La baleada, un platillo hondureño con su lugar en el calendario

Aunque su nombre pudiera resultar agresivo al primer contacto con el oído, si interviene el paladar la cosa cambia, pues representa una de las delicias propias de la gastronomía popular hondureña, al extremo que se ganó su fecha en el calendario nacional de las celebraciones. El segundo sábado de junio los catrachos festejan el Día de la Baleada.

Por Gonzalo Becerra*

Bajo el auspicio de Marca País Honduras, organizadora del convite, desde principios de semana diversas acciones gastronómicas, como el Tour de la Baleada (en las actuales circunstancias, a través de las redes sociales), pusieron en marcha la celebración, que ya va por su cuarto año.

La iniciativa cuenta con el aval del Congreso Nacional (parlamento unicameral), que en 2018 aprobó la celebración.

Como es común en toda la cultura gastronómica de Mesoamérica, la tortilla de maíz es la base de la arquitectura de sabores que identifica a la baleada en la preferencia popular.

SENCILLA Y MEGA

Como si la teoría social de la división de clases se extendiera a la receta catracha, uno puede encontrar la baleada al alcance de cualquier bolsillo, pero también otras más «aristocráticas», que en estos tiempos de preponderancia tecnológica son conocidas como «megabaleadas».

Al interior del continente, la tortilla doblada en dos, la elemental, contiene lo básico: frijoles fritos, queso rallado y mantequilla, aunque bien puede prescindir de uno de los dos lácteos.

Para cuando la posibilidad económica y el apetito conjugan sus demandas, entonces la baleada «engorda» con la adición de otras guarniciones, como huevo revuelto, chorizo y carne frita de cerdo, res o pollo.

Pero si el deseo llegara a coquetear con la gula, la adición de ingredientes bien podría continuar con aguacate, quesillo, plátano maduro frito, encurtido con cebolla, guacamole, rodajas de chile jalapeño o alguna salsa.

Ese monumento a la satisfacción del sentido del gusto también puede identificarse como «hiperbaleada», «superbaleada» o «chuchibaleada», en clara alusión al sushi japonés.

HISTORIA Y LEYENDA

El etnólogo interesado en la historia de la cocina popular hondureña que decida rastrear el origen del platillo y el significado de su nombre, se encontrará ante un laberinto donde se entretejen historia y leyenda.

Una de las tesis más extendidas asegura que la preparación existía antes de su bautizo y era parte importante de la dieta de los trabajadores de las compañías bananeras en el norte de Honduras.

Tampoco existe consenso a la hora de fijar el epicentro del origen de la baleada, pero los más mencionados son los campos bananeros del municipio La Lima, aledaño a la ciudad de San Pedro Sula, en el norteño departamento de Cortés y considerada la capital industrial de Honduras.

Las ciudades de La Ceiba, Tela y El Progreso, también se disputan la condición de cuna del platillo catracho.

Parecido a lo que sucede en la vecina Nicaragua con su emblemático nacatamal, en sus primeros tiempos la baleada era un plato dominical que se comía en los barracones de los trabajadores de la banana.

Una leyenda con visos de facilismo habla de una señora de San Pedro Sula que se ganaba la vida con la venta del platillo y resultó herida en medio de un tiroteo.

Luego sus clientes comenzaron a señalar su puesto de expendio como «el de la baleada».

Otra narrativa con más credibilidad ubica el surgimiento del nombre en 1964 y en la venta de Doña Tere, localizada a la vera del ferrocarril de la bananera Standard Fruit Company a su paso por la norteña ciudad de La Ceiba.

Un cliente satisfecho con la pitanza describió la fórmula alimenticia en términos «armamentísticos»; los frijoles eran balas, el queso la pólvora y la tortilla el cartucho.

Las tortillas de la Tere, «las de la línea» (ferrocarril), son reconocidas como las más antiguas de Honduras, defiende doña Teresa de Jesús Montiño, con conocimiento de causa.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77656 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: