Continúa la a campaña de movilizaciones de la CIG en la Provincia de A Coruña

Desde la Sección Sindical de la CIG nos vemos en la obligación de dar respuesta en la calle a la política de miedo y represión de Mercadona.

Esta vez fue en Culleredo, como antes en Betanzos o Oza.

Bajo el lema de que «los abusos de poder tienen que morir», desde la CIG ponemos blanco sobre negro la realidad de lo que supone trabajar en Mercadona.

Nos preocupa ver como los trabajadores y trabajadoras terminan normalizando comportamientos y aptitudes de sus superiores que van más allá de una relación laboral, y terminan por afectar gravemente a su salud fisica y mental.

Nos preocupa una carga de trabajo que es excesiva, pero también la presión a nivel psicológico que con el tiempo deriva en consecuencias sobre la salud de las trabajadoras y trabajadores.

Denunciamos en esta campaña de movilizaciones que la fama de Mercadona como empresa modelica, y de ejemplo a seguir por otras empresas, es algo sustentado solo sobre el papel, porque en la practica es más bien ejemplo de lo que no debería ser una empresa.

Ponemos sobre la mesa la realidad de una empresa con beneficios millonarios que no debería necesitar llevar a sus trabajadores al límite, pero que en la práctica lo hace como sistema, buscando crear un clima de miedo y indefensión que en muchos casos termina por ser irrespirable e insoportable.

En estos días estamos recibiendo mensajes de apoyo y también testimonios de trabajadores y extrabajadores de Mercadona de todo el Estado español que nos informan que lo que pasa en la Provincia de A Coruña, non es una excepción. La diferenza es que en A Coruña está la CIG defendiendo los derechos y los intereses de las trabajadoras y trabajadores, mientras en resto del Estado se encuentran huérfanos de sindicalismo, cuando no vendidos.

Como muestra, un convenio firmado en Valencia por CCOO y UGT a medida de los intereses de la empresa, con una redacción que deja a los s trabajadores practicamente indefensos, y con puntos que atentan contra la conciliación familiar y el derecho básico a enfermar, o con trampas como una mal llamada prima de beneficios que no es tal, y funciona como el «palo y la zanahoria» de la que ya habló John Ford, y se basa en un examen o valoración de los trabajadores tan subxectiva como injusta y que en la práctica sirve como herramienta de castigo a aquellos trabajadores que se atreven a exigir sus derechos.

Desde la Cig Mercadona seguiremos trabajando y movilizandonos hasta conseguir respeto, dignidad y derechos, algo a lo que jamás vamos a renunciar.

Sección Sindical da CIG en Mercadona na Provincia de A Coruña.

About ELCOMUNISTA.NET (77751 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: