Los equipos de rescate buscan a la hermana menor de Olivia en el mar en plena conmoción social

Las tareas de búsqueda de Anna, una de las dos niñas desaparecidas en Tenerife junto a su padre, continúan este viernes en plena conmoción social después de que los equipos de rescate hallaran el cuerpo de su hermana mayor, Olivia tras más de seis semanas. La autoridad judicial ha confirmado esta tarde que la toma de huellas practicada al cadáver rescatado anoche permite afirmar ya sin lugar a duda alguna que el cuerpo es el de la pequeña Olivia.

Dos patrulleras de la Guardia Civil se han aproximado al buque oceanográfico Ángeles Alvariño que rastrea la zona donde fue hallado el cadáver de Olivia con un radar, por lo que podría haber nuevos datos.

Anna y Olivia, de uno y seis años, desaparecieron el pasado 27 de abril junto a su padre. Una desaparición que fue catalogada de «alto riesgo» y que en un primer momento se investigaba como un posible delito de secuestro. La madre de las niñas había denunciado ante la Guardia Civil que su expareja la llamó para decirle que no iba a verlas más, ni a él tampoco.

El padre de las menores, Tomás Gimeno, que tampoco ha sido localizado aún, se las llevó a las 17:00 horas del 27 de abril y tendría que haberlas devuelto ese mismo día a las 21:00 horas. Posteriormente, la mujer, Beatriz, recibió la llamada de su expareja y puso la denuncia por la desaparición.

La posibilidad que barajan ahora los investigadores es que Tomás Gimeno habría asesinado a sus dos hijas y posteriormente se habría suicidado.

El buque Ángeles Alvariño continúa las labores de rastreo

El barco del Instituto Español de Oceanografía, que desde hace doce días participa en las tareas de búsqueda, está equipado con un radar de barrido lateral y un robot marino que han sido vitales para hallar, primero, una botella de buceo y una funda nórdica propiedad de Tomás y, finalmente, el cuerpo de Olivia.

En estos momentos el buque Ángeles Alvariño se encuentra a unas tres millas náuticas del puerto de Santa Cruz de Tenerife, en la misma zona donde se produjo la última conexión con el teléfono móvil de Tomás y donde ha permanecido prácticamente desde su llegada a la isla.

El cuerpo de Olivia fue hallado por el robot submarino de rastreo del buque este jueves a mediodía a unos 1.000 metros de profundidad, a unas tres millas de la costa tinerfeña. Se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Junto a ellas, se halló igualmente otra bolsa de deportes también lastrada por el ancla, vacía.   

El Juzgado había incoado en el pasado mes de abril diligencias previas en referencia a la presunta desaparición y secuestro de las niñas, apuntando a su padre, Tomás Gimeno, como principal sospechoso. 

En la búsqueda de las dos menores y de su padre, la Guardia Civil ha desplegado en las últimas semanas medios aéreos, marítimos y terrestres.

Mensajes de pésame y condena de la violencia de género

El hallazgo del cuerpo de la pequeña Olivia ha causado una honda conmoción social y han sido numerosos los mensajes publicados en redes sociales con palabras de pésame y apoyo a la madre de las dos niñas.

«Estamos absolutamente conmocionados porque esperábamos un final diferente», ha dicho el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, en el programa Las Cosas Claras de TVE, donde ha trasladado a la famlia de Anna y Olivia su «afectuoso saludo» y la «solidaridad de tantas gentes de bien que ven en este asesinato lo peor». Así lo ha asegurado después de que ante el Ayuntamiento de la capital tinerfeña haya tenido lugar este mediodía una concentración y un minuto de silencio en repulsa por ese crimen machista.

Además, el movimiento feminista ha convocado concentraciones esta noche a las 22:00 horas frente a los ayuntamientos de pueblos y ciudades de todo el país tras el repunte de asesinatos machistas y el hallazgo del cuerpo de la pequeña Olivia.

El Colegio Alemán Santa Cruz de Tenerife, en el que estudiaba Olivia, ha manifestado su más sentido pésame a través de una nota en la que también ha convocado un minuto de silencio:»Toda la comunidad escolar del Colegio está de luto por el fallecimiento de Olivia. Nuestros pensamientos están, de todo corazón, con la niña, su madre y sus seres queridos».

Este es el último caso de violencia vicaria que se registra en España, un tipo de violencia de género en la que el agresor utiliza a los hijos e hijas como instrumentos para hacer daño a la madre o la expareja.

En lo que va de año, 17 mujeres y dos menores han sido asesinados en crímenes de género. Son 1.095 las mujeres víctimas mortales de la violencia machista en el ámbito de la pareja desde 2003 y 39 los menores asesinados por sus padres o las parejas o exparejas de sus madres desde 2013. En esas estadísticas aún no figuran la pequeña Olivia ni la menor de 17 años asesinada en Sevilla, Rocío Caíz.

RTVE

About ELCOMUNISTA.NET (76248 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: