La CIG dispuesta a mantener una movilización constante en MERCADONA para defender los derechos y la dignidad ignidade de las traballadoras/es

Continúa la campaña de movilizaciones de la CIG en MERCADONA en la Provincia de A Coruña. 

En estos días estamos recibiendo mensajes de apoyo y también testimonios de trabajadores y extrabajadores de Mercadona de todo el Estado español que testimonian que lo que pasa en la Provincia de A Coruña no es una excepción. La diferenza es que en A Coruña está la CIG defendiendo los derechos y los intereses de las trabajadoras y trabajadores, mientras en el resto del Estado se encuentran huérfanos de sindicato como tal (con las salvedades de ELA, Osta…y contadas excepciones más) , se encuentran ni más ni menos que vendidos. 

Como muestra un convenio firmado en Valencia por CCOO y UGT hecho “a medida” de los s intereses de esta Empresa, con una redacción que deija a los trabajadores practicamente indefensos, y con puntos que atentan tan llamativamente contra:– la conciliación familiar (una quimera en Mercadona)– el derecho básico a enfermar (prohibición no escrirta de caer enfermo en Mercadona: no temos realmente complementado el salario en situación de baija por I.T. pues lo retiran como, cuando y a quien les viene en gana)– chantajes económicos salientables en cuanto a la mal llamada prima de beneficios que no es tal, pues funciona como el «palo y la zanahoria» y que basa en un examen o valoración de los trabajadores tan subxectiva como injusta, y que en la practica sirve como herramienta de castigo a aquellos trabajadores que se atreven a exigir sus derechos laborales. — o medidas medievales no escritas, como obligar a tapar tatuajes con vendas  tiritas con la escusa de mantener una buena imagen, cuando la sociedad ya hace mucho que los ha normalizado y la imagen que dan los trabajadores con vendas en los brazos o tiritas en el cuello a nuestro entender es bastante peor que cualquier tatuaje. 

Desde la a Sección Sindical de la a CIG nos vemos en la obligación de dar respuesta en la calle para denunciar la política de miedo y represión que padecemos las/los trabajadoras/es en Mercadona. 

Bajo el lema de que «TIENEN QUE MORIR LOS ABUSOS DE PODER», desde la CIG ponemos blanco sobre negro la realidad de lo que supone trabajar en Mercadona, analogía veraz con el “síndrome de la rana hervida ”.

Nos preocupa ver como los trabajadores y trabajadoras terminan normalizando comportamientos y actitudes de sus superiores gerárquicos que van más allá de una relación laboral, y los conducen a graves afecciones de su salud fisica e incluso mental. 

Nos preocupa una carga de trabajo que es excesiva, pero también la presión a nivel psicolóxico que con el tiempo deriva en consecuencias muchas veces hasta irreparables, sobre la salud de las compañeras y compañeros.

Alzamos nuestra protesta en una campaña de movilizaciones insistiendo en que la fama de Mercadona como empresa modelica, y “de ejemplo a seguir por otras empresas”, es algo sustentado solo sobre el papel, porque en la practica es más bien ejemplo de lo que no debería ser una empresa. Es papel mojado, al servicio únicamente del capital del patrón.

Ponemos sobre la mesa la realidad de una empresa con beneficios millonarios que no debería necesitar llevar a sus trabajadores al límite, pero que en la practica lo hace como sistema (porque obviamente le es rentable), buscando crear un clima de miedo e indefensión en el que YA NO PODEMOS MÁS!! ES INSOPORTABLE!!! 

«Parece mentira que en pleno siglo XXI nos tengamos que mobilizar para exigir respeto y dignidad, pero así  es. MERCADONA tiene que entender que vendemos a nuestra fuerza de trabajo, ni nuestra dignidad, ni nuestra salud fisica y mental, ni nuestras vidas están en venta. Eso é algo que Mercadona no quiere entender», señala André Abeledo, delegado de la CIG en el comité provincial de A Coruña.

En este sentido, explica que el persoal está sometido a presiones continuadas y a unos ritmos de trabajo estresantes para cumplir con los tiempos que les marcan, «imposibles de cumplir por la enorme carga de trabajo». Esto hace que el persoal este sometido a una elevada tensión que al final acaba derivando en problemas para nuestra salud.

A wsto hay que añadir además los compartimentos irrespetuosos por parte de determinados mandos «que son humana y laboralmente intolerables, pero que Mercadona obvia, consiente y encubre». Una posición patronal que contratasta con imagen de empresa modelica que Mercadona vende en los medios de comunicación, apesar de que la realidad laboral es bien distinta.

About ELCOMUNISTA.NET (81278 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: