Zajárova: «La postura de Occidente ante China revela el totalitarismo liberal que esconden»

La confrontación de los países occidentales con China ha puesto en evidencia el totalitarismo liberal que se esconde tras unos valores imaginarios destinados a socavar el creciente papel de Pekín en los procesos globales y la economía mundial, escribió la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova.

La diplomática recordó una entrevista con el New York Times donde el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, dice que Washington y París coinciden en que a China «no se le debe permitir jugar un papel dominante en el mundo».

«La frase no es solo arrogante, sino que refleja la esencia de las maniobras occidentales. Los ‘valores’ defendidos con tanta vehemencia por Occidente resultan ser un verdadero totalitarismo liberal», enfatizó.

Añadió que al leer otros materiales de los medios de comunicación occidentales, en particular, sobre los resultados de la reunión del G7 celebrada en el Reino Unido a principios de junio, hay un pronunciado «subtexto antichino».

«El ‘leitmotiv’ es uno: la reunión en la bahía de Carbis fue el primer paso en la creación de una alianza antichina de las democracias occidentales», continuó en su canal de Telegram.

Según Zajárova, en los discursos oficiales posteriores a la cumbre, los participantes hicieron hincapié en ello. La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que Alemania vincularía la cooperación con China a la situación de los derechos humanos en el país. Mientras el primer ministro británico, Boris Johnson, invitó a Australia a hacer frente a la agresión china y al mismo tiempo envió buques de guerra al mar de la China Meridional. En tanto, el presidente de EEUU, Joe Biden, se ha opuesto firmemente a la participación de China en el desarrollo de las reglas del comercio mundial y la tecnología en el siglo XXI.

La retórica antichina de Occidente

La portavoz de la Cancillería rusa calificó estas acciones de los países occidentales como «otro ejemplo de la sustitución del derecho internacional por un orden mundial basado en normas».

«No existe ninguna disposición en el derecho internacional en virtud de la cual se puedan formar complots infundados contra países aplicando presiones, amenazas y sanciones. Pero en las ‘reglas’ de Occidente sí y están tratando de extenderlas a todo el mundo», resaltó.

Agregó que todo esto está respaldado por medidas económicas.

«Merkel, en una reciente intervención, expresó su esperanza de que en la próxima cumbre se pongan en marcha proyectos específicos de expansión de las infraestructuras antichinas de las ‘democracias mundiales’ (empezando en los países africanos)», resaltó.

Después de la cumbre del G7, Washington acordó con Londres y Bruselas las subvenciones estatales a los fabricantes de aviones de pasajeros. Según Zajárova, muchos expertos coinciden en que este «gran acuerdo aéreo» responde a los planes de China de introducir en el mercado mundial sus aviones de pasajeros en un futuro próximo, que le harían la competencia a los Airbus y Boeing.

«Los antiguos rivales [Boeing y Airbus que se disputan el mercado ya hace 17 años] firmaron un acuerdo para contrarrestar las economías antimercado como China. ¿Pueden [los países occidentales] existir pacíficamente por lo menos durante 10 años sin llamar a ninguno de los Estados pacíficos enemigos y adversarios?» concluyó Zajárova.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77532 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: