C. Tangana como himno contra los desahucios y por el derecho a la vivienda en España

Un colectivo utiliza una melodía del artista madrileño para componer ‘Tú me dejaste de alquilar’, canción que critica las políticas inmobiliarias y reivindica una justicia habitacional.

Se junta en Sant Antoni de Vilamajor el tridente clásico que atenaza la vivienda. Esta localidad de poco más de 6.000 habitantes, a una hora de Barcelona, sufre desde hace tiempo los problemas principales que están tensionando el mercado habitacional. Uno de ellos es la lacra de los desahucios, que comenzaron a tomar protagonismo con la crisis inmobiliaria de 2008 y aún siguen en liza. Otro es el precio del alquiler, con meses al alza. Y uno más reciente es el fantasma de la okupación, alentado desde ciertos grupos como una ubicua amenaza.

Con estos ingredientes, el Sindicat del Poble de Vilamajor y diferentes colectivos sociales han querido defender su derecho a una vivienda digna y expresar, con humor y espíritu rebelde, sus reivindicaciones. Para darle ese toque lúdico y refrescante a una demanda ancestral han optado por adaptar la letra de un artista que ha alcanzado el estrellato internacional: C. Tangana.

La canción Tú me dejaste de querer, que mezcla ritmos latinos con rumba, ha pasado a ser Tú me subiste el alquiler. En vez de quejarse por un amor a la deriva, el estribillo lamenta las condiciones de arrendamiento a quien necesita un techo para vivir: «Tú me subiste el alquiler cuando no trabajaba, cuando más frío hacía, tú me diste la espalda», protestan en esta adaptación, que se ha presentado con un videoclip sin ánimo de lucro donde participan diferentes vecinos y miembros de plataformas ciudadanas.

«Resulta que el año pasado nos hizo muchísimo daño la imagen que se dio del pueblo por las okupaciones«, explica Adrià Vilches, uno de los responsables del Sindicat, como la semilla de este documento audiovisual, «y veníamos de la lucha contra los desahucios y contra la burbuja del alquiler, que también nos afecta». Según cuenta, en cada concentración contra un lanzamiento o acción criticando la subida del arrendamiento se palpaba mucha solidaridad, y se empezaban a remover las ganas de propagar el mensaje de otra manera.

Querían dignificar esa resistencia vecinal y sus logros, en oposición a una opinión pública más afín a las campañas mediáticas. «Se habla de moratorias o de okupas, pero no se ve la parte de expulsar a una familia y de tener edificios vacíos», replica Vilches. La idea, por tanto, era dar un punto de vista guerrero y de justicia. «Tú con 100 pisos de alquiler, yo comparto cocina, tú vives como un monarca, yo vivo con toas mis primas», espetan en una de las estrofas, remarcando también el problema de los fondos buitres y las compras masivas de inmuebles.

La idea, por tanto, era dar un punto de vista guerrero y de justicia. Muchas de las secuencias de esos tres minutos y medio de vídeo están rodadas durante la intervención de La Moreneta, un edificio perteneciente desde hace 13 años a la Sareb (conocido como el banco malo). Allí se han alojado unas 13 familias y es donde se grabaron esos planos de una radial o de varios vecinos aplaudiendo antes un cartel que pone Resistimos juntos. Obra social. «Fue hace un mes aproximadamente y ya teníamos en mente la canción», indica Vilches.

Vivienda de la Sareb 'okupada' en Sant Antoni de Vilamajor - Sputnik Mundo, 1920, 29.06.2021
Vivienda de la Sareb ‘okupada’ en Sant Antoni de Vilamajor.

Desde antes se habían lanzado algunas ideas para dar a conocer lo que ocurría en el municipio y celebrar la unión por una vivienda digna. «Queríamos que fuera una especie de himno”, argumenta Vilches, “y una chica pensó la letra, otra puso la voz, una compañera de Granollers hizo el montaje y varias vecinas se animaron a participar», rememora.

Ha quedado un documento que alterna el castellano y el catalán y que cambia las palabras de C. Tangana, que lanzó este éxito a finales del año pasado como adelanto de su disco El madrileño, para exhibir la dificultad de conseguir una estabilidad habitacional. «Además, el 9 de agosto termina la moratoria del Gobierno para detener desahucios y vemos que habrá un aluvión», cree Vilches, que ve cómo «el tema empieza a preocupar a la gente»: «Se nota el respaldo del pueblo y cómo ya hay cosas que se consideran inaceptables».

A Sant Antoni de Vilamajor, como a otros tantos núcleos urbanos de extrarradio, le afecta la famosa gentrificación de las ciudades. La subida acelerada de los pisos en Barcelona ha llegado a este rincón del Vallés Oriental, que ha tenido casos, apuntan, de un 40% más en los contratos de renta. Gracias a este vídeo, que lleva casi 8.000 visualizaciones, han notado cómo «ha cambiado la perspectiva» por el apoyo de la gente.

«Nuestro objetivo principal era que nos diera fuerzas, ánimo. Que fuera un testimonio del momento en que se encuentra la vivienda en general. Y estamos abrumados con la respuesta», confiesa Vilches, que amplía la creación y el protagonismo a otras agrupaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), cuyo logo muestran los improvisados artistas entre palmas y bailes. Toma que toma.

Sputnik

About ELCOMUNISTA.NET (77623 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: