia para asistir a la ciudad autónoma.

La resolución, que ha sido aprobada por 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones, fue pactada este martes de forma conjunta por populares, socialistas, liberales y verdes y condena «el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados» como «presión política» contra un país europeo, en referencia a España.

«Lamentamos el empeoramiento de la crisis diplomática y política que socava la estrategia multidimensional y las relaciones de vecindad privilegiadas entre Marruecos, la Unión Europea y sus Estados miembros», reza el documento, que subraya a su vez la necesidad de restablecer las relaciones con el país africano.

En este sentido, los eurodiputados defienden la vía diplomática para abordar las desavenencias entre Madrid y Rabat y piden rebajar las tensiones, así como retomar el diálogo constructivo en el seno de la asociación UE-Marruecos. La resolución insiste además en el mensaje de que Ceuta es una frontera exterior de la UE, cuya protección y seguridad concierne al conjunto de la Unión, por lo que expresa su solidaridad con los ciudadanos de Ceuta y con las fuerzas de seguridad españolas.

No todo son críticas a Rabat, los eurodiputados tambien valoran positivamente el anuncio del reino alauí de facilitar la vuelta de todos los menores no acompañados identificados que hayan cruzado a territorio europeo de forma ilegal. Así, demandan cooperación a España y Marruecos para lograr la repatriación de los niños y devolverlos a sus familias, siguiendo los estándares internacionales en beneficio de los menores.

Con respecto al conflicto del Sáhara Occidental, detonante de la crisis entre Marruecos y España, el Parlamento Europeo reitera la posición «consolidada» de la UE, recalcando que está en línea con el Derecho Internacional y las resoluciones de Naciones Unidas. 

Vox se desmarca y critica que se apoye el «relato» del Gobierno

En el debate parlamentario se ha evidenciado el cierre de filas de la inmensa mayoría de grupos frente a lo que consideran un «chantaje» por parte de Rabat. Por contra, el eurodiputado de Vox, Jorge Buxade, se ha mostrado crítico con la resolución asegurando que «vende el relato» de Marruecos y España, aplaude la gestión del Ejecutivo español que «ha azuzado el efecto llamada», además de promover más fondos para «separar a los menores de sus familias». De esta forma, ha reclamado sanciones contra Rabat y aumentar los controles migratorios.

El eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido ha mostrado su «rechazo absoluto» al uso de la migración de menores para presionar a un estado miembro y ha defendido que la frontera de Ceuta es una frontera europea. Del lado del PSOE, Ignacio Sánchez Amor ha insistido en que los roces entre vecinos como España y Marruecos «son normales», pero lo que resulta «preocupante» es recurrir a «formas de presión impropias» ante diferencias políticas. Mientras que Jordi Cañas, de Ciudadanos, ha asegurado que la crisis en la frontera afecta a todos los europeos y no es un asunto bilateral de Marruecos con España. 

Por parte de Podemos, Miguel Urban ha calificado de «chantaje» la estrategia de Rabat y ha avisado de que el problema seguirá mientras la UE no cambie su política migratoria y deje de usar a Marruecos como «policía de fronteras». Ernest Urtasun, de los Verdes, ha censurado las imágenes «deplorables» de niños «desesperados» y la eurodiputada del PNV, Izaskun Bilbao, ha apuntado que la crisis evidencia que el comportamiento de Marruecos no es el propio de «un socio estratégico».

Marruecos responde: «europeizar» la crisis es «contraproducente»

Precisamente este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Burita, afirmaba que el Gobierno español está tratando de «europeizar una crisis que es bilateral» entre Marruecos y España, y subrayaba que «no terminó el 1 de junio», cuando el líder del Frente Polisario, Brahim Gali, abandonó España y regresó a Argelia.

La diplomacia marroquí reconoció a finales de mayo que la crisis con España tenía como trasfondo la soberanía del Sáhara Occidental, más que la acogida en sí de Ghali, algo en lo que Bourita ha vuelto a incidir este miércoles durante una rueda de prensa junto a su homólogo húngaro, de visita oficial en Rabat.  «La crisis persiste porque las causas profundas todavía están ahí», ha señalado el jefe de la diplomacia marroquí. «La europeización es una huida hacia adelante, una manera de eludir la realidad», ha añadido.

Al mismo tiempo, el gobierno de Rabat ha decidido excluir a los puertos españoles de las travesías marítimas que este verano conectarán al país con Europa, la conocida como Operación Paso del Estrecho (OPE), una decisión que supondrá millones de euros en pérdidas para el conjunto de empresas que operan en esta ruta.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (76308 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: