Nuevo primer ministro israelí, Bennet, toma posesión en sesión parlamentaria muy interrumpida

El líder del partido Yamina, Naftali Bennet, es el nuevo primer ministro israelí tras una sesión parlamentaria, interrumpida en múltiples ocasiones por el banco del Likud, del primer ministro saliente Benjamin Netanyahu, y un voto de confirmación de 61 legisladores de los 120.

La sesión estuvo interrumpida constantemente por gritos de la que, ahora, será la oposición, el partido Likud liderado por Netanyahu, y el presidente del parlamento se repitió en múltiples ocasiones llamando al orden y también expulsando a parlamentarios.

El nuevo gobierno, compuesto de 8 de los 13 partidos que tienen representación en el parlamento, contará con 27 ministros, nueve de ellos mujeres.

Dirigiéndose a la Knéset (parlamento israelí), antes del voto de confianza, el líder de Yamina (a la derecha, en hebreo), Bennet comenzó su discurso agradeciendo a Netanyahu por su servicio.

«No siempre hemos estado de acuerdo, ambos han sacrificado mucho por el Estado de Israel», dijo refiriéndose al primer ministro saliente y su esposa Sara.

El político afirmó a los legisladores que el objetivo del gobierno consiste en buscar soluciones prácticas, y detalló varias labores que la coalición pretenderá llevar a cabo bajo su liderazgo.

Bennet reveló que el nuevo gobierno cerrará tres ministerios, expandirá la educación pública, mantendrá la exención de los ultraortodoxos en edad militar del servicio en el Ejército y los liberará para que se incorporen a la fuerza laboral.

Los miembros del partido de extrema derecha Sionismo Religioso fueron expulsados de la sala después de protestar contra Bennet y llamarlo «ladrón de votos».

«Israel no es como cualquier otro país, es el sueño de generaciones de judíos desde Marrakech a Budapest, desde Bagdad a San Francisco (…). Cada generación tiene sus desafíos y cada generación tiene los líderes que necesita», subrayó.

Bennett mandó un mensaje de cooperación a EEUU y también advirtió que, en su opinión, el regreso al pacto nuclear iraní por parte de aquel país es un error.

«Hay momentos en la historia judía en los que el desacuerdo se ha salido de control y nos pone en peligro a todos», agregó.

Según el político, que tuvo que gritar ser escuchado por los abucheos de la coalición de Netanyahu, los israelíes perdieron en dos ocasiones su hogar «exactamente porque los líderes de aquellas generaciones no pudieron sentarse juntos y ceder».

Bennett agradeció al ministro de Relaciones Exteriores entrante, Yair Lapid, «quien ha demostrado una gran responsabilidad nacional, generosidad política y paciencia. Sin él, no estaríamos aquí hoy».

Lapid, quien subió al podio después del nuevo primer ministro, utilizó solo un minuto de los nueve asignados para reprender a los miembros de la Knéset que continuamente estuvieron interrumpiendo al entrante jefe del Gobierno.

«Todos los ciudadanos israelíes se sienten avergonzados de ustedes, y ahora nos recuerdan por qué tenemos que reemplazarles», enfatizó el nuevo jefe de la diplomacia israelí.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77751 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: