El escándalo de la FDA: la agencia estadounidense ayudó a promover un medicamento dudoso para la enfermedad de Alzheimer

La agencia estadounidense FDA ha estado en el centro de un escándalo que socava la credibilidad de sus decisiones en una era tan frágil como la pandemia.

La jefa del departamento, Janet Woodcock, pidió a las autoridades federales que realicen una investigación independiente sobre las circunstancias de la certificación de un nuevo medicamento para la enfermedad de Alzheimer, ya que resultó que representantes de la FDA trabajaron en estrecha colaboración con el creador del medicamento. , Biogen Inc.

El viernes se conoció el contenido de una carta enviada por Janet Woodcock al Inspector General del Departamento de Salud de Estados Unidos, que supervisa las actividades de la FDA.

El medicamento Aduhelm fue aprobado el 7 de junio, a pesar de las objeciones de algunos expertos de la FDA sobre el costo del medicamento (56 mil dólares al año) y las dudas sobre su efectividad. Reuters informa que tres de los 11 miembros del consejo científico de la FDA han dimitido en protesta contra la certificación de Aduhelm. Dos rondas de ensayos clínicos de este fármaco no han demostrado su eficacia.

Resultó que mientras el medicamento esperaba la aprobación de la FDA, los empleados de la agencia se reunieron con la gerencia de la empresa. Trabajaron juntos en un informe destinado a la junta de asesores independientes de la FDA.

El hecho de la cooperación inadecuada de los empleados de supervisión estatal con el fabricante del medicamento se hizo conocido por la ONG estadounidense más influyente para la protección del consumidor, Public Citizens. En diciembre del año pasado, el jefe del departamento de salud de la ONG pidió al Ministerio de Salud que llevara a cabo una amplia investigación para averiguar cuándo Janet Woodcock se enteró de la cooperación con Biogen y si no mantuvo estos contactos cercanos. Es citado por el Wall Street Journal .

Al final, la directora de la FDA se vio obligada a pedir al departamento que realizara una investigación ella misma. “Su carta es más una maniobra para reducir la presión sobre la FDA: no cuestiona la decisión de certificar el medicamento, solo pide conocer la naturaleza de la interacción de sus empleados con la empresa”, comentó un analista de la sociedad de inversión Sofitel.

En este contexto, las acciones de Biogen cayeron bruscamente (-3%) de precio en la cotización del viernes en la Bolsa de Nueva York.

eurnews

About ELCOMUNISTA.NET (77751 Articles)
Síguenos en Twitter @elcomunistanet Síguenos en Facebook grupo: el comunista prensa roja mundo hispano Nuestro e mail: elcomunistaprensa@yahoo.com
A %d blogueros les gusta esto: