España pasa su primer examen para viajar al futuro con dinero europeo

Este miércoles, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, abre en España y Portugal una gira que la llevará posteriormente a Grecia, Dinamarca y Luxemburgo para anunciar el acceso a los fondos Next Generation EU.

Por Jon Cordero*

Se trata de una especie de «Plan Marshall» a la europea para salir de la crisis originada por el covid-19 y fue acordado en una cumbre comunitaria de jefes de Estado y de Gobierno a mediados de julio de 2020.

Consta de 750.000 millones de euros, de los que a España le corresponden 140.000, el mayor beneficiado, junto con Italia; que son precisamente los dos países de la Unión Europea (UE) que sufrieron con más virulencia la pandemia.

Estos 140.000 millones suponen aproximadamente el 11 por ciento del PIB español, aunque se irán recibiendo hasta el año 2026 en diferentes partidas.

Aproximadamente la mitad son ayudas directas, es decir que España no las tendrá que devolver y la intención del Gobierno español es concentrar este gasto en el periodo 2021-23, según consta en la documentación distribuida por la Presidencia del Gobierno. La otra mitad, son préstamos a bajo interés que se ejecutarían de 2023 a 2026.

Para comprender las dimensiones de este plan, se puede comparar con el recordado «Plan E», con el que el anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, pretendió revitalizar la economía española tras la crisis financiera de 2008. En aquel entonces se decidió repartir 12.000 millones de euros entre los años 2009 y 2010 entre los ayuntamientos, fundamentalmente para obra pública, con el fin de mantener el empleo afectado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria española.

PRIMERO, EL PLAN

Pero no se trata de una suma de dinero que la UE entrega a cambio de nada a sus socios. Primero cada país tuvo que consensuar con Bruselas un Plan de Recuperación que es lo que este miércoles comienza a avalar Von der Leyen en la península ibérica. La presidenta empieza por Portugal, precisamente porque fue este país el primero en entregar su plan y visitará posteriormente España, que también fue uno de los primeros países en tenerlo listo.

«Ya sabemos que el plan español va a estar en la primera hornada a los que va a dar el visto bueno la Comisión Europea», avanzó este martes el secretario de Estado de Economía del Gobierno español, Gonzalo García Andrés.

El plan del Gobierno español comprende 212 medidas: 110 inversiones y 102 reformas.

Entre las reformas que promete España a cambio del dinero las hay de calado. La primera, para este año, la del mercado laboral, que pretende poner orden en el gran número de tipos de contrato de la legislación española, con vistas a incentivar la contratación y modernizar la economía española, que es el fin último de todas ellas.

Para más adelante, probablemente en 2022, quedarían la reforma de las pensiones y la del mercado eléctrico que son tradicionalmente asuntos pendientes de resolver de la economía española, a los que ningún Gobierno se atreve a entrar en profundidad por el coste político que suponen.

ECOLOGÍA Y DIGITALIZACIÓN

Los destinos de las inversiones muestran el rumbo que quiere dar el Gobierno del socialista Pedro Sánchez a la economía española. Destacan las iniciativas empresariales que tienen que ver con la transformación de la economía hacia procesos no contaminantes y digitales, las llamadas transición ecológica y digital.

En este apartado se incluyen, por ejemplo, la movilidad sostenible, la reforma de viviendas para conseguir una mayor eficiencia energética, los proyectos relacionados con energías limpias, donde ha destacado como un actor emergente el hidrógeno verde y la modernización y digitalización de las Administraciones Públicas.

Dentro del apartado de la movilidad sostenible está el primer proyecto aprobado en España que tiene que ver con el coche eléctrico, otra de las apuestas estratégicas de España para su futuro, Se trata de la creación de un consorcio público-privado del Gobierno con el Grupo Volkswagen e Iberdrola para montar una de las primeras plantas de baterías en Europa destinadas a estos vehículos, anunciado a principios de marzo.

Para pagar los 800.000 millones de euros que suponen el total de los Next Generation EU, los 27 acordaron también por primera vez emitir deuda mancomunada. La primera emisión, de unos 20.000 millones, se hizo esta semana, con una buena acogida en los mercados, según las primeras informaciones.

Con este emisión y otras dos previstas antes de verano, se pretenden pagar los primeros anticipos, de los que a España le llegarán alrededor de 10.000 millones.

Unas cifras mareantes, en definitiva, pero también una «oportunidad histórica», como repite constantemente el presidente del Gobierno español para modernizar la economía española con vistas a las próximas generaciones.

*Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77623 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: